Se atreve a contar una historia de superación y premian su esfuerzo

De WikiNoticias UANL

8 de septiembre de 2005

Archivo:0609-155939.jpg
“Cotidianidades” es el título del cuento que permitió a José María Cantú Serna alcanzar el tercer lugar del Certamen de Literatura Joven Universitaria 2005.

El título del cuento que permitió a José María Cantú Serna alcanzar el tercer lugar del Certamen de Literatura Joven Universitaria 2005 es “Cotidianidades”.

A sus veintiún años el alumno de la Facultad de Filosofía y Letras confiesa que nunca había tenido la oportunidad de ganar en un certamen de esta naturaleza y este tercer lugar lo hace sentirse muy contento al ver que dieron fruto sus esfuerzos.

“Nunca había ganado nada y como siempre mi inspiración vino del “ego”, lo cual he leído en muchos lados es capital en la gente que quiere escribir y eventualmente siempre terminamos todos hablando de uno mismo.

“Este cuento refleja una realidad muy latente, la evolución de una persona que se atreve a algo y después se queda confiada en sí misma, ganó confianza a base de una experiencia”, dijo.

Lo que más le gusta de escribir es la capacidad de darle varias funciones, como una forma de complementarse a sí mismo, tratar de persuadir, entretener y desviar la atención de vez en cuando.

Este joven encuentra la misma dificultad que cualquier persona al escribir, “siempre es la de empezar, agarrar la pluma, una hoja y sentarte; en llegar a la decisión sobre lo que vas a escribir o cómo lo vas a concluir”.

Para José la decisión de participar en este concurso universitario fue motivada por una serie de coincidencias, ver publicada varias veces la convocatoria, tener algunos amigos que ya habían participado y el incentivo de los premios.

“No me quedó más remedio que corregir la ortografía a mis textos y pedir opinión sobre ellos a algunos de mis amigos”.

Por lo anterior aconseja a quienes tengan el deseo de escribir que realmente lo hagan con el corazón para así dejar algo de sí mismos en el texto.

Sobre todo pide a los jóvenes que no se sientan los grandes escritores recordando que todo autor necesita siempre leer más, buscar inspiración y expresar cosas nuevas, expresar lo conocido, lo vivido.

Herramientas personales