Terrorismo aceleró crecimiento de dispositivos de seguridad

De WikiNoticias UANL

17 de noviembre de 2009

“Ahora tenemos la necesidad de pasar a otro tipo de sociedad, ése es el reto de los jóvenes, lo importante es que no se ahoguen en las redes sociales”, dijo enfático Armand Mattelart durante la presentación de su libro "Un mundo vigilado".


“Ahora tenemos la necesidad de pasar a otro tipo de sociedad, ése es el reto de los jóvenes, lo importante es que no se ahoguen en las redes sociales”, dijo enfático Armand Mattelart durante la presentación de su libro Un mundo vigilado.

El teórico francés explicó que en este texto que cuenta el salto cualitativo y cuantitativo que ocurre desde 1999 en el campo de los dispositivos de seguridad (biovigilancia, pruebas biométricas, ships), que son medios de intrusión en la vida personal que han crecido en los últimos años, donde la guerra por el terrorismo ha sido un acelerador.

La presentación de este libro se realizó el 11 de noviembre en el marco de la cuarta edición del Coloquio Internacional de Tecnologías de la Información y Comunicación Social hacia la Sociedad del Conocimiento, organizada por la Facultad de Ciencias de la Comunicación.

El doctor Javier Esteinou, profesor del Departamento de Comunicación y Periodismo de la Universidad Autónoma Metropolitana, estuvo a cargo de la presentación de “Un mundo vigilado”; quien estuvo acompañado por el maestro Roberto Silva Corpus, director de la FCC.

Aquí una breve entrevista con el maestro Armand Mattelart, Doctor Honoris Causa por la Universidad Autónoma de Nuevo león.

¿Qué se refleja en el libro Un mundo vigilado?

Que cada sociedad está atrapada en la problemática de la seguridad, en la pareja seguridad-inseguridad, muestro cómo esta problemática se está globalizando en cada realidad y se discute en todas las parte del mundo.

¿Cómo este mundo ha permitido ser vigilado?

Hay también una servidumbre voluntaria, pienso que son temas que la gente ha dejado de lado, diciendo “a más tecnología, más protegidos”, pero se ve que no es una solución para la inseguridad, mientras sigan situaciones donde una gran parte de la población está desempleada o en un estado de miseria.

¿El tema de la inseguridad es abordado por los académicos?

Hay un vacío, pienso que se ha discutido mucho en los últimos años, en la última década en la cuestión del proyecto de sociedad de información. Muchas veces ha logrado un poco desmitificar esta utopía de la sociedad de la información, es decir, las técnicas de información resolviendo todos los problemas.

ABRE ESA DISCUSIÓN…

Desde 1999, se ha logrado desmitificar que las técnicas de la información van a arreglar todo, lo que llamo el pensamiento milenarista, pero se ha dejado de lado lo que llamo “la caja oculta” de la sociedad de la información, es decir, los macro usos con fines de seguridad, es toda la parte represiva de la sociedad de la información

Pienso que cuando uno mira el avance de los estudios académicos sobre la seguridad, se ve que este campo está ocupado ahora por las ciencias políticas, por incluso un nuevo campo de estudio que los anglosajones hablan de segurity studies (estudios de seguridad) como se habla de estudios culturales; pienso que está bien que haya varias miradas, pero creo que hay que repatriar esta problemática en el campo de las ciencias de la comunicación, porque se ha partido desde las ciencias de la comunicación y de la información que se empezó a criticar la noción de sociedad e información. Definitivamente esta línea es una vertiente demasiado ignorada.

- Parece que en las sociedades hay una información suficiente de quién es quién, pero a la vez hay una gran inseguridad…

El problema mayor –y es un poco la meta del libro-, es mostrar que el avance de los dispositivos de seguridad no desemboca necesariamente sobre una política pública de seguridad para los ciudadanos; muchas veces los discursos de los propios Estados y responsables políticos producen más inseguridad. El problema clave ha sido hablar de seguridad, es un problema complejo, porque tiene una carga ansiógena, es decir, infunden el miedo.

Herramientas personales