Tigres campeones en kata por equipo en la Universiada Nacional 2007

De WikiNoticias UANL

27 de abril de 2007

Aunque terminó lesionada, Ruth García Hutchinson, realizó un excelente trabajo.

La Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) se alzó con las dos medallas áreas de katas por equipo varonil y femenil, sin duda ésta muy bien recibida por contar con una nueva integrante y por la nota dramática de concluir la competencia con una de sus integrantes lesionada.

Adriana Lizeth Alvarado Puente de la FACPYA (Facultad de Contaduría Pública y Administración), no sólo se acopló muy bien al conjunto formado por Silvia Mabel Cárdenas y Ruth García Hutchinson, sino que este día, en su primera universiada, se agenció además de la medalla de oro, la de plata individual.

“Me siento muy bien”, dice la chica que desde hace nueve años practica este deporte, tiempo en que ha acudido a nacionales y un panamericano.

“Este es un equipo muy fuerte, los maestros nos ponen atención, mis compañeras son muy pacientes conmigo, me enseñaron muchas cosas como la técnica.

“En lo individual hice todo mi esfuerzo, no se pudo el oro, a ver si para la otra, espero subir el nivel y conservar el oro en la próxima universiada”.

Ruth García Hutchinson aunque contenta por el oro, fruto del entrenamiento y la dedicación, “fue la revancha del año pasado que fue plata”, dice, enfrentó una situación muy difícil al competir al menos los dos últimos minutos de la kata por equipos con la muñeca fracturada.

“Procuré no sentir nada para poder seguir y acabar”.

Aunque depende de su recuperación, Ruth espera acudir a la olimpiada el próximo mes. Para Silvia Mabel Cárdenas, “esta medalla significa bastante, mucha responsabilidad y compromiso, significa mantener el oro, siempre hemos estado en la punta con nuestro equipo, hemos tenido rivales muy fuertes pero hemos sacado la casta”.

Ella espera que este equipo siga por varias Universiadas más.

En lo individual un error técnico impidió a Silvia Mabel Cárdenas ratificar por tercera ocasión la medalla de oro que había conseguido en las dos universiadas pasadas.

Este evento le deja una lección, “el error que tuve para no volverlo a cometer”, el cual atribuye a la desconcentración pues se enfocó mucho en kata por equipo. “descuidé un poco lo mío”, reconoce.

Está consciente que no ésta sino la próxima universiada será selectiva para el mundial.

“El otro año vamos por todo”, dice. Además tiene en puerta un panamericano categoría mayor por lo que entrenará fuertemente.

EQUIPO VARONIL UNIDO

En el equipo varonil, para Abraham Briceño fue un gran día al obtener en esta jornada inaugural de la Universiada dos medallas de oro en kata tanto individual como por equipo.

“Significa terminar un proceso que venía desde el año pasado en cuanto a torneos universitarios, estoy muy satisfecho y muy contento”, dijo.

El equipo de kata varonil se conformó con Carlos Reynoso y Manuel Torres Bravo para la justa de Mérida 2006 donde obtuvo el segundo lugar y, después de un receso por actividades académicas, se reunió de nuevo en enero de este año.

Briceño es un gran deportista que no se rinde con facilidad, Manuel es muy dedicado en su escuela, trabajo y competencia.

“Nos acoplamos muy bien, a mis compañeros los conozco desde que tenía doce años de edad, entrenamos en el mismo lugar”, dice Briceño quien extendió un agradecimiento a los autoridades universitarias por su apoyo en todos los aspectos. “Si Dios quiere vamos el próximo año que es selectivo mundial universitario”.

Para Carlos Reynoso, del octavo semestre de la Facultad de Ingeniería Civil, representa el fruto del esfuerzo que vienen cosechando desde hace un año con este equipo que además de compañeros son grandes amigos, “el convivir a diario hemos cosechado una gran amistad que se ha ido conservando.

Reynoso dice que traían una espinita clavada desde Yucatán, pero aclara que no venían con la idea de derrotar a los que les ganaron en Mérida, “veníamos a superarnos como personas y como competidores, veníamos a reafirmar el campeonato y con esfuerzo y dedicación pudimos lograrlo, fue contundente cinco a cero, pero aquí no acaba todo”.

Manuel Torres Bravo de la FIME (Facultad de Ingeniería Mecánica y Eléctrica) se muestra satisfecho con el trabajo de sus compañeros y de su entrenador, “ahora se dieron las cosas, la medalla es resultado del entrenamiento, al tiempo dedicado y a la gente que nos apoyó”.


Herramientas personales