Realizaron primer juicio oral en la UANL

De WikiNoticias UANL

22 de julio de 2009

Archivo:2207-184030.jpg
La Universidad Autónoma de Nuevo León se se convirtió el 22 de julio en la primera institución de educación superior en América Latina que es sede del Poder Judicial en materia de juicios orales.

La jueza María del Rosario Garza Alejandro encabezó la primera audiencia penal en la Sala de Juicios Orales instalada en la Universidad Autónoma de Nuevo León, luego de que el Consejo de la Judicatura del Estado autorizara el traslado de las labores del poder judicial a la Máxima Casa de Estudios.

De esta manera, la UANL se convierte en la primera institución de educación superior en América Latina que es sede del Poder Judicial en materia de juicios orales, modelo que ya pretenden repetir en los estados de San Luis Potosí y Yucatán, informó el entonces Rector José Antonio González Treviño.

Fueron testigos de este acto histórico el Gobernador José Natividad González Parás; Gustavo Adolfo Guerrero Gutiérrez, Presidente del Tribunal Superior de Justicia en Nuevo León; Luis Carlos Treviño Berchelman, Procurador de Justicia en la entidad; y José Luis Prado Maillard, Director de la Facultad de Derecho y Criminología de la UANL.

EL PODER JUDICIAL EN LA UANL

En un acto inédito en la vida del país, el Poder Judicial del Estado decidió habilitar una de sus salas de juicios orales en el campus de la Universidad Autónoma de Nuevo León, en su Facultad de Derecho y Criminología, y ahora habrá una formación presencial de los alumnos en uno de los frentes en los que Nuevo León ha destacado a nivel nacional, que es la justicia oral.

“La justicia oral incluye los métodos alternos y la mediación, así muchas de las denuncias se van a resolver previamente, se va a lograr no sólo que haya una justicia conmutativa, sino una justicia social y así se evita que muchas personas de condición humilde vayan a la cárcel por delitos menores; recordemos que no hay rezago en materia penal y muchos asuntos no llegan a sentencia”, expresó el Gobernador José Natividad González Parás.

Para el ingeniero José Antonio González Treviño esta sala de Juicios Orales, una de las 40 con que cuenta el Poder Judicial, es vanguardia y servirá para perfeccionar los procesos de los juicios orales, formación de recursos humanos y la participación de los profesores se traduzca en los procesos de enseñanza-aprendizaje.

“Ya hay interés de la Universidad de Yucatán y la Universidad Autónoma de San Luis Potosí en instalar este tipo de salas, es un modelo que se puede trasladar a otras instituciones educativas, pero nos sentimos muy orgullosos de contar con la confianza que nos brinda el Poder Judicial para que en nuestra Facultad de Derecho y Criminología se ponga en operación y se lleve a cabo el primer proceso”, explicó el Rector de la UANL.

El doctor José Luis Prado Maillard, Director de la Facultad de Derecho y Criminología, explicó que muchas de las autoridades judiciales son maestros de esta escuela, tanto del Ministerio Público, Poder Judicial, Jueces y Magistrados.

“Los muchachos se van a fortalecer al practicar con la realidad, porque va a ser un laboratorio para los estudiantes de Derecho y Criminología; anteriormente se realizaban casos ficticios (práctica forense) en el que el maestro asignaba los casos y las funciones de cada joven, hoy serán audiencias reales de tipo penal, civil y arrendamientos”, agregó el catedrático.

Durante la inauguración de esta sala de juicios orales, el Presidente del Tribunal Superior de Justicia en Nuevo León, Gustavo Adolfo Guerrero Gutiérrez entregó a las autoridades universitarias el acuerdo general que autorizó el Consejo de la Judicatura del Estado para que la UANL fuera sede del Poder Judicial.

En un hecho histórico, a las 10:30 horas del 22 de julio de 2009 se llevó a cabo el primer juicio oral real en las instalaciones de la Universidad Autónoma de Nuevo León. La Jueza fue María del Rosario Garza Alejandro y la acusada la señora Esperanza Treviño Almaguer, quien lleva un proceso penal por el delito de robo.


Herramientas personales