Vuelan Tigres para ayudar a centro de educación especial

De WikiNoticias UANL

29 de agosto de 2007

Como parte de su filosofía y compromiso de coadyuvar con los diversos segmentos de la sociedad, principalmente los más vulnerables, la Universidad Autónoma de Nuevo León suscribió un convenio de participación con Effeta, centro de educación especial que atiende a niños, jóvenes y adultos con discapacidad intelectual.

El mes de noviembre, los tigres 'volaron'…

Y es que la campaña de ayuda que inició la Universidad Autónoma de Nuevo León para recaudar fondos a beneficio de Effeta tiene como actividad central el sorteo Tigres a volar, misma que se realizó el 21 de noviembre de 2007 en el estadio Gaspar Mass.

Lo anterior fue dado a conocer durante la firma de convenio que suscribieron el ingeniero José Antonio González Treviño, Rector de la UANL y el señor Enrique Yturria, Vicepresidente del Consejo de Benefactores de Effeta, institución con 32 años de atender a personas con discapacidad intelectual.

El Rector José Antonio González Treviño dejó claro que la Universidad Autónoma de Nuevo León es líder en programas asistenciales, donde los estudiantes universitarios se ven involucrados en los proyectos dirigidos a los más desprotegidos de la entidad.

INSTITUCIÓN SOLIDARIA

El año 2006, una campaña similar se implementó a beneficio de la Alianza Anticáncer Infantil, ahora toca el turno a Effeta, organismo que atiende a 160 alumnos entre 2 y 50 años de edad, con discapacidad intelectual a quienes ofrece educación inicial, preescolar, primaria, y continua.

Durante la firma de convenio, realizada el 28 de agosto de 2007 en las instalaciones de la Bibliotecas Universitaria “Raúl Rangel Frías”, Enrique Yturria hizo público su agradecimiento por el apoyo de la Universidad Autónoma de Nuevo León hacia la institución que él mismo apoya y sobre todo se dijo sorprendido del impacto que los programas asistenciales tienen en el alumnado de la Máxima Casa de Estudios.

En su oportunidad, el Rector manifestó que es importante que la UANL sea reconocida por su calidad académica, por su investigación y logros deportivos, pero también por la energía que sus estudiantes le imprimen a cada programa de servicio a la comunidad.

“La Universidad tiene el liderazgo importante, los estudiantes cuando participan en estos programas se sensibilizan y se vuelven más humanistas para atender la problemática que viven los más desprotegidos; nuestros estudiantes son lo que le dan energía a esta actividad de procuración de fondos y conocen de primera mano las necesidades de cada institución a la que ayudan”, dijo en su mensaje González Treviño.

Francisco Barrera Cortinas, titular de la Dirección de Actividades Estudiantiles, explicó que el 21 de noviembre de 2007, en el estadio Gaspar Mass, desde un helicóptero fueron tirados a la cancha los miles de tigres que fueron vendidos entre la comunidad universitaria y la sociedad en general.

En 10 yardas del estadio se colocaron cada uno de los diez premios que fueron entregados a su ganador, un automóvil de la marca Ford fue el primer premio, pero también hubo viajes, televisiones y demás aparatos del hogar. El costo de cada Tigre es de 50 pesos y la campaña de venta inició el 28 de agosto de 2007 en cada facultad, escuela técnica y preparatoria universitaria.

Herramientas personales