Un llamado a despertar el interés hacia las letras brasileñas

De WikiNoticias UANL

22 de noviembre de 2005

Antonio Candido de Mello e Souza, el mayor crítico literario de Brasil.

Antonio Candido de Mello e Souza es un clásico de la cultura brasileña contemporánea. Su nombre es inseparable de los momentos decisivos, como él los llama, de la formación literaria de Brasil. Su dominio de las literaturas brasileña, portuguesa, española, inglesa, francesa, italiana e hispanoamericana es muy amplio. Es, sin duda, el mayor crítico literario de Brasil y uno de los mayores de América Latina.

Desde ahora, los nombres de Alfonso Reyes y Antonio Candido permanecen unidos en el extenso campo de las letras iberoamericanas al recibir el escritor, crítico y catedrático brasileño, el Premio Internacional Alfonso Reyes 2005.

Candido rindió un cálido homenaje a Reyes, quien transformó las relaciones entre los dos países cuando en 1930 llegó como embajador a Río de Janeiro. En Brasil se tenía una mala impresión de México debido a la Guerra Cristera, pero Reyes logró superar ese problema.

Comprendió muy pronto las complejidades de la vida social, política, cultural y económica de Brasil, agregó Candido. En su libro Brasil en una castaña, publicado en 1942, se expresa del país y los brasileños con simpatía, pero sin renunciar a la crítica.

“Alfonso Reyes llegó a Brasil y lo comprendió. Alfonso Reyes probablemente fue uno de los grandes intelectuales americanos, un gran amigo de nuestro país.”

Durante su experiencia brasileña de 1930 a 1936, el país sudamericano “lo conquistó”, aseguró por su parte Alfonso Rangel Guerra, admiró “la cortesía de su gente, la feracidad de su naturaleza, el espíritu de orden y de belleza que su pueblo otorga a la vida de todos los días”.

Además conoció y sostuvo intercambio de correspondencia con los más importantes escritores brasileños de su época: Manuel Bandeira, Renato Almeida, Ronald de Carvalho y otros.

Todo el saber de Alfonso Reyes sobre la vida y la literatura, más la belleza de su prosa y la visión del mundo convertida en palabras que es su poesía, se entregan como expresión suprema de las letras mexicanas en el premio que lleva su nombre. Quien lo recibe ahora, don Antonio Candido, se ha distinguido por una tarea sostenida y permanente a lo largo de los años, en un trabajo de crítica literaria dedicado a analizar la obra de autores brasileños y de la literatura universal.

Para Cándido es un gran reconocimiento estar cerca de los grandes nombres que lo han recibido anteriormente, sobre todo porque sólo ha tratado de hacer bien su tarea, “sin tener ideas originales, innovadoras, ni nada de esto”. Y es un honor que se lo otorguen a un crítico literario como lo fue Alfonso Reyes y más, a un brasileño.

“No soy ficcionista, no soy narrador, no soy poeta, solamente crítico, asevera. Yo creo que la crítica puede tener tonalidad de creación, pero no es creación, nosotros como críticos somos servidores de la literatura.

“Pero lo más importante es que el premio internacional, a través de mi persona, de alguna manera pueda llamar el interés hacia la literatura brasileña.

“Brasil tiene una literatura muy rica, pero muy poco conocida, porque el español es una gran lengua de cultura, España fue una potencia europea en el siglo XVI y siglo XVII, España dominaba y Portugal era un pequeño reino enfocado hacia el Atlántico, entonces la lengua española se impuso.

“Muy pocos países hablan portugués, así que el hecho de que la literatura brasileña sea reconocida en el exterior es muy importante.”

El autor de numerosos ensayos críticos y medio centenar de libros, que en gran parte han sido traducidos al francés, inglés, alemán, italiano, polaco, checo y español, ofrece un ejemplo de la trascendencia de la literatura brasileña.

“No creo que sea injusto decir que el mayor narrador latinoamericano del siglo XIX es brasileño, Machado de Asís y apenas ahora está siendo conocido.”

Candido acudió a la Capilla Alfonsina Biblioteca Universitaria para desvelar el 7 de octubre la placa con su nombre que se añade al de los ganadores del Premio Internacional Alfonso Reyes 2005 que otorga desde 1973 la Sociedad Alfonsina Internacional para mantener viva la memoria de Reyes.

Por la noche tuvo lugar la ceremonia de entrega del diploma y el cheque por 60 mil dólares en los espacios que ocupa el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, Conaculta, en la XV Feria Internacional del Libro, celebrada en CINTERMEX.


Herramientas personales