Universidades deben situar al estudiante en el centro del proceso educativo

De WikiNoticias UANL

25 de septiembre de 2008

El doctor Alejandro Tiana Ferrer dictó una conferencia magistral en la Universidad Autónoma de Nuevo León.

“El desafío que hoy enfrentan las universidades es situar al estudiante en el centro del proceso educativo, ya no es el profesor; el proceso de enseñanza-aprendizaje tiene sentido en tanto mejore el aprendizaje de los estudiantes”, enfatizó el doctor Alejandro Tiana Ferrer, Director del Centro de Altos Estudios Universitarios de la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI).

En las instalaciones de la Biblioteca Universitaria “Raúl Rangel Frías”, el académico expuso la conferencia “Principales Retos en el desempeño de los profesores en modelos educativos innovadores”, invitado por el Consejo Consultivo Internacional de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

En su ponencia, el pedagogo español dejó claro que la universidad no tiene sentido si solo está concebida en función del profesor y el conocimiento, “porque lo más importante es qué hace el estudiante para lograr profesionalizarse”, insistió.

ABORDAN LOS DESAFÍOS DE LA ES

El doctor Alejandro Tiana Ferrer, visitó la Máxima Casa de Estudios de Nuevo León como parte de las actividades del Consejo Consultivo Internacional de la UANL y ante una audiencia integrada por docentes de nivel bachillerato y educación superior habló de los desafíos del sistema educativo actual.

“Creo que no hay una varita mágica para resolver los problemas actuales en materia de educación superior, pero todos estamos trabajando sobre lo mismo, tenemos que analizar la realidad de lo que pasa en el aula y quitarnos prejuicios respecto a la metodología de enseñanza, como por ejemplo las clases magistrales”, dijo en su conferencia.

Destacó que ahora es necesario centrar el proceso de enseñanza-aprendizaje en los estudiantes, saber dónde están los alumnos y profesores, qué se espera de la profesión de docentes, porque no se pueden hacer cambios en el sistema educativo sin hacer un diagnóstico de la realidad.

“En España hicimos ese diagnóstico y observamos que en las universidades predomina la clase magisterial aún cuando se conocen metodologías alternativas; que utilizamos poco las tutorías de los estudiantes y que hay una conciencia en el profesorado en la necesidad de cambio, pero no ha sido traducido a los hechos; pero sobre todo en que faltan incentivos a la labor docente”, expuso.

Tiana Ferrer destacó que actualmente se le da más apoyo a la labor de investigación que a la labor docente e incluso hay una limitada formación del profesorado y no se analizan sus conocimientos en la docencia en educación superior.

“Hay siete líneas de investigación respecto a la labor del docente en el proceso enseñanza-aprendizaje: refuerzo del compromiso institucional, mejora de la formación del profesorado, la búsqueda y difusión de referentes y modelos; impulsar la innovación en la universidad, la obtención de recursos para la docencia, el establecimiento de incentivos al profesorado y evaluación de la docencia”, enumeró el académico ibérico.

Concluyó en que, luego de ese diagnóstico en las universidades de España, existe un panorama muy claro: las universidades son concientes de que deben cambiar, pero hay una convicción de que no están preparadas para enfrentar ese cambio.

“Y ese cambio no debe ser responsabilidad de la universidad, sino una responsabilidad compartida, con profesores (que necesitan formación, recursos y mecanismos de apoyo) involucrados, pero también las universidades deben saber que no todo puede recaer sobre el profesorado”, sentenció.

Herramientas personales