Visión de Anáhuac, síntesis de la deseada concordia nacional

De WikiNoticias UANL

29 de mayo de 2009

En su libro más difundido, Visión de Anáhuac, Alfonso Reyes ofrece una síntesis de la deseada concordia nacional.

En su libro más difundido, Visión de Anáhuac, texto fundamental en la configuración de una nueva visión de México, escrito en 1915, Alfonso Reyes ofrece una síntesis de la deseada concordia nacional.

Para elaborar esta alegoría simbólica personal y colectiva de lo que ha sido, es y puede ser la patria, su autor sintetiza y refunde lingüística, genérica, cultural y geográficamente un enorme abanico de textos de la civilización grecorromana, la Biblia, el barroco y los siglos XVIII al XX.

En su conferencia “Identidad nacional y construcción textual en Visión de Anáhuac (1519)”, Anthony Stanton identifica textos específicos de veintisiete autores de diferentes épocas citados en un ensayo de apenas veintidós páginas sin incluir pintores, artistas y las referencias metodológicas.

Las primeras imágenes del Valle de México ofrecidas en su primera parte están impregnadas por la influencia principalmente de Hernán Cortés y Bernal Díaz del Castillo, pero también retoma a los cronistas y poetas indígenas.

Este ensamblaje o sincretismo textual, consideró Stanton, estaba en relación con el sincretismo cultural de México y encierra su mensaje ideológico: la nueva unidad y estética propia del texto como simbolismo de la idea de la “concordia nacional”.

Esta obra inaugura su soñada idea de escribir una serie de ensayos bajo la divisa “en busca del alma nacional”. En carta a Antonio Mediz-Bolio en 1922 afirma: “La Visión de Anáhuac puede considerarse como un primer capítulo de esta obra en la que yo procuraría extraer e interpretar la moraleja de nuestra terrible fábula histórica”.

El catedrático descarta la “visión cubista de un collage textual”, como lo afirma Paulette Patou, no encuentra choque violento ni incongruencias cuando Reyes parafrasea, modifica citas y elimina arcaísmos del lenguaje de Bernal y Cortés para convertirlo en un léxico del siglo XX.

Si bien encuentra fragmentarismo y multiperspectivismo, presente en el cubismo, por el contrario prevalece un criterio de unidad armónica ajeno a la vanguardia.

La escritura fragmentaria, origen de textos indeterminados como la Visión es uno de los varios rasgos esenciales encontrados por Stanton entre los ateneístas y los escritores de la generación de 1898 en un evidente paralelismo.

Construye el libro a partir de cuatro partes elaboradas por fragmentos interiores, si bien hay algunas de ellas cargadas de lirismo e imágenes poéticas, no es un poema en prosa.

“Es un texto híbrido difícil de clasificar, en todo caso es un ensayo.” Desde sus orígenes estaba pensado como un ensayo erudito, pero Reyes abandona esta idea para elaborar un texto de creación y recreación, “la erudición cede ante la creación”, dice.

Tampoco es un ensayo clásico pues su propósito no es argumentar sino recrear y convencer mediante el estilo, más bien encuentra elementos del romanticismo. “la idea del alma nacional es invención romántica, no clásica”.

Esto se debe, sugiere, cuando Reyes en el exilio europeo se libera de la influencia “disciplinaria” de Pedro Henríquez Ureña para hacerse escritor de todos los géneros.

Los cinco fragmentos internos de la primera parte están referidos al descubrimiento del Nuevo Mundo, su naturaleza, la comparación con el Viejo Continente, la desecación del lago, la fundación de Tenochtitlán y la primera visión de ella por los conquistadores.

En la segunda recrea la metrópoli a través del mercado, el palacio de Moctezuma y la “casa de los dioses”. La tercera, y menos brillante para Stanton, es su reflexión sobre el símbolo de la flor, Reyes contaba con pocos estudios y de mala calidad sobre la lírica náhuatl, su única fuente eran las traducciones al inglés de Brinton con despecho de probables adulteraciones.

La cuarta y última parte es la más breve, un párrafo donde, en años aciagos de la Revolución, ofrece un mensaje de esperanza.

Herramientas personales