Reintegran grulla blanca a territorio mexicano

De WikiNoticias UANL

14 de febrero de 2006

La Universidad Autónoma de Nuevo León suscribió el 13 de febrero de 2006 un convenio de colaboración con el Fondo para la Conservación de la Grulla Blanca.

La Grulla Blanca es un ave que está en peligro de extinción –sólo se registran 220 especies en el mundo-, y México quiere recuperarla, protegerla y colocarla en su hábitat, para ello el Fondo para la Conservación de la Grulla Blanca buscó el auspicio de la UANL para lograr su integración en Nuevo León.

Luego de la firma de convenio entre el entonces Rector de la Universidad Autónoma de Nuevo León, José Antonio González Treviño, y el hasta entonces Director Ejecutivo del Fondo para la Conservación de la Grulla Blanca, Felipe Chávez Ramírez, se comenzaría el monitoreo para determinar el lugar ideal para que esta especie tuviera residencia en esta entidad.

Sería a través de la Facultad de Ciencias Forestales, que la Máxima Casa de Estudios participara en el rescate de esta ave que emigró de México en 1938; hasta febrero de 2006 sólo emigran de Canadá a la costa de Texas, dentro del programa de recuperación se tenía contemplado la introducción de poblaciones a Florida y ahora, México por su antecedente histórico.

UANL PREOCUPADA POR EL MEDIO AMBIENTE

El convenio se firmó considerando que la Facultad de Ciencias Forestales tenía personal capacitado para trabajar en la recuperación de la Grulla Blanca, además se buscaba la preparación de estudiantes en la materia; incluso ya había una persona realizando doctorado en el Fondo para la Conservación de la Grulla Blanca.

La doctora Laura Scout, investigadora de la Facultad de Ciencias Forestales, explicó que la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) estaría brindando el apoyo que requiere el Fondo para la Conservación de la Grulla Blanca y “nos proponemos participar más en cuestiones de conservación de recursos e interactuar a niveles de programas de Licenciatura y postgrado”.

“Para este año tenemos planeado una estancia con estudiantes para que conozcan las diferentes técnicas que se utilizan para la reparación de ecosistemas y tenemos rato participando en acciones de conservación, de recuperación de sitios deteriorados, que la Universidad tenga una presencia más grande en la conservación de especies”, explicó la investigadora.

En el monitoreo que se realizaría en México, de los humedales, se determinaría el sitio ideal para que habitara la grulla blanca, pero se esperaba que esta ave tuviera su hogar en algún municipio de Nuevo León, como puede ser China o Linares.

“Queremos encontrar el lugar factible para que habite esta especie, todo el programa de recuperación de la Grulla Blanca asciende a los 3 millones de dólares, aunque hay lugares que no están tan deteriorados y no requieren tanta inversión”, continuó Scout.

El acto protocolario se llevó a cabo el 13 de febrero de 2006 en el octavo piso de la Torre de Rectoría.

Herramientas personales