Talentos universitarios en Orquesta Sinfónica Infantil y Juvenil de México

De WikiNoticias UANL

30 de octubre de 2006

La Orquesta Sinfónica Infantil de México, bajo la dirección del maestro Sergio Ramírez Cárdenas se presentó en el Teatro de la Ciudad de Monterrey.

El Teatro de la Ciudad de Monterrey se vistió de armonía, notas, música y pocos años. La Orquesta Sinfónica Infantil de México (OSIM), bajo la dirección del maestro Sergio Ramírez Cárdenas, hizo común las interpretaciones de 150 niños y jóvenes provenientes de los 31 estados de la República y el Distrito Federal. El resultado: un concierto inolvidable de ritmos clásicos, caribeños y auténticamente mexicanos.

Por las partituras rodaron la Obertura 1812 de Tchaikovsky, las Cubanerías de Luis Pastor, Huapango, de José Pablo Moncayo y otras piezas magistralmente ejecutadas. De esta manera la OSIM, impulsada por el Sistema Nacional de Fomento Musical, a través del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, inició la décima gira nacional y la tercera internacional De Monterrey a Tamaulipas y hasta cruzar la frontera.

La tradición del sur se alzó cuando tres nietos del maestro Zeferino Nandayapa revivieron el sonido inconfundible de la marimba chiapaneca. También hubo polkas, danzones y todo el vigor que emanaba de violines, arpas, flautas, chelos o trompetas, como si los instrumentos supieran que estaban siendo ejecutados por pequeñas manos entusiastas y talentosas.

A modo de despedida, bandas verdes, blancas y rojas ondearon en sus manos, mientras alguno bailaba en su lugar y otro se subía en su silla para tocar la última nota, quizás como una manera de crecer en espacio físico. Los aplausos ininterrumpidos de un público de todas las edades, les hicieron ver que su estatura es ya colosal.

Rogelio Villarreal, entonces Secretario de Extensión y Cultura destacó que esta orquesta es un ejemplo de sensibilidad ante los niños y jóvenes del mundo. Asimismo entregó un reconocimiento al maestro Sergio Ramírez y a los integrantes de la OSIM, especialmente a los neoleoneses; y expresó que la Unviersidad Autónoma de Nuevo León (UANL) apoyaría siempre este tipo de eventos.

El maestro Ramírez Cárdenas agradeció a la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), a autoridades del Teatro de la Ciudad y el Consejo para la Cultura y las Artes de Nuevo León (CONARTE), “que tan amablemente hicieron posible esta presentación. Monterrey es una de las ciudades en la que más conciertos hemos dado.”

Y añadió que el regalo que recibió el público regio es consecuencia del trabajo colectivo de cientos de maestros, directores de orquestas infantiles y juveniles, que en cada estado dan seguimiento a la formación musical y la educación artística de los infantes para lograr esta calidad interpretativa.

“De esta orquesta probablemente el 30 ó 40 por ciento se dedican sólo a la música, el resto esta adquiriendo una serie de hábitos de disciplina, de trabajo en equipo, de solidaridad, que le van a servir para toda su vida. El trabajo musical a esta edad no solamente es para quienes vayan a ser músicos, sino que es parte del desarrollo integral de los seres humanos, yo creo que los niños y jóvenes de nuestra orquesta están viviendo un proceso formativo para toda su vida.”

Sergio Ramírez inició varios años atrás en la pedagogía musical, con el tiempo ha acumulado satisfacciones diversas, desde haber tocado en escenarios del mundo como el Teatro de la Sinfónica de Dallas, el Auditorio Nacional, el Palacio de Bellas Artes, España... pero considera que hay satisfacciones más íntimas.

“Cuando un joven se acerca a agradecer lo que hacemos por ellos, y te dicen que gracias a esta orquesta han decidido ser músicos profesionales, ver que hemos reafirmado su vocación musical, su talento... estar con ellos, a nosotros los adultos nos llena de vitalidad.”

NUEVO LEÓN EN LA SINFÓNICA INFANTIL

Rodrigo y Mauricio no solo compartieron nueve meses en el vientre materno; el nacer y los años los llevaron por caminos similares de pasión por la música, y hoy ambos integran la Orquesta Sinfónica Infantil de México.

Durante el concierto en el Teatro de la Ciudad, Mauricio Pareja Elizondo hizo gala de sus dotes con el violoncello. Mientras su hermano Rodrigo sacaba espléndidas melodías al violín.

“Queremos terminar la carrera, dedicarnos a la música, soñamos con viajar, llegar a escenarios de Europa y muchas partes del mundo para enseñar lo que hemos aprendido en México.” Afirmó Mauricio.

Entre los 150 integrantes de la Orquesta sobresalen otros neoleoneses, como Ana y Daniel Correa Ruiz, Rolando Cantú, Armando Salgado, Antonio Villanueva y Reynaldo Martínez. Este último, combinaba entonces la destreza en el trombón bajo, con sus estudios de Comunicación en la UANL, para él, pertenecer a la OSIM desde el 2003 ya había sido una experiencia extraordinaria.

“Es una satisfacción compartir con mis compañeros pues aprendes mucho, en cada uno de los estados existe una manera diferente de tocar; también te familiarizas con léxicos, culturas, una riqueza de estilos diversos, y esto te ayuda a definir tu propio estilo. Este es muy buen proyecto, la convivencia en la orquesta es muy fraternal, casi todos se ayudan, es divertido, cada cual te va mostrando lo bonito de su estado, sus costumbres, y es bueno tener amigos por todo el país.”

Cada año la Sinfónica Infantil realiza una convocatoria para seleccionar a miembros entre 9 y 16 años de edad. Niños y jóvenes de todo México seguirán integrando esta orquesta, creada en 2001 para fortalecer el aprendizaje musical y la práctica orquestal desde edades tempranas. Entre todos escriben la historia sonora que a diario revive la tradición con brisas renovadas.

Herramientas personales