Comparten estrella de Astrónomos

De WikiNoticias UANL

Revisión a fecha de 21:28 17 jun 2010; Mirjana (Discusión | contribuciones)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)

21 de septiembre de 2009

Los hermanos Felipe Alejandro y Andrés Alejandro Salazar Vázquez, alumnos de la Facultad de Físico-Matemáticas conquistaron la Quinta Olimpiada de Astronomía en México del Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica.

Además del ‘Alejandro’ y los apellidos, los hermanos Felipe y Andrés comparten el gusto por la astronomía y la divulgación científica desde muy pequeños. Y es que su padre sería el big bang de ese gusto estelar.

Los estudiantes del quinto y primer semestre, respectivamente, de la licenciatura en Física de la Facultad de Físico-Matemáticas crecieron junto al Cosmos de Carl Sagan, la divulgación científica de Isaac Asimov y los especiales de astronomía del Discovery Channel.

Hoy 21 de septiembre de 2009 ese pequeño cúmulo de saber astronómico, que de forma elíptica ha gravitado en sus aficiones y rasgos inquisitivos, los ha llevado a conquistar en su respectiva órbita de competencias la Quinta Olimpiada de Astronomía en México y Segunda Olimpiada de Astronomía de Centroamérica y el Caribe.

Además de los hermanos de 19 y 17 años, fueron seleccionados otros veinte estudiantes de licenciatura y seis del nivel preparatoria en el evento celebrado en Tonantzintla, Puebla en las instalaciones del Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE) del 24 al 28 de agosto de 2009.

El 27 de junio de 2009, en la primer etapa del concurso explicó Felipe, los concursantes descargaron de Internet un examen de convocatoria abierta compuesto por tres problemas razonados y una pregunta abierta que se resolverían y enviarían en menos de doce horas por la misma vía.

El examen del nivel licenciatura, recuerda Felipe, estaba integrado por problemas razonados sobre cinemática, movimiento de objetos y electromagnetismo; y una pregunta abierta sobre la Aurora Boreal.

“Nuestra fortaleza, quizá, sea la manera de expresarse, la explicación que uno da, quizá la rigurosidad en los pasos que uno da. También saber aplicar las herramientas matemáticas.”, consideró el mayor de los Salazar Vázquez.

En el de preparatoria, interviene Andrés, había un problema relacionado a la magnitud del brillo de las estrellas. Andrés participó en dicha categoría pues por la fecha recién había concluido el cuarto semestre en la preparatoria.

“De pequeños nuestro papá nos compraba libros de ciencias. También teníamos la oportunidad de tener televisión de paga donde veíamos canales de ciencia, en nuestro ratos libres veíamos los documentales.”, recuerda Felipe.

Además de ver los mismos programas, siendo alumnos ambos pertenecieron al Club de Astronomía de la Preparatoria 15, Florida. Situación que piensan, quizá los hizo decidirse por esa rama del conocimiento científico.

“Leíamos a Carl Sagan, que si bien no leí los libros, vi toda la saga de Cosmos, o Isaac Asimov que tiene libros de divulgación de la ciencia, historia de la ciencia.”. Aunado a esto Felipe dice recibir por correo electrónico un boletín de Ciencias y Tecnología.

Para vivir su afición dicen contar con unos binoculares en los que dicen apreciar algunos astros o cuerpos celestes en el cielo tachonado de estrellas del sur de la ciudad de Monterrey.

Y gracias a ser los ganadores del concurso la tecnología astronómica de los hermanos Salazar Vázquez cambiaría. Por obtener el primer lugar en el nivel preparatoria Andrés fue premiado con dinero equivalente en pesos para la compra de un telescopio.

En el caso de Felipe, al ser el ganador de la categoría de licenciatura recibió el equivalente en pesos al valor de una laptop y un viaje al Observatorio “Guillermo Haro” en Cananea, Sonora (OGH).

Y aunque recién comiencen su carrera de física en la UANL, los hermanos ya piensan en la exósfera de los estudios astronómicos de posgrado.

“Mi plan es estudiar después un posgrado en astronomía. Todavía no conozco los planes, pero me gustaría algo de espacio profundo, la formación de los sistemas solares o de las galaxias”, dijo Felipe.

Por su parte Andrés dice tener pensado el especializarse en temas relacionados a la astrofísica, pero todavía no sabe puntualmente en qué.

Igual que los dioscuros de la mitología griega, los gemelos Castor y Pólux inmortalizados como estrellas que brillan en la constelación de Géminis; los hermanos Salazar Vázquez celebran hoy con luz propia el ser una promesa para la astronomía en México.

Herramientas personales