Rinden Guardia de Honor al Doctor Manuel Sepúlveda Stuardo

De WikiNoticias UANL

27 de octubre de 2010

La Universidad Autónoma de Nuevo León rindió el último adiós al doctor Manuel Antonio Sepúlveda Stuardo, la tarde del 27 de octubre de 2010 en las instalaciones de la Biblioteca Universitaria "Raúl Rangel Frías".

Autoridades y representantes de la comunidad universitaria dieron el último adiós al doctor Manuel Antonio Sepúlveda Stuardo, Director de Educación a Distancia de la UANL que falleciera la noche del martes 26 de octubre de 2010, debido a una complicación cardíaca.

Directores de facultades y preparatorias, miembros de los consejos, de los departamentos de la administración central, estudiantes y profesores rindieron guardias de honor en la ceremonia realizada el miércoles 27 de octubre de 2010 en la Biblioteca Universitaria Raúl Rangel Frías, recinto que alberga desde hace años la dirección que encabezaba el doctor Sepúlveda.

Porfirio Tamez Solís, Director General de Bibliotecas y maestro de la ceremonia de guardia de honor, expresó que la noticia tomó por sorpresa a la comunidad universitaria, no obstante que todos estaban enterados de su delicada situación física.

El doctor Jesús Ancer Rodríguez, Rector de la UANL, brindó unas palabras de despedida y encabezó la guardia de honor en presencia de la familia del doctor en Educación. Acompañaron la ceremonia la viuda del doctor, la señora Ximena Saa de Sepúlveda, y sus hijos Rodrigo y Eugenia Sepúlveda-Saa.

“Es difícil articular un menaje cuando se aprecia a una persona. Hoy los universitarios estamos de luto. Se ha marchado un gran compañero. Nuestro consuelo, como el de su familia, es que a pesar de su ausencia física, espiritualmente estará siempre con nosotros. Un hombre que vive para trascender no acaba con la muerte.

“Manuel Antonio, universitario por adopción, laboró en nuestra Universidad por poco más de doce años. Se desempeñó en la Dirección de Educación a Distancia y siempre fue un impulsor de la misma”, expresó Ancer Rodríguez.

El Rector recordó que aquí en la UANL Sepúvleda Stuardo desarrolló importantes avances como la red satelital EDUSAT, la red satelital AT, el modelo de preparatoria y licenciatura a distancia; el programa de ampliación de cobertura con la Secretaría de Educación en Nuevo León, así como la definición de la normativa para la educación a distancia. Fue integrante del Consejo Consultivo, donde aportó lo mejor de su experiencia para guiar los rumbos de la UANL.

Otra contribución muy importante fue como secretario ejecutivo del Consejo Internacional de la Universidad, fue representante en instancias nacionales e internacionales y siempre tuvo un gran liderazgo poniendo en primer plano a la Universidad Autónoma de Nuevo León.

“Su dedicada labor quedará para la historia de la Universidad pero hoy, al final de la vida, lo que queda en nuestros corazones es su alegre presencia, su acento al hablar, su pasión por la tecnología, pero sobre todo, su amistad. La vida es para disfrutarla al máximo, para dejar un poco de nosotros en cada cosa que hagamos, con los años nos vamos desgastando físicamente y al mismo tiempo vivificando para la eternidad.

“Así vivió Manuel, ciudadano del mundo, nació en su amado Chile, concluyó su proyecto de vida en México. Entregando su vida a la educación, valiosa herencia para estudiantes y maestros”.

“Como hombre integró su posición de desarrollo humano al formar una sólida familia, su ejemplar esposa, amiga y compañera que ha estado hasta el último momento, sus hijos, personas de bien y orgullosos de quien fue su padre sabrán perpetuar sus enseñanzas y que a la luz de la fe ustedes confían que en este momento ya está con su querido hijo Bernardo, quien se adelantó en el camino.

“Con este sencillo, pero sentido homenaje, queremos despedir al compañero, al universitario, al amigo, quedándonos con el mejor momento de cada uno de nosotros, tuvimos propuestas, travesuras, pero siempre la amistad, compartí viajes y propuestas, todavía hace una par de semanas me presentó un par de proyectos importantes para la Universidad, que ahora se quedaron pero yo sé que donde quiera que esté los impulsará.

“Lo más bonito es que tenemos la amistad y ese espacio del tiempo que como universitarios compartimos. Lo mejor que tenemos de una persona es eso, ser persona, y Manuel fue persona siempre y siempre nos tendió la mano a todos los universitarios. Que Manuel descanse donde quiera que esté, que comparta con nosotros todo lo que desarrolló y que lo recordemos para siempre con ese legado que nos dejó, descanse en paz.

Herramientas personales