Universidad con nivel de carácter mundial

De WikiNoticias UANL

29 de enero de 2008

De aquella cátedra de jurisprudencia en 1823, del nacimiento en 1933 de la Universidad de Nuevo León y hasta este 2008, la ahora Máxima Casa de Estudios de la entidad ha sufrido una serie de transformaciones que hoy la colocan como una institución de educación superior líder en México.

De aquella cátedra de jurisprudencia en 1823, del nacimiento en 1933 de la Universidad de Nuevo León y hasta este 2008, la ahora Máxima Casa de Estudios de la entidad ha sufrido una serie de transformaciones que hoy la colocan como una institución de educación superior líder en México.

El devenir de la Universidad Autónoma de Nuevo León fue recordado por el doctor Jesús Ancer Rodríguez durante la ceremonia de lanzamiento del Sorteo de la Siembra Cultural que se realizó el pasado viernes 25 de enero de 2008 en el Colegio Civil Centro Cultural Universitario.

Ahí, ante la comunidad universitaria, el Secretario General de la UANL enumeró las acciones que han dado paso a la evolución de esta institución que ahora mismo atiende a más de 120 estudiantes en el nivel de bachillerato, superior y posgrado.

ORÍGENES UNIVERSITARIOS

Aunque la Universidad Autónoma de Nuevo León nace en 1933, la verdad es que tiene raíces bien firmes: en 1823 la cátedra de Jurisprudencia, en 1826 la cátedra de Medicina, en 1857 el Colegio Civil, lugar histórico que forma el doctor José Eleuterio González y que es el origen de lo que ahora es la Universidad.

En 1859 surge la Facultad de Medicina -que el próximo año estará cumpliendo 150 años-, en 1960 nace lo que ahora es un emblema importante en la ciudad que es el Hospital Universitario, un centro de primera que se ha consolidado con el paso del tiempo.

“Desde 1857 la Universidad entró en una serie de cambios: en 1915 se forma la Escuela de Enfermería y hasta 1933 donde tres jóvenes visionarios – José Alvarado, Raúl Rangel Frías y José Manuel Elizondo-, bajo un esquema de 1932 y apoyados por Alfonso Reyes, nace nuestra institución; de 1933 a la fecha, pasamos por procesos ideológicos e intelectuales importantes hasta los años 1950 cuando se crea nuestra Ciudad Universitaria”, dijo el doctor Ancer Rodríguez.

El Secretario General de la UANL recordó que en los sesenta queda listo el Estadio Universitario y en los sesenta fue una época importante porque la Universidad se consolidó ideológicamente y académicamente, aunque se entró en una crisis mundial.

“A finales de lo setenta, movimientos políticos cambiaron la historia de la Universidad y en 1971 logramos la autonomía universitaria, eso que nos da la autodeterminación de los cambios, del gobierno y de ser grandes; de 1971 a la fecha han sucedido más situaciones, la Universidad pasó por momentos difíciles, entre ellos masificación, había un exceso de estudiantes, una coyuntura no manejable, la Universidad fue aprendiendo, fue madurando y así pasaron los ochentas”, agregó el funcionario.

DE EVALUACIONES, CERTIFICACIONES Y CALIDAD

Ya en los noventas se replanteó el cambio, donde la Universidad decidió por la grandeza y la primera etapa fue crear visiones, misiones, acreditaciones, evaluaciones, certificaciones, calidad; palabras que en el aquel tiempo sonaban huecas, pero que poco a poco se fueron haciendo parte de una cultura.

“Y en esos años noventas logramos iniciar nuestra primera visión, la 2006. Y en esa primera visión aceptamos los retos de valuaciones y acreditaciones y empezamos vislumbrar un proceso de comunicación más clara con la sociedad, creamos órganos de consulta (Consejo Consultivo Externo, la Fundación y el Consejo Consultivo Internacional), de tal forma que la Universidad entró en un concepto más claro de lo que quería y empezó hablar de calidad en todos sus procesos”, continuó Ancer Rodríguez.

Ahora en los años 2000 se consolidó un histórico cambio. La Visión 2012, en esta Rectoría del ingeneiero José Antonio González Treviño se decidió en el año 2004 platearle a la sociedad lo que quería la Universidad en ese año: ser la universidad pública con el más alto prestigio nacional e internacional.

“Pero para lograr lo anterior había que cumplir con metas, objetivos, estrategias, indicadores -no dicho por nosotros, sino por evaluaciones- de tal forma que logramos consolidar un Plan de Desarrollo Institucional, ver a la Universidad que tenemos y creo que nos debemos sentir orgullosos de tener una universidad de esta altura, de este nivel que es claramente de carácter mundial”, refirió el Secretario General.

En este proceso, han mejorado los estudiantes, profesores y las instalaciones; en este año emblemático para la Universidad por su 75 aniversario se quiso iniciar los festejos con este Magno Sorteo de la Siembra Cultural por ser el origen de la UANL.

“El patronato de la Universidad en aquel tiempo fue el origen de muchos de los recursos para que la institución tuviera este crecimiento; por eso queremos el apoyo, para que haya más recursos que- manejados por una estructura definida que es la Fundación UANL-, lleguen y se aprovechen como debe ser, que lleguen a las escuelas, a todas las dependencias, pero sobre todo que llegue a la sociedad, que es a la que nos debemos”, concluyó.

Herramientas personales