Sorprenden a niños indígenas con juguetes

De WikiNoticias UANL

30 de abril de 2008

Estudiantes de la Universidad Autónoma de Nuevo León llevaron a cabo el programa “Sorpréndelos con un juguete”.

El programa “Sorpréndelos con un juguete” logró su cometido ante más de mil 200 infantes del municipio de Villa de Juárez, hasta donde llegaron estudiantes de la Universidad Autónoma de Nuevo León para llevarles un regalo en el marco del Día del Niño.

En la Escuela primaria “Prof. Fidencio Cantú González” y el Jardín de Niños “Julián Abel Cantú”, los pequeños recibieron a los universitarios con una sonrisa, gesto que se mantuvo hasta el momento mismo que recibían un juguete que inmediatamente mostraban a sus compañeritos.

Es importante destacar que esta visita se logró luego de la invitación que hizo la Asociación Esperanza de Vida Nueva A. C., a la Máxima Casa de Estudios, que respondió a la convocatoria a través del programa “Sorpréndelos con un juguete” que desde hace 5 años auspicia la Dirección de Vinculación y Servicio Social.

LLEGAN JUGUETES A LOS NARANJOS

De entre los niños destacó Eduardo Hernández, un pequeño oriundo de Veracruz y que gracias al espíritu de la academia de la escuela “Prof. Fidencio Cantú González” mantiene intacta su lengua materna: el náhuatl.

Y es que esta escuela ubicada en la colonia Arboledas de los Naranjos, el 30 por ciento de los estudiantes hablan el náhuatl, algunos más hablan otomí y zapoteco; lo que se respeta y se valora por parte del resto de los compañeros.

“El objetivo de nuestro plantel frente a este grupo de niños es preservar su lengua materna, rescatar sus valores porque son una comunidad con costumbres y valores muy arraigados; lo que hacemos es enseñar al resto de los niños a respetar estas diferencias e incluso les motivamos a que aprendan esta lengua”, explicó José Plácido Martínez Cázares.

Esta comunidad se vio favorecida por el entusiasmo por parte de los estudiantes de las facultades de Salud Pública y Nutrición, Contaduría Pública y Administración y Filosofía y Letras, quienes entregaron juguetes a cada uno de los pequeños; lo mismo sucedió en el jardín de niños “Julián Abel Cantú”.

Eduardo Sánchez de la Garza, Presidente Fundador de la Asociación Esperanza de Vida A. C., expresó su agradecimiento a las autoridades de la UANL porque sus estudiantes compartieron no sólo los juguetes, sino el tiempo que dedicaron a los pequeños que viven en zonas marginadas.

Herramientas personales