Representan pastorela sobre el México de aquí y ahora

De WikiNoticias UANL

9 de diciembre de 2008

"Christmas road, ése" es el título de la obra ganadora del Certamen Nacional de Pastorelas UANL 2008, que se premió y llevó a escena el 9 de diciembre, en el Teatro Universitario del Campus Mederos.

Es de los certámenes universitarios que anuncia la proximidad del año que se acaba. En esta edición, el Concurso Nacional de Pastorelas, organizado por la Secretaría de Extensión y Cultura, a través de la Dirección de Artes Musicales y Difusión Cultural de la UANL, convocó a once creadores de Michoacán, México DF, Querétaro, Nuevo León y otros estados.

Juan Alanís, titular de la Dirección de Artes Musicales y Difusión Cultural, subrayó la intención del certamen de fomentar las tradiciones mexicanas que realcen el acervo cultural local, y recalcó el compromiso por parte de la UANL de llevar a escena la obra ganadora.

“Que no se quede sólo en su publicación, el 9 de diciembre en el Teatro Universitario estaremos viendo su representación por parte de maestros y alumnos de la Facultad de Artes Escénicas, bajo la dirección de Gretchen Cortés Salas”, refirió Alanís.

La obra ganadora fue Christmas Road, Ése firmada con el seudónimo de “El ladrón de Laredo” quien responde a la verdadera identidad de Sergio Julián Monreal, escritor michoacano, residente en Morelia, autor de poesía, cuento, novela, dramaturgia y ensayo.

La maestra Josefina de la Garza, miembro del jurado junto a Ofelia Arredondo y Jorge Segura, dijo que revisaron trabajos muy interesantes, unos en verso, otros en prosa, la mayoría de calidad notable.

“Vimos mucho talento, mucha participación, yo en lo particular me inclino más por la pastorela cómica, la que entretiene, y no tuvimos problemas para ponernos de acuerdo al elegir el trabajo ganador”, apuntó.

La maestra Arredondo indicó que se tomaron en cuenta los puntos de la convocatoria, de que fuera tradicional en el sentido de su estructura en verso.

“Ésta que se eligió es muy creativa, muy ingeniosa y tiene la particularidad de que tiene pocos personajes y esto la hace interesante, está muy bien escrita, el verso está muy bien, el ritmo, la métrica”.

Sergio Julián Monreal no sabe muy bien a qué aspectos atribuir la singularidad de su obra.

“Me gusta pensar que una de las virtudes que mi texto tiene -más allá del favor que puedan merecerle su actualidad temática y las licencias cómicas que en ella, con bastante manga ancha, me permito-, es que puede leerse en términos estrictamente humanos. Esto es, que siendo respetuoso de las reglas de juego básicas del género, prescinde por completo de Dios y del Diablo como entidades ultraterrenas más allá del hombre. José y María son dos mexicanos aquí y ahora”.

Podría pensarse que en el tema de una pastorela se hace difícil crear, "inventar" diálogos y situaciones nuevas... pero ¿cómo surgieron las ideas para esta obra?

El asunto es no someterte servilmente a la forma, sino asumir la interlocución propicia, capaz de resonar con algunas de las cosas que tienes que decir. Así que Christmas road, ése, surge como un encuentro de necesidades personales y unas reglas de juego capaces de potenciarlas.

El jurado coincidió en que la obra cumplía con la base de ser tradicional, escrita en verso, pero a la vez, creativa y con la particularidad de tener pocos personajes... ¿fue más difícil concebirla con estas características?

No. Porque el escritor concibe escribiendo. Si se pusiera a planear con pelos y señales lo que va a escribir, cada obra parecería una impenetrable camisa de once varas. En cambio, lo que tienes es un cúmulo de intuiciones y propuestas, que la propia escritura ratifica, desdice, transforma, canjea, intercambia. A veces, por supuesto, tal proceso resulta tortuoso. No fue el caso de esta obra, que salió bastante fluida.

Ha incursionado en la novela, el cuento, la poesía... ¿Cuál de estos géneros disfruta más?

El que estoy ejerciendo en el momento. Cada género es una especial zona de realidad a indagar y una peculiar herramienta para hacerlo. Y por tanto, aunque suene a pose, en mi devenir creativo ninguno queda por encima del otro. El que más disfruto (y al mismo tiempo el que más padezco y sufro) es el género en turno.

¿Cómo nace su gusto por la dramaturgia, por la escritura dispuesta para escenificar...?

Fui teatrero independiente durante diez años, imparto clases y talleres de teatro. El teatro ha sido una presencia permanente en mi vida desde la adolescencia. Y como desde ese momento quedó definida también mi vocación literaria, pienso que el vínculo se dio de manera bastante natural. Con la enorme ventaja de que siempre he tenido que ver mi escritura dramática, desde su gestación misma, confrontada con la escena. Estoy acostumbrado a escribir de frente a las tablas, y sé que hay cosas que lo literario sólo puede decir en esa tesitura.

¿Por lo general cómo ocurre el proceso creativo en Sergio Julián Monreal?

Distinto en cada caso. Pero supongo que si tuviera que generalizar respecto a una novela, el armado y la corrección de un poemario o la escritura de una obra teatral, podría decir que mi proceso creativo es como una gotera que una buena noche se hace chorro continuo, y al final acaba por echar el techo abajo.

MÁS DEL AUTOR

Sergio Julián Monreal, México D.F., 1971, radica en Morelia desde 1984, actualmente imparte clases de literatura y teatro a nivel bachillerato. Entre otros premios ha obtenido el primer lugar en el II Premio FILIJ de dramaturgia "El mejor teatro para niños" 1996, el premio a mejor obra de teatro para jóvenes en el Primer Certamen Nacional de Teatro Infantil y Juvenil 2005-2006, el concurso de cuento Salvador Azuela y el Premio Puebla de Ciencia Ficción y Fantasía. Ha publicado dos libros de dramaturgia (Los ojos perdidos de Mirmidón, 1996, Como esperando a Godoy, 1999), una novela (La sombra de Pan, 1997), dos libros de poemas (El manar de la sombra, 1997, Las raíces del aire, 2008), dos de cuentos (La razón de los monstruos, 2000, y El canto de las ranas, 2004) y participado en las antologías Cuentos de la revolución mexicana (2000), Antología de letras y dramaturgia FONCA 1999-2000 (2000), La escritura invisible (2006) y Primer certamen nacional de teatro infantil y juvenil 2005-2006 (2006).

Herramientas personales