Tigres de la UANL protagoniza cierre de película en la Universiada 2010

De WikiNoticias UANL

2 de mayo de 2010

La UANL ya es el líder absoluto en medallas totales y tiene el mejor equilibrio entre medallas y puntos.

Convencidos en honrar el criterio establecido para el desarrollo integral del deporte universitario por los máximos órganos institucionales en México la UANL está cada vez más cerca de lograr el Pentacampeonato en esta Universiada Nacional Chihuahua 2010.

Jaime César Vallejo Salinas, director general de Deportes de la Universidad Autónoma de Nuevo León, hizo un recuento al cierre del último día de competiciones de la Universiada 2010 y los números, tanto en puntuación como en el medallero que se han obtenido, dan cuenta del enorme esfuerzo de los atletas y la organización.

En términos generales Vallejo Salinas consideró que la organización de esta Universiada fue muy buena. Y ya en el plano personal para la UANL expresó que ha sido una de las más difíciles que se han presentado por las características mismas de la localía de la UACH (Universidad Autónoma de Chihuahua).

“De acuerdo a la convocatoria está establecido que las sedes automáticamente participan en todos los deportes sin necesidad de eliminarse con nadie. Es un handicap que tiene a favor la sede, pero nosotros sabiendo todo esto venimos a echarle ganas y hasta el día de hoy estamos peleando en medallas y en puntos.”

Hasta este mediodía, y a falta de concluir pocas disciplinas, la UANL es primer lugar en medallas con 73 medallas totales; 21 de oro, 22 de plata y 30 de bronce que la colocan en el segundo sitio general del medallero y marcha primero en puntos con poco más de dos mil.

“Eso nos da una gran satisfacción porque contamos, en gran medida, con la palabra calidad que por ahí se cuestionó. Tenemos en cantidad y en calidad. Nuestros atletas son capaces de presentarse ante otros universitarios y ante la sociedad como un grupo que desarrolla integralmente los dos conceptos.”

“Recordemos que el criterio para nombrar el campeón es el puntaje, ¿por qué? porque es la única manera de poder medir el desarrollo integral del deporte. Por ejemplo hay instituciones que sólo uno o dos competidores se ganan seis medallas, pero el resto no y la idea es el desarrollo integral de todos los deportes.”

El director general de Deportes explicó que el CONDDE (Consejo Nacional del Deporte de la Educación), que es un ápice del Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES), establece que el objetivo central es la preparación y formación integral de los atletas en todos los deportes y por cada Delegación universitaria.

“Nosotros hemos visto que la política del CONDDE referente al desarrollo del deporte es congruente entre ese desarrollo del deporte con el número de medallas, o sea tu no puedes medir todo el deporte con uno o dos deportes. Eso es una situación totalmente fuera del compromiso integral con los deportistas.”

Manifestó que en la UANL se busca precisamente dar un equilibrio en la formación integral de los competidores. Dijo que eso es fundamental pues el objetivo siempre ha sido el tratar de buscar el equilibrio entre puntos y medallas, y ahí está reflejado ese trabajo.

“La función de las Universidades es hacer buenos profesionistas, y si además ellos tienen facultades y les gusta el deporte pues qué mejor que promover esa formación integral. Y no buscar muchachos en todas partes de México para pelear por una medalla, eso no es la formación integral en el deporte que promueve el ANUIES.”

“Esto de los puntos de ninguna manera se forman mediocres. La mediocridad no se mide con números, se mide con el desarrollo integral del deporte y en función de los puntos, o sea entre más puntos hagas quiere decir que tienes mejor desarrollado el deporte en tu universidad.”

Finalmente expresó que el día de hoy en la Universiada “será un cierre de película” donde hasta el último día se va a definir el campeón entre la UANL y la UACH. “No sabemos que vaya a pasar pero vamos a pelear, más o menos, por unos 75 puntos.”


Herramientas personales