Recomienda mejorar comunicación y relación afectiva con los hijos

De WikiNoticias UANL

3 de abril de 2006

La doctora Martha Alicia González Rodríguez dictó la conferencia "Educación Sexual en la familia".

“Padres de familia, superen sus propias dificultades para poder apoyar y enseñar a sus hijos; deben aceptarse y no depositar en los hijos expectativas que no pudieron cumplir; tengan paciencia y amor unidos a la firmeza para poderlos orientar”, aconsejó la doctora Martha Alicia González Rodríguez durante su conferencia “Educación Sexual en la familia”.

En el arranque de la octava edición del Simposio sobre Adolescencia, la especialista de la Clínica de Atención Integral para Adolescentes y Jóvenes de la Universidad Autónoma de Nuevo León, compartió una serie de ejercicios y recomendaciones para que los padres de familia mejoren la comunicación y relación afectiva con los hijos, respecto de la sexualidad.

De entrada, pidió a los padres de familia y maestros aceptar las emociones de los hijos y reconocer en los adolescentes los sentimientos de vergüenza y alegría en relación a los temas de sexualidad.

A DESPEJAR DUDAS

Martha Alicia González Rodríguez habló de las dudas del adolescente, de lo que le preocupa: su popularidad entre sus pares, su vestuario, cómo saber si está enamorado, si se está con la persona correcta o cuántos años hay que tener para iniciar relaciones sexuales.

“Todos sabemos que la pubertad es cuando los jóvenes tienen anhelo de sentirse aceptados, normales y amados; tristemente vemos que la cuestión afectiva se ha estado dejando de lado por parte de los padres”, refirió en su participación.

Explicó que los estudiantes de secundaria, contrario a lo que se cree, sí les interesa la opinión de sus padres, pero muchas veces no se lograr romper la barrera entre ambos.

“Un ejercicio que me gusta aplicar en la clínica es que los hijos hagan preguntas a sus padres respecto a cómo vivieron su adolescencia, a fin de que tomen confianza; luego se cambia el rol, lo importante es todo lo dicho quede como algo confidencial”, aconsejó.

Sus recomendaciones a los padres de familia: escuchen sin juzgar, dejar a sus hijos en libertad, establecer un ambiente de seguridad, no “etiquetarlos”; mientras que a los muchachos les pidió establecer independencia, reafirmar su aceptación, definir y aclarar un sistema de valor personal.

Lamentó que en la actualidad hay muchos papás que tienen resistencia a tocar ciertos temas como noviazgo, relaciones sexuales, embarazos no planeados, infecciones de transmisión sexual y anticoncepción.

Herramientas personales