Rinde tributo a la música a través de la pintura

De WikiNoticias UANL

20 de junio de 2008

Alejandra Castro rindió tributo a la música a través de su exposición pictórica “Involucrando los sentidos”, que se exhibió hasta el 30 de julio en el Espacio de Arte, ubicado en el vestíbulo de la Torre de Rectoría de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

Alejandra Castro (Torreón, Coahuila) rindió tributo a la música a través de su exposición pictórica “Involucrando los sentidos”, que se exhibió hasta el 30 de julio en el Espacio de Arte, ubicado en el vestíbulo de la Torre de Rectoría de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

Con cuadros de gran formato, la artista –egresada de la Máxima Casa de Estudios en la carrera de Pedagogía-, invitó al espectador a disfrutar de la pintura, con obras inspiradas en la música; así que fue posible ver en los óleos partituras, instrumentos y notas musicales y una gama de siluetas y colores relacionadas a este arte.

Así conjugó Alejandra Castro dos de sus pasiones y las compartió con toda la comunidad universitaria, por lo que apreciar esta exposición fue sencillo: visitar la Torre de Rectoría y hacer un recorrido que estuvo guiado por las sensaciones que despertó esta muestra “Involucrando los sentidos”.

UNE DOS PASIONES

Alejandra Castro tenía tan sólo 12 años cuando comenzó a pintar y 14 cuando inició de manera formal su educación en la plástica, al ingresar a la Casa de la Cultura de su ciudad natal Torreón, Coahuila. Luego se vino a radicar a Monterrey, inició estudios de Pedagogía en la UANL y cuando le fue posible regresó a sus estudios de arte.

Entonces, regresó a la Máxima Casa de Estudios. Pero no a las aulas, sino a la Ciudad Universitaria para compartir su obra inspirada en la música con los estudiantes, docentes, investigadores, personal administrativo y público en general.

Esta exposición –hecha ex profeso para este Espacio de Arte-, la comenzó a realizar en enero pasado y es resultado de una investigación antropológica acerca de los alcances y efectos de la música en el ser humano. Y, como era de esperarse, al iniciar el proceso creativo intervino también la música.

“Cuando trabajaba en la obra escuché música y me gusta de todo, desde clásica y bosanova, hasta new age, tango y flamenco; hice esta propuesta porque es evidente que no podemos existir sin la música, es para el cuerpo como respirar y en esta muestra todos los instrumentos tienen un homenaje especial”, expresó la artista.

La investigación previa al proceso creativo fue hecha para sustentar la propuesta artística y tener conocimiento de causa acerca del tema, “y es bien maravilloso investigar porque te das cuenta que nunca acabamos de aprender, es una obligación para todos los que estamos en la cuestión plástica el seguirnos preparando, porque el arte sin intelecto y sin sustento no tiene peso”.


A la fecha, Alejandra Castro expuso una obra de género, acerca de la etnia Arraramuris de Chihuahua en la Casa de la Cultura de Torreón y luego en el Valle de Texas, por medio del Consulado Mexicano; además de otra muestra que presentó en San Miguel de Allende, obra abstracta.

“Vine a la Universidad porque me llena de nostalgia, me hubiera gustado quedarme siempre en las aulas; pasa el tiempo y valoras el ambiente universitario, es un recinto increíble, me encanta la Universidad y este espacio, así como poder nutrir un poco a las personas que pasan por aquí; tengo unos 14 dedicándome a esta actividad y yo quiero morir pintando”, concluyó.

Herramientas personales