Toman la iniciativa para proteger a los más vulnerables de la sociedad

De WikiNoticias UANL

30 de noviembre de 2005

Un grupo de estudiantes de la Facultad de Derecho y Criminología (FDyC) de la UANL trabajan en una iniciativa de ley para la protección de niños, niñas y adolescentes

En mayo de 2005 el "Índice de los Derechos de la Niñez Mexicana", promovido por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) midió la disponibilidad y calidad de los servicios básicos en lo que respecta a la salud, la educación, la nutrición y otras esferas importantes durante los primeros años de vida. México alcanzó en total 5,71 sobre una escala de 0 a 10, y dentro de sus estados, Nuevo León ofreció las mejores condiciones para la infancia, al alcanzar 8,10 puntos.

Pero pocas cosas reconfortan más que la sonrisa de un niño, lo cual es una buena razón para que todo lo que se haga por ellos resulte insuficiente. La Convención sobre los Derechos del Niño, adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1989 y ratificada en agosto de 1997 ofrece principios y normas para proteger a los niños de la violencia y para tratar a los que la ejercen. Lo cierto es que de cada nación depende la voluntad con que se implementen acciones y legislaciones en tal sentido.

Movidos por la sensibilidad que despierta el tema, un grupo de estudiantes de la Facultad de Derecho y Criminología (FDyC) de la UANL trabajan en una iniciativa de ley para la protección de niños, niñas y adolescentes. La idea se gestó mientras participaban en un Foro de Consulta Ciudadana para la Protección de Niños en Calidad de Víctimas y en Calidad de Infractores.

Iris de León, una de las responsables del proyecto nos acerca a los inicios de la idea. “Fuimos delimitando temas de interés. Queríamos que en el caso de violencia familiar donde los niños se ubican en calidad de victimas, se agravara la pena. Los niños son los más vulnerables de nuestra sociedad y las penas deben ser las mas duras cuando se trate de que ellos sean los ofendidos.

Otro tema que analizamos fue la Ley Estatal de Menores, lo que nosotros queremos crear es que dentro del consejo tutelar haya un área especial donde estén los menores que hayan cometido infracciones graves -como un homicidio o una violación-, para separarlos de menores que hayan cometido infracciones leves, como un robo simple o algo que no implique tanta maldad. Pensamos que así tiene más sentido la readaptación.”

Diez y seis estudiantes del quinto, séptimo, octavo y décimo semestre de la Facultad se dedicaron a desarrollar ideas propias y a estudiar antecedentes y consecuencias en la aplicación de leyes de este tipo. El artículo 19 de la Convención de Derechos del Niño insta a los Estados a adoptar todas las medidas legislativas, administrativas, sociales y educativas apropiadas para proteger al menor contra toda forma de perjuicio o abuso físico o mental, descuido o trato negligente, malos tratos o explotación, incluido el abuso sexual, mientras el niño se encuentre bajo custodia de los padres, de un representante legal o de cualquier otra persona que lo tenga a su cargo.

La idea de que algunos niños nacen “malos” y están destinados a ser violentos todavía perdura, y tiene como consecuencia, en muchas sociedades, respuestas punitivas y con frecuencia violentas hacia el comportamiento infantil. Sin embargo, las investigaciones realizadas sobre el desarrollo de los infantes no apoyan en modo alguno esas teorías negativas. El comportamiento violento de los niños a menudo tiene su origen en la violencia de los adultos hacia ellos, normalmente la que se produce en sus hogares.

La ética aprendida en las aulas universitarias les exige a nuestros futuros legisladores un alto nivel investigativo, y la satisfacción por contribuir con la sociedad aún desde los recintos académicos completa la motivación.

“Para nosotros implica mucho porque nos estamos poniendo a prueba, concentrado los conocimientos que hemos adquirido durante la carrera, todavía nos falta mucho, pero es importante darnos cuenta de que podemos hacer las cosas bien.”

¿Cuál será su mayor satisfacción al ver aplicarse esta ley?

“Hablando de victimas: que la delincuencia hacia ellos sea menos, que ya no sean tan agredidos. De manera general queremos que los niños sepan que tienen derechos, que las escuelas los enseñen a reconocer esos derechos, que conozcan también como aplicarlos. Y que los propios pequeños sean capaces -no solo de defenderse- sino además de protegerse.”

Y sí que merece un “enhorabuena” esta dedicación, si tenemos en cuenta la certeza de que pocas cosas reconfortan más que la sonrisa de un niño.

Herramientas personales