Revivió la Orquesta Sinfónica de la UANL, la Pasión de Jesucristo

De WikiNoticias UANL

13 de marzo de 2008

“La Pasión de Jesucristo” según San Juan, del compositor alemán Johann Sebastian Bach fue interpretada por la OSUANL

En víspera de la Semana Santa, la Orquesta Sinfónica de la Universidad Autónoma de Nuevo León ofreció tres funciones del magno concierto “La Pasión de Jesucristo” según San Juan, del compositor alemán Johann Sebastian Bach.

La Parroquia de Nuestra Señora de Fátima en el municipio de San Pedro, la Basílica de Nuestra Señora del Roble y el Teatro Universitario del Campus Mederos, fueron los recintos donde se pudo disfrutar de esta obra maestra de la música sacra, los días 13, 14 y 15 de marzo de 2008.

Junto a la OSUANL (Orquesta Sinfónica de la UANL) participaron 45 voces del Coro de la Universidad Veracruzana, dirigido por el maestro David Arontes, y cantantes de ópera de talla internacional.

El tenor vienés Manfred Equiluz representó al evangelista que narró la traición de Judas; la voz de Jesús estará a cargo del barítono Jesús Suaste, mientras que la soprano suizo-italiana Claudine Ansermet y la contralto Carla López-Speziale darán vida a las Arias.

Los conciertos que se llevaron a cabo en coordinación con la Arquidiócesis de Monterrey y la Dirección de Cultura de San Pedro, se tocan en torno a este período sagrado del cristianismo, explicó en conferencia de prensa Félix Carrasco.

“Este tipo de oratorios, que en realidad es una división del oratorio que se llama Pasión, son interpretadas alrededor del mundo para la celebración de la Semana Santa”, dijo el director de la OSUANL.

Y aunque la Pasión de Jesucristo según San Juan no es tan conocida en México como la de San Mateo, según explico López-Speziale, interpretarla por primera vez en tierras nuevoleonesas es un esfuerzo por dar a conocer una obra monumental de toda la literatura musical.

El espectáculo de 135 minutos sin interrupciones con participaciones especiales de instrumentos que generalmente no acompañan a la sinfónica como la viola da gamba, el laúd y el órgano de capilla, además de que contó con traducción simultánea.

Los expertos coinciden en señalar que aunque no es cómodo para la orquesta interpretar en recintos que no sean teatros, ésta es una ocasión especial en que debe hacerlo, ya que la música sacra fue escrita para interpretarse en los recintos religiosos.

“Son pocas las veces que la Sinfónica interpreta fuera del teatro no es cómodo, por cuestiones de acústica; pero tocar esta música sacra en templos es lo indicado, porque ahí nacieron. Además el hecho de que sea en una iglesia hace la presentación más atractiva para el público”, indicó Carrasco.

Herramientas personales