Toda una vida creando fantasías en escena

De WikiNoticias UANL

3 de septiembre de 2008

El escenógrafo Luis Mario Garza Garza fue galardonado con el Premio UANL a las Artes 2008 en la categoría de Artes Escénicas, en sesión solemne del H. Consejo Universitario.

Desde que le dan el proyecto para trabajar en una escenografía Luis Mario Garza lo empieza a vivir.

“Es un trabajo totalmente creativo, recrear eso que el autor quiere decir, imaginar los espacios, si es de día, de noche, invierno, verano…”

Después suceden horas de trabajo, su formación académica como arquitecto le ha permitido manejar los espacios escénicos con maestría y singular precisión. Al cabo, logra atmósferas que aportarán su propio lenguaje en escena.

“Esos espacios que uno logra, dentro de su pasividad, de su inmovilidad, cobran vida a través del director y de los actores, la iluminación, los efectos, entonces como que la escenografía empieza a hablar sola. En Casa llena la gente me comentaba que qué estética estaba la escenografía y hubo gente que reclamó a los actores que por qué habían dejado la casa tan regada después de haber estado tan bonita… ahí es cuando la escenografía adquiere vida.”

El maestro Garza Garza confiesa que ha sido grato dedicarse al teatro, al lenguaje subjetivo de crear la fantasía en escena, todo un sistema de trabajo que nace de la inspiración.

“Se siente uno como con regalo, ya de por sí una puesta en escena es todo un regalo visual, para mí es ver cómo la obra de cada autor con el que he trabajado está viviendo gracias a lo que yo creé.”

Más de una veintena de generaciones han recibido en su formación teatral la influencia de Luis Mario Garza.

“De repente me da mucho gusto verlos en los mejores espacios teatrales de la ciudad, en televisión o en cine y digo ¡yo fui su maestro!, eso te enorgullece, te llena de regalos profesionales.”

Gran parte de su vida ha transcurrido en los espacios universitarios.

“Después de mi madre, después de mi familia, esta Universidad es mi alma máter, me vio crecer, me preparó, entonces es algo muy importante, estoy muy agradecido con ella por todo lo que me ha dado.

“Y creo que ahora la institución está en un momento maravilloso, de muchos alumnos, infraestructura, pero sé que todavía tendrá momentos mejores, cada vez veo que la Universidad crece más.”

Este año el Premio UANL a las Artes llega a provocar un repaso íntimo de su propia trayectoria creativa.

“A la hora de recopilar todo el material para este premio me fui muchos años atrás. Empecé en 1980, vi fotos, materiales del 81, luego del 82, me llené de recuerdos, de motivaciones, vi gente que desgraciadamente ya no está con nosotros y reviví muchos momentos. Yo siempre he tenido como meta superar el trabajo anterior, siempre hacer algo mejor, por eso es tan satisfactorio, motivador, y reconfortante saber que he sido seleccionado para este premio.

“Además cuando uno está contento con lo que hace se va a la cama más tranquilo, satisfecho, viendo crecer las semillas que son los estudiantes, verlos convertidos en grandes árboles. Agradecido también con mis maestros y con todo ese capital humano con el cual cuenta la Universidad.”

Arquitecto y escenógrafo, graduado de la Universidad Autónoma de Nuevo León. Apreciado en el ámbito teatral por la calidad de su trabajo. Ha sido director de difusión cultural y maestro de Escenografía, Dibujo, Composición e Historia de la cultura en la Facultad de Artes Escénicas de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

Maestro de Escenografía en el Centro de Estudios Teatrales, del Teatro de la Ciudad. Premiado en 1991 a la mejor escenografía por Yerma, en el Encuentro Estatal de Teatro. Ha realizado la escenografía para puestas en escena como Invitación a Terpsícore, El niño del diamante en la cabeza, La casa de Bernarda Alba, Luna negra, Un tranvía llamado deseo, El diputado y Casa llena.

Herramientas personales