Terremoto en Haití, "es muy difícil olvidar esas imágenes"

De WikiNoticias UANL

8 de febrero de 2010

El reportero Víctor Hugo Michel y la camarógrafa Lizeth Romero, quienes realizaron la cobertura del Terremoto en Haití para Milenio Televisión, compartieron su experiencia periodística.

Víctor Hugo Michel aseguró a sus jefes tener un lugar en el primer avión que enviaría México para ofrecer ayuda al maltrecho país de Haití y esa actitud le valió la cobertura periodística de uno de los acontecimientos más impresionantes por las innumerables pérdidas humanas y miles damnificados de que se tenga memoria.

Esta anécdota la compartió el periodista de Milenio Televisión a los estudiantes de la Facultad de Ciencias de la Comunicación, hasta donde acudió el viernes 5 de febrero para contar las experiencias del trabajo que realizó en Haití, junto con la camarógrafa Lizeth Romero.

“Cuando supe del terremoto hablé con las autoridades del gobierno federal para pedir un espacio en el primer avión que saliera hacia Haití y sin tener asegurado un lugar, le dije a mis jefes que Milenio Televisión estaría en ese vuelo para la cobertura de la tragedia; no es que me escogieran a mí para cubrir este acontecimiento, me anticipé a los hechos”, dijo el joven periodista.

HAITÍ DESDE EL PERIODISMO

Fueron muchas las anécdotas que contaron Víctor Hugo Michel y Lizeth Romero a los estudiantes de Comunicación, pero sobre todo muchos los consejos que compartieron a los universitarios que se reunieron en el auditorio “Alfredo Piñeyro”.

El maestro Roberto Silva Corpus, director de la FCC, dijo a los estudiantes que durante el semestre habrá la visita de profesionales de la comunicación de las diversas áreas, para contar la experiencia en el campo laboral, con el objetivo de enriquecer su formación académica.

“Es cierto que hay un Víctor Hugo Michel antes de la cobertura de Haití y después de eso, fue una experiencia enriquecedora en lo profesional y en lo personal, aunque fue un hecho devastador para el mundo; a la fecha es muy difícil olvidar esas imágenes, es una cobertura que te exige demasiado, realmente te lleva al límite, uno trata de trazar una línea entre el trabajo periodístico y la tragedia pero terminas inmerso en el horror”, confesó Michel.

Y Lizeth Romero, quien se dijo impactada por la tragedia humana que se vive en Puerto Príncipe, reconoció que no era el tipo de trabajo que había realizado, “evidentemente esto me cambió la vida, me impactó, son cosas que te abrazan y no te sueltan, ahorita ya no quiero dejar de hacerlo”.

Ambos periodistas coincidieron en que Haití les permitió ver la vida de distinta manera y que es necesaria una pasión para la cobertura de acontecimientos de esa magnitud.

“Estar ante los estudiantes de periodismo me permite darme cuenta de muchas cosas que se me quedaron en la libreta, en el cerebro, en algún recoveco de las neuronas y que debo tenerlas presentes, nunca olvidarlas”, dijo Michel, quien además es hijo de padres periodistas.

Herramientas personales