Recuerdan vida y obra de Pindoce

De WikiNoticias UANL

12 de enero de 2006

Como un reconocimiento póstumo a la trayectoria de Dionisio Ortiz Martínez se presentó “El Diario de la Vida de Pindoce”, dentro de los tradicional Miércoles Literario que este 2006 cumple cinco años de actividades ininterrumpidas.

Como un reconocimiento póstumo a la trayectoria de Dionisio Ortiz Martínez se presentó “El Diario de la Vida de Pindoce”, este 12 de enero de 2006, dentro de los tradicional Miércoles Literario que este 2006 cumple cinco años de actividades ininterrumpidas.

Originario de San Luis Potosí, Dionisio Ortiz llegó a la ciudad de Monterrey en busca de nuevos horizontes. Poseedor de un gran talento para la oratoria, la poesía, la locución y la actuación, se consolidó como una figura reconocida dentro del ámbito cultural regiomontano.

Durante treinta años encarnó al payaso “Pindoce”, personaje que le llenó de satisfacciones y alegría. “El consideraba que el payaso debe ser el segundo maestro del niño; debe enseñarle buenas costumbres y el amor a la gente que lo rodea”, apuntó Juan Antonio Vázquez Juárez, historiador y biógrafo.

En 1993 fue declarado “Payaso del Año” a nivel nacional, y fue coronado como Rey de los Payasos en 1988. Además, participó en la creación de la agrupación “Payasos Unidos de Monterrey” y colocó la primera escuela de “payasología” de la comunidad.

“Unas semanas antes de morir, Dionisio me llamó y me entregó dos casetes con sus memorias y me dijo que quería que hiciera un libro, que se publicara y se repartiera gratuitamente. Su último deseo fue que existiera un ejemplar de su trabajo en cada biblioteca de Monterrey y de su natal San Luis Potosí”, comentó José García Dávila, amigo y compañero del desaparecido artista.

La segunda edición del libro está por publicarse, donde además de contener los “versos póstumos del bohemio potosino, pasajes condensados de su vida y de su obra”, se incluye el poema “El ave que nunca dejó de cantar” que le escribiese Olga García Rodríguez como homenaje.

Incluyendo además las colaboraciones de Juan Antonio Vázquez Juárez, José García Dávila, quien ha sido el impulsor principal de esta obra, y con prólogo de Juan Alanís Tamez, director de Artes Musicales y Difusión Cultural de la UANL; todos amigos y colaboradores de Dionisio Ortiz, los cuales asistieron como invitados especiales el 11 de enero, al auditorio de la Preparatoria No. 3, ubicado en el edificio histórico Álvaro Obregón.

Entre los asistentes se contó con la presencia de Napoleón Nevárez Pequeño como maestro de ceremonias; Ernestina Sánchez, esposa de Dionisio Ortiz; hijos, amigos y colegas del payasito regiomontano por adopción.

Herramientas personales