María Elena Chapa Hernández: En la práctica la inequidad persiste, y por supuesto, lastima

De WikiNoticias UANL

Revisión a fecha de 16:57 18 may 2010; Lupe (Discusión | contribuciones)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)

17 de marzo de 2010

María Elena Chapa fue reconocida con el Premio UANL Flama, Vida y Mujer 2010 en el ámbito de Desarrollo Gubernamental. Ella ha sido senadora de la República, diputada local y federal, líder de género en su partido e incansable luchadora de los derechos de la mujer.

Su historia personal y profesional está ligada a los cambios sociales que oscilan en el mundo de las responsabilidades y retos por su condición de género. Dijo elegir como quehacer el defender los derechos de las mujeres, a veces, transgrediendo un orden, pero siempre, con la esperanza de por fin lograrlo.

Luego de recibir el premio María Elena Chapa expresó que ella es como miles de mujeres que enfrentan las urgencias. Le interesan mucho las causas, los problemas y las necesidades de las mujeres, pero con una ventaja: tiene voz y con ella exige el ejercicio de los derechos: todos.

Relató entrar a la Universidad cuando Yuri Gagarín hacía su primer viaje espacial y aparecía la palabra informática. Estudió en medio de acontecimientos sociales del 68, como el de Tlatelolco, los Beatles, y aquello de Amor y Paz.

“Entiendo que he sido coyuntural y no estratégica, he podido incidir en la agenda legislativa y en las políticas públicas de manera sustantiva; desde las leyes he procurado garantizar la igualdad y la equidad en las decisiones y oportunidades”.

Acusó seguir viendo los títulos de las mujeres en masculino, no aplicarse el salario igual para trabajos del mismo valor, y la presencia escasa de mujeres en la política, pues expuso como ejemplo, que hay pocas rectoras en nuestro país.

“En la práctica la inequidad persiste, y por su puesto, lastima. Aprendí a construir en la pluralidad y la diversidad de los consensos. La cultura prevaleciente nos escatima el lugar que la historia nos otorga. Cada vez que ocurre un adelgazamiento presupuestal corren a miles de mujeres de sus trabajos”.

Y añadió, “Me es difícil entender cómo una mujer tiene que esperar doce años para ocupar una jefatura, y con el triple de salario llega el funcionario joven, proveniente de una universidad extranjera, a ocupar sus espacios”.

Haciendo una retrospectiva de su intelectualidad considera que el estudiar filosofía le dio las estructuras conceptuales necesarias para el debate y la visión de las humanidades en la práctica política.

Su aliento son las mujeres que pese a los obstáculos son jefas de Estado y ministras de sus países. Que ejercen el poder con proyectos de vida donde caben mujeres y también hombres. Igualmente le complacen las mujeres Premios Nobel. Considera que las literatas ya se instalaron en el entorno, al igual que las luchadoras por la paz y las economistas.

“Ya no hay regreso, las precursoras nos abrieron el caminos y nosotras mantenemos la puerta abierta para que transiten otras. Pero se requiere fuerza, tiempo, competencias y recursos humanos para que las mujeres logremos conciliar nuestros intereses diversos sin sacrificar ninguno”.

Finalmente recuerda que el informe de Naciones Unidas de hoy, nada alentador, informa que el 57 por ciento de las mujeres calificadas de México trabajan en áreas grises y no forman parte del mercado laboral.

“He visto la segunda y la tercera ola del feminismo, mi esperanza es que la cuarta ola sea irreversible. Ya están aquí las mujeres preparadas que van a garantizar la transformación de esta sociedad”, sentenció.

MARÍA ELENA CHAPA

Nació en Doctor González, Nuevo León. Es egresada de la Escuela Normal, licenciada y master en Filosofía. Ha sido profesora universitaria y funcionaria en salud, educación y población; funcionaria en organismos nacionales e internacionales; senadora, diputada local y federal y actualmente preside el Instituto Estatal de la Mujer en Nuevo León.

Entre sus ensayos de política destacan: Método de análisis para la formación docente (OEA, 1986), Foro de análisis y debate sobre partidos políticos y sociedad civil (IFE, 1995), La conquista del voto femenino en México (2004), Mujeres: una visión masculina (2006) e Igualdad en la diferencia (2008), entre otros.

Ha sido Presidenta del Consejo Consultivo del Programa Nacional de la Mujer (PRONAM 1997-2000), presidenta fundadora del International Women’s Forum Capítulo México (1993-1995), Presidenta del Congreso Nacional de Mujeres por el Cambio del Partido Revolucionario Institucional (1994-1999), entre otros.

Herramientas personales