Utilizan modelo multidimensional en evaluación y atención al adulto mayor

De WikiNoticias UANL

18 de agosto de 2005

El Centro Regional para el Estudio del Adulto Mayor (CREAM) del Hospital Universitario "José Eleuterio González", es una clínica de rehabilitación y evaluación geriátrica.

Los años llegan y se quedan en nosotros teniendo que vivir con ellos día a día, y así como vemos a las personas de la tercera edad, cada ser humano llegará a ser un adulto mayor que dependerá de los mas jóvenes para sobrevivir.

Se les considera adultos mayores a las personas que sobrepasan los 65 años de edad, muchos de ellos están en el completo abandono a pesar de que sus necesidades son mucho mas que las de un niño pequeño.

El decir que son una carga para los hijos y despreciarlos sólo porque su capacidad para la adaptación a la vida cotidiana es un poco más lenta que las de personas que cuentan con menor edad, son emblemas del prejuicio en contra de las personas mayores.

La geriatría, un termino no muy conocido por la comunidad pero que compete a toda ella, es la rama de la medicina interna que se encarga de la atención de los problemas de salud en la vejez, esta terminación viene de gerat gereonte que significa viejo y atros (médico), esta ciencia nace en los cuarenta y desde hacía 15 años se encontraba en nuestro estado.

Aunque tenga una intervención sencilla, callada y con un ritmo de trabajo pausado, el Centro Regional para el Estudio del Adulto Mayor (CREAM) del Hospital Universitario (HU) “José Eleuterio González” -creado en octubre del 2003-, es una clínica de rehabilitación y evaluación geriátrica, donde se utiliza un modelo multidimensional de evaluación del paciente mayor con personal de las diferentes ramas de la salud.

El geriatra Ricardo Salinas Martínez hasta entonces jefe del servicio del HU menciona que “la nuestra es una labor clínicamente muy complicada, no tenemos grandes intervenciones como lo tienen cardiología, neumología, pero debemos de tener mucho criterio clínico, tenemos que estar muy pendientes de todo lo que estamos haciendo por nuestro paciente”.

Hasta agosto de 2005, equipo de 20 profesionales de la salud conformado por nutriólogos, psicólogos, trabajadores sociales, rehabilitación, enfermeras, entre otros, proveían a la sociedad un modelo de cuidado, al abordar los problemas de salud mas práctica y eficazmente, con mucha mayor satisfacción para las personas adultas.

Su trabajo no se compara con un especialista, dado a que no sólo se concentran en una sola enfermedad, sino que en la mayoría de los casos los adultos mayores tienen varias de éstas, la valoración que se tiene que hacer es ver el cómo coinciden dichas enfermedades para dar un grado de incapacidad física y así poder conocer el riesgo en el que está el paciente.

Hipertensión, depresión, diabetes, problemas de reumatismos y demencia son las enfermedades más comunes que se atienden en este centro, y es especialmente esta última la que despierta la mayor preocupación del médico del Hospital Universitario de la UANL.

“El 5 por ciento de lo mayores de 65 tienen algún tipo de demencia y al llegar a los 80 años puede llegar a alcanzar al 60 por ciento; es muy serio el problema para las familias, para la comunidad, para los recursos, para la salud, y lo peor del caso es que el prejuicio hace que muchas veces el paciente se vea sin atención”.

Según las estadísticas dadas por este centro se prevé que para el 2025 la cuarta parte de la población actual de nuestro estado será adulto mayor, lo cual implica que el trabajo en este centro aumentará gradualmente.

Hasta la fecha, el CREAM tenía una capacidad neta para 25 personas y atendía un rango de 12 a 22 pacientes diarios en un horario de 9:00 a 14:00 horas, y muy pronto operaría con un horario vespertino, donde se contaría con rehabilitación neuropsicológica para pacientes que sufrían depresión, confusión, demencia o algún trastorno del sistema nervioso central.

El costo de la consulta era de 150 pesos pero en algunos casos y dependiendo de las necesidades de los pacientes, su nivel social y económico, esta suma simplemente se volvía nula.

Como una recomendación hacia la comunidad, el doctor Ricardo Salinas mencionó alguna recomendaciones y cuidados para los adultos mayores los cuales son:

  • No tener ningún sufrimiento
  • Los cambios de afecto y estado mental, no deben hacerse en base a la edad, no hay que juzgarlos solo porque son mayores
  • Deben de tener una dieta a base de proteínas
  • Evitar a toda costa el aislamiento

La vida de una persona mayor pasa por un deterioro en donde muchas veces ni los familiares se dan cuanta de ello, es por eso que el hacer visitas periódicas a este tipo de centros puede ayudar a entender y mejorar el modo de vida de un adulto.

Herramientas personales