Rinden homenaje perenne a Octavio Paz en Pasillo de los Escritores

De WikiNoticias UANL

22 de mayo de 2008

La Universidad Autónoma de Nuevo León realizó un homenaje al poeta y ensayista Octavio Paz con la develación de un escultorrelieve en el Pasillo de los Escritores. El Rector José Antonio González Treviño encabezó la ceremonia el 21 de mayo de 2008 en el marco del Festival Alfonsino 2008.

El Rector José Antonio González Treviño expresó que “hoy, en el marco del 75 aniversario de nuestra Universidad y dentro del Festival Alfonsino 2008, conmemoramos la vida y obra de Octavio Paz y cumplimos el presagio del poeta: deletreamos su nombre y convocamos a un ejercicio constante y permanente de lectura de la obra de una de las inteligencias y sensibilidades más claras y mayúsculas de nuestra cultura mexicana”.

El escultorrelieve, obra que el maestro Héctor Cantú Ojeda realizó en cristal con una base de aluminio, fue develada por las autoridades universitarias en el Pasillo de los Escritores, ubicado a un costado de la Facultad de Filosofía y Letras, donde está la efigie de Alfonso Reyes.

A esta ceremonia que se realizó el miércoles 21 de mayo de 2008, asistió Leticia Herrera, Coordinadora de Planeación de Conarte; el doctor Ubaldo Ortiz Méndez, Secretario Académico; Rogelio Villarreal Elizondo, Secretario de Extensión y Cultura; Héctor Jaime Treviño, Director del Instituto Nacional de Antropología e Historia de Nuevo León; miembros de la Comisión de Hacienda y la Junta de Gobierno.

HOMENAJE A LA MEMORIA DE PAZ

En su mensaje, el Rector de la Máxima Casa de Estudios dejó claro que Octavio Paz es una figura protagonista de la cultura mexicana de referencia indiscutible, indispensable, que merece leerse, estudiarse a profundidad su obra”, pronunció.

Octavio Paz, Premio Nóbel de Literatura en 1990, murió hace una década, a la edad de 84 años, pero su memoria sigue vigente en su legado como escritor y su experiencia intensa y provechosa, nunca exenta de polémicas y controversias, como diplomático y promotor de idas y cultura literaria y política.

“El autor de El laberinto de la soledad mantuvo lazos entrañables con Monterrey y sus protagonistas culturales; en 1955 se tiene registro de una de sus primeras visitas a la ciudad, como participante de la Escuela de Verano y los cursos de invierno de nuestra institución, entonces Universidad de Nuevo León”, explicó a los asistentes.

Recordó el ingeniero José Antonio González Treviño que con Alfonso Reyes, Octavio Paz sostuvo una relación intelectual y literaria sumamente intensa, en la que Paz se reconocía como deudor de Reyes, a quien decía se debía leer con atención y devoción.

“A lo largo de dos décadas Paz y Reyes mantuvieron una correspondencia riquísima, integrando un acervo epistolar que ha sido rescatado y estudiado en un libro espléndido; en su última visita, en 1993, Paz reconoció la amistad entrañable con dos distinguidos nuevoleoneses, ambos ex rectores de nuestra Universidad: José Alvarado y Raúl Rangel Frías”, continuó su discurso.

Al final, el Rector de la UANL insistió en mantener viva la imagen y talento de Octavio Paz:

“El eco de su palabra queda grabada en este monumento que aquí y ahora, en nuestra Pasillo de los Escritores, presentamos para la comunidad universitaria, la sociedad nuevoleonesa y, en particular, la generación próxima de estudiantes de Letras”, pronunció González Treviño.

Herramientas personales