Reconoció UANL a cinco mujeres excepcionales

De WikiNoticias UANL

10 de marzo de 2008

María Teresa Tello, Ana María Olabuengana Chemistri, Linda Muñoz Espinosa, Alicia Navarro de Martínez y Carmen Aristegui, en compañía del entonces Rector de la UANL.

La ceremonia de entrega del Reconocimiento UANL (Universidad Autónoma de Nuevo León) Flama, Vida y Mujer que se realizó el viernes 7 de marzo de 2008 -en la víspera del Día Internacional de la Mujer-, fue una noche de reflexión en relación a los avances que las féminas han conseguido desde aquella rebelión bajo el lema “Pan y rosas”.

María Teresa Tello, Ana María Olabuengana Chemistri, Linda Muñoz Espinosa, Alicia Navarro de Martínez y Carmen Aristegui, todas coincidieron ante un Aula Magna “Fray Servando Teresa de Mier” a su máxima capacidad, en que el papel de la mujer en la vida política, económica y social del país ha asumido una importancia indiscutible.

Sin embargo, hay mucho por hacer, arremetieron cada una de ellas desde su intervención. La labor profesional y personal de cada una de estas mujeres destacadas, fue reconocida por la Universidad Autónoma de Nuevo León en la persona del -al momento- Rector José Antonio González Treviño; atestiguó este acto el entonces gobernador José Natividad González Parás.

CONDECORAN SU TRAYECTORIA

Como cada año, desde que en el 2004 el Consejo Universitario instituyó la entrega del Reconocimiento UANL Flama, Vida y Mujer, las autoridades de la Máxima Casa de Estudios realizaron un alto en el camino para hacer lo propio en una ceremonia enmarcada en el espíritu del 75 aniversario de la institución.

En su mensaje, el ingeniero González Treviño dijo que sin duda, estas destacadas personalidades son una fuente de inspiración para las alumnas, maestras, trabajadoras e investigadoras de la Universidad Autónoma de Nuevo León, institución que tiene una población estudiantil de 122 mil alumnos, de la que al menos la mitad, unas 60 mil, son mujeres.

“Pero lo más importante no es la cantidad, no es el número de las jóvenes estudiantes, sino la calidad de su participación, pues como sabemos desde hace tiempo, siempre son mujeres las que obtienen los primeros lugares, las calificaciones más altas, en nuestras preparatorias y facultades y son también siempre más mujeres las que concluyen estudios, las más destacadas”, pronunció.

La máxima autoridad universitaria enfatizó en que la UANL refrenda el compromiso social y asume una responsabilidad directa por fomentar y proteger la igualdad de derechos de la mujer, y la equidad de género.

Luego vino el acto solemne. La entrega de la estatuilla y una moneda conmemorativa por el 75 aniversario de la Máxima Casa de Estudios. Previamente se expuso mediante un audiovisual, el testimonio de lucha de cada una de estas mujeres.

En su oportunidad, el gobernador dijo que el Reconocimiento UANL Flama Vida y Mujer a cinco mujeres excepcionales, es también el reconocimiento del estado de Nuevo León, de la academia y el momento oportuno, para no sólo reconocer a la condición femenina que trasciende, sino también para corresponder a todo lo que representan las mujeres.

“Es la oportunidad para no cejar en los intentos de lograr equidad de género que es lo menos que los hombres podemos determinar para quien representa tanto en la vida de nuestras familias y de la comunidad”, concluyó.

Herramientas personales