Rigoberta Menchú visitó la UANL

De WikiNoticias UANL

30 de octubre de 2006

La Premio Nóbel Rigoberta Menchú disertó la conferencia "Los Derechos de la Mujer Universitaria".

Para la Premio Nóbel Rigoberto Menchú el ser humano debe aspirar alcanzar el equilibrio natural y espiritual, que lo conduzca a una mejor calidad de vida.

Así expresó ante la comunidad académica y estudiantil de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), durante la disertación magistral que realizó el 26 de octubre de 2006 en la Biblioteca Universitaria “Raúl Rangel Frías”, como parte de las actividades conmemorativas por el 40 aniversario de la Facultad de Psicología.

La también Premio Príncipe de Asturias en 1998, compartió algunos pasajes de su vida, momentos de reflexión que la encaminaros a un guía espiritual maya

Destacó la importancia de la espiritualidad con el fin de que ayude a las personas a salir mejor de las malas rachas en la actividad diaria, regresando a la madre tierra para ver los trofeos de la vida, sobreponiéndolos a los logros materiales

"El guía dijo que hay que tener un equilibrio natural y espiritual. Si tienen mucho éxito en lo material tienen el riesgo de caer, y si tienen mucho éxito en lo espiritual también, entonces el equilibrio es muy importante, pero para eso tienes que hacer algo muy especial: revisar tu otro yo, dónde está, qué hace, es decir tu espíritu, y para eso necesitan algunos elementos para llegar a eso.

“Uno es empezar a usar tu oído, escuche el viento, la naturaleza, el río, una piedra, un árbol, un camino, y escucha a los demás, vamos a ver tanto lo que han hecho como tanto de lo que no han hecho y si cultivan el saber del escuchar, seguramente van a salir adelante", dijo la Premio Nóbel de la Paz 1992.

Menchú (9 de enero de 1959), entonces presidenta de una fundación que lleva su nombre, expresó que valora mucho lo que ha aprendido de la cultura maya, como por ejemplo que hay una falta en la calidad de vida en la sociedad humana por la que está luchando.

También dijo que no pretende que su vida sea un modelo a seguir, ya que ha pasado por sufrimientos que no desearía a nadie.

"No pensaría en que pasaran por mi experiencia, quisiera que la experiencia de ustedes, la valoren, para no tener que necesitar la mía para que sean como yo".

Sobre los derechos de las mujeres, destacó el papel que éstas juegan en el mundo, ya que si éstas cuentan con salud y no les falta nada, crean una conexión positiva entre las fuerzas del sol y de la luna, contrario a lo que sucede cuando se carece del bienestar físico.

"Cuando nos llenamos de enfermedades espirituales o materiales, la mujer enferma inyecta una energía distinta, y esa energía tiene una repercusión sobre la totalidad de la sociedad".

En el terreno político mencionó que existen un conjunto de definiciones sobre derechos de mujeres, pero que se deberían de leer para refrescar la memoria y ver si son aplicables o no.

"La discusión legislativa es mucha, y la práctica es poca. Es una responsabilidad del gobierno, y una irresponsabilidad de las mujeres, es una falta de consecuencia de las partes".

La guatemalteca destacó que las mujeres enfrentan todo tipo de situaciones, y en la cultura maya creen en la dualidad, es decir, si una pareja es buena, los hijos que nacen están bien, porque ambas personas dan el sustento espiritual y el material, pero cuando no es así, la reproducción provoca un mal irreversible a nivel mundial.

Dijo que admira a las personas que han cambiado el mundo como Gandhi, Martin Luther King, la Madre Teresa de Calcuta, ya que proyectaron y radiaron una novedad global, pero confió en que los cambios a nivel local ayuden a la transformación del mundo.

Como mensaje final recomendó que el mundo tiene que mejorar la calidad de las vidas, y ser una luz para los otros, creando paz personal, para brindar a los demás.

“Si podemos llenar nuestro espíritu de energía, podemos irradiar un poco de alegría para los demás, y ser una luz, ojalá que esa luz de la humanidad vaya creciendo y que esperemos esa nueva era para la humanidad, retomando la solidaridad, la humanidad, los valores y creo que el ser mujer, aporta un nuevo ejemplo de la humanidad”.

Por su parte el entonces Rector José Antonio González Treviño, dijo que era un día muy importante para la UANL en especial para la Facultad de Psicología.

"Es un honor recibir y presentar a un ser humano excepcional que ha brindado su vida y su lucha por los pueblos indígenas, especialmente por las mujeres, ante la marginación, la indiferencia y la injusticia. La doctora Menchú, quien por su origen maya ha tenido que soportar en carne propia los atropellos, el desplazamiento y la violencia étnica, ha encabezado la lucha de los pueblos indígenas por su libertad y su emancipación, y ha logrado que los ojos del mundo vean su causa".

Herramientas personales