Un viaje íntimo de música y versos en el Festival Alfonsino 2006

De WikiNoticias UANL

25 de mayo de 2006

Archivo:2305-120139.jpg
“Un viaje sonoro”, en voz de la poeta argentina Aitana Alberti y el dúo Amanecer.

Un auténtico y gozoso viaje por los sentidos con destino a la magia de un instrumento tan poco valorado y casi olvidado hoy en día como el laúd fue lo que el público tuvo oportunidad de experimentar durante el recital poético “Un viaje sonoro”, en voz de la poeta argentina Aitana Alberti y el dúo Amanecer, compuesto por el laudista cubano Efraín Amador y la pianista Doris Oropesa, de la misma nacionalidad, quienes ofrecieran una nueva versión de esta cantata de la autoría del poeta español Rafael Alberti, creada en la década de los años 40 del siglo pasado y que en aquel entonces fue presentada en más de 80 ciudades de la Argentina y Uruguay.

En un ambiente íntimo, auxiliado por un juego de iluminación donde predominaron los tonos suaves y cálidos y la proyección de imágenes iconográficas, los y las asistentes emprendieron una travesía a través de las centurias para conocer la historia del laúd, desde las remotas tierras europeas y árabes hasta la actualidad, vía la adaptación o versiones para laúd o piano de genios universales como Jean Baptiste Lully (1632-1687), Jean Phillippe Rameu (1682-1733), Doménico Scarlatti (1685-1757), Johann Sebastian Bach (1685- 1750), Wolfang Amadeus Mozart (1756 - 1791), Isaac Albéniz (1860-1909), Manuel de Falla (1876-1946) Ernesto Halffter (1905-1989), Juan del Encina (1468-1530), así como música tradicional árabe.

Esta cantata para verso y laúd con acompañamiento de piano fue compuesta en Buenos Aires en 1942 para el notable laudista murciano Paco Aguilar, integrante del famoso Cuarteto Aguilar, agrupación de laúdes españoles cuyos integrantes, además de Paco, fueron sus hermanos Ezequiel, José y Elisa, quienes en los años 20 y 30 recorrieran Europa y América.

Según palabras que Rafael Alberti escribiera en 1984, “los versos fueron escritos buscando ser la expresión verbal más rítmica, exacta, a veces aérea y casi inaprensible de las obras, después de escuchadas y estudiadas por mí con la más profunda atención, ciñéndose, en lo posible, al acento musical de cada estilo”.

De tal forma que Alberti y Aguilar se dieron a la tarea de crear este viaje sonoro, una suite en dos partes de compositores de entre los siglos XI y XX, con las mencionadas adaptaciones precedidas de textos de Alberti, recital que contó con la participación en ese entonces de Donato Colacelli. Cuarenta años después la cantata se convirtió en un concierto para voz y cuarteto u orquesta de laúdes, y Alberti repitió la hazaña en los años ochenta en Río de la Plata.

Fue hasta 1999 que su hija Aitana, que además de poeta es promotora cultural, traductora, periodista y editora, retomaría en su versión original “Invitación a un viaje sonoro”, cuyo estreno tuvo lugar en la velada inaugural del VI Festival Internacional de Poesía de La Habana, en la Basílica Menor del Convento de San Francisco de Asís, el primero de febrero, y se ha presentado hasta ahora en Cuba, España y América.

El recital tuvo lugar en el Teatro Universitario, donde tanto público como artistas compartieron el escenario gracias una discreta atmósfera resultado de la iluminación y a una distribución del espacio que favorecía la cercanía, como si fuera una velada entre amigos.

¿Oísteis? La luz se pierde./ Se hunde la barca en la noche./ Sólo la mar permanece./ Andalucía/ Isaac Albéniz: Granada (Estrofas iniciales de Juan Ramón Jiménez)

La genialidad de los textos fusionados con la música, el innegable talento del dúo Amanecer –fundado en 1970 y que cuenta en su haber con presentaciones en Europa, América, Medio Oriente y África- y la profunda magia en la voz de Aitana dieron como resultado una cálida y sincera ovación de parte del público.

Debido a razones desconocidas, en el formato original Rafael Alberti eliminó de los textos de la cantata el poema “Casida de Almotamid de Sevilla”; pero éste y otras variantes fueron reinsertados por su heredera debido a la belleza de su contenido.

El 16 de diciembre del 2003, con motivo del aniversario del poeta, Aitana, Gladis y Efraín realizaron Invitación al viaje sonoro en la Fundación Rafael Alberti, en el Puerto de Santa María.

Un aspecto significativo es que, según consta en la versión impresa del recital publicada por la UANL para este evento, realizado el viernes 19, esta presentación fue dedicada a la memoria del poeta español Federico García Lorca en el 70 aniversario de su muerte y del inicio de la Guerra Civil Española, conflicto por el cual Alberti se viera obligado a abandonar su patria como muchísimos otros que repudiaban el ascenso del fascismo en tierras ibéricas.

Otros talentos presentes en “Viaje sonoro” son Moreno Torroba (1891-1982), el rey Alfonso X El Sabio (1221–1252), Luys de Narváez (1490-¿?), John Dowland (1563-1626) y Henry Purcell (1658-1695).

Herramientas personales