Raúl Rangel Frías proyectó la vocación humanística de la UANL

De WikiNoticias UANL

(Diferencias entre revisiones)
(Página creada con '''' 15 de marzo de 2006''' Poner aquí el pie de foto “En el 93 aniversario de su natalicio, la Universidad Autónoma de Nuevo …')
 
Línea 1: Línea 1:
''' 15 de marzo de 2006'''
''' 15 de marzo de 2006'''
-
[[Archivo:1503-152225.jpg|frame|border|right|Poner aquí el pie de foto]]
+
[[Archivo:1503-152225.jpg|frame|border|right|El rector de la UANL encabezó la guardia de honor al maestro Raúl Rangel Frías, en compañía de las autoridades universitarias.]]
“En el 93 aniversario de su natalicio, la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) se reconoce como el centro de cultura superior en la que Raúl Rangel Frías proyectó la vocación que definió el trayecto de su vida: el humanismo”, dijo en su discurso José Antonio González Treviño.
“En el 93 aniversario de su natalicio, la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) se reconoce como el centro de cultura superior en la que Raúl Rangel Frías proyectó la vocación que definió el trayecto de su vida: el humanismo”, dijo en su discurso José Antonio González Treviño.

última version al 14:29 10 jun 2010

15 de marzo de 2006

El rector de la UANL encabezó la guardia de honor al maestro Raúl Rangel Frías, en compañía de las autoridades universitarias.

“En el 93 aniversario de su natalicio, la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) se reconoce como el centro de cultura superior en la que Raúl Rangel Frías proyectó la vocación que definió el trayecto de su vida: el humanismo”, dijo en su discurso José Antonio González Treviño.

El rector de la UANL encabezó la guardia de honor al maestro Raúl Rangel Frías, ceremonia en la que participaron familiares de quien fuera gobernador de Nuevo León, maestros, funcionarios y estudiantes; el acto tuvo lugar el 15 de marzo de 2006 al pie del monumento ubicado en la Plaza de los Universitarios Ilustres.

MERECIDO HOMENAJE

En su discurso, y luego de realizar la guardia de honor correspondiente, el Rector de la Máxima Casa de Estudios llamó a cultivar el humanismo en la sociedad actual, exhortó a terminar ya con la violencia y la destrucción e instó a trabajar en la esperanza y el amor, así como en la tolerancia.

“La agenda académica y cultura de la Universidad tiene este sentido, esta inspiración, la formación de hombres y mujeres integrales, la conformación de sociedades justas y libres”, expresó convencido.

González Treviño anunció ante Alejandra y Raúl Rangel Hinojosa la creación de la Cátedra Raúl Rangel Frías, que permitirá difundir la trayectoria y el pensamiento de quien además de estudiante y maestro, fue rector de la UANL.

En tanto, la maestra Alejandra Rangel Hinojosa agradeció a la Universidad el homenaje que cada 15 de marzo realiza a su padre, reconocido escritor, historiador, abogado, político, maestro universitario, conferencista y orador elocuente.

“Quiero que escuchen las palabras que representan el íntimo sentimiento de un hombre que no se despide de la Universidad, que se aleja, pero que estará a cierta distancia y en momento diferente, presente en la responsabilidad que asume hoy, que no es sino la continuación de la responsabilidad anterior”, dijo visiblemente emocionada.

Así compartió con la audiencia un breve texto que el 17 de abril de 1955 pronunciara el maestro Raúl Rangel Frías en el claustro universitario para separarse de la Universidad:

“No olvidemos, mi Universidad, mantenernos en contacto y adheridos a los problemas sociales, a las adversidades de nuestro campos, a los sacrificios de nuestros obreros, a las dificultades de nuestra clase media. No olvidemos que nuestra juventud nos proporciona, a nosotros los maestros, el sentido y rumbo de la historia y que si tenemos la obligación de poner en sus manos las letras, el pensamiento y la ciencia, la propia juventud tiene el mensaje que debe fecundar esas letras para que entre unos y otros podamos integrar la verdad fecunda, la verdad, completa, la verdad auténtica, una verdad que no sea el provecho ni el patrimonio de unos o de otros, que sea capaz de cobijarnos entre esperanzas y derrotas, como esta bóveda inmensa de la noche en que se anuncian los luceros del alma”.

Herramientas personales