Realizan simulacro de accidente en Ciudad Universitaria

De WikiNoticias UANL

9 de septiembre de 2008

Con el propósito de hacer conciencia entre los jóvenes de las fatales consecuencias que tiene el consumo de alcohol u otro tipo de drogas mientras se conduce un auto, paramédicos y rescatistas de la Cruz Verde de Monterrey realizaron un simulacro en la explanada de Ciudad Universitaria.

Mineli Rico Andrade, estudiante de quinto semestre en la Facultad de Contaduría Pública y Administración, sufrió hace siete años la pérdida de una tía quien falleció en un accidente automovilístico y ahora le tocó a ella verse involucrada en un percance de este tipo…

Pero, afortunadamente, se trató de un simulacro que paramédicos y rescatistas de la Cruz Verde de Monterrey realizaron en la explanada de Ciudad Universitaria para hacer conciencia entre los jóvenes de las fatales consecuencias que tiene el consumo de alcohol u otro tipo de drogas mientras se conduce un auto.

“Es algo muy impactante y eso que no hay personas realmente lastimadas por ser un simulacro, pero sí es muy fuerte vivir una experiencia así; aunque no tomo, sí trato de cuidar a mis amigos, por eso quise participar en este simulacro”, dijo la estudiante de 20 años.

ESCENAS QUE IMPACTAN

Y es que las estadísticas cada vez son más alarmantes, es por ello que desde hace cinco años la Cruz Verde de Monterrey acude puntual con su cuerpo de rescate para mostrar a los universitarios lo difícil que es ayudar a quienes participan en percances automovilísticos, ya que todos ponen en riesgo su vida.

Fue en la explanada de Ciudad Universitaria, justo frente a la Torre de Rectoría, donde se reunieron poco a poco los estudiantes al ver el auto casi destrozado y con dos personas lesionadas, cuando de pronto se escuchó el ulular de una sirena que llegaba a toda prisa.

Bajaron los paramédicos junto con su equipo de rescate, en donde destacaron las llamadas “quijadas de la vida”, unas tijeras que cortan la carrocería del auto para poder sacar a los lesionados, acciones que se hacen con mucha precisión, pero a la vez con rapidez para tratar de rescatarlos con vida.

Y a pesar de ser un simulacro, las decenas de jóvenes que se reunieron estaban concentrados, impactados y murmuraban entre sí de las bondades de traer puesto el cinturón de seguridad. Reflexionaban, pues.

Mientras Mineli Rico Andrade se ponía el chaleco de paramédico, así como un casco y lentes para su protección, Thelma Cora Salinas de Garza, Presidenta del Patronato de la Cruz Verde, explicaba que año con año acuden hasta el espacio universitario para hacer conciencia entre los estudiantes, quienes a su vez apoyan a este voluntariado de la Cruz Verde con la colecta en todos los campus de la Máxima Casa de Estudios.

“A cambio de su apoyo en la colecta, nosotros les damos cursos de resucitación cardio pulmonar y simularos para hacer conciencia entre los estudiantes y nos ha ido bastante bien con esta sinergia entre la Cruz Verde de Monterrey y la Universidad Autónoma de Nuevo León”, dijo.

Dijo que a través de los presidentes y consejeros de las mesas directivas de todas las dependencias universitarias se hace la colecta y previa lista de necesidades que les hace llegar el patronato de la Cruz Verde, los jóvenes deciden en qué invertir los recursos que se reunieron.

La lista de necesidades es la siguiente: camillas rígidas, ambús y oxígeno, todo lo que contiene una ambulancia y es lo que más se utiliza.

¿Pero si hacen conciencia los jóvenes al ver este simulacro?, le preguntó un reportero a la Presidenta del Patronato Cruz Verde.

“Mira, si de diez estudiante, cinco hacen conciencia vamos de gane, lo que queremos es bajar índices de accidentes, porque cuando somos jóvenes creemos que no nos va a pasar nada y que todas las podemos y no es así”, advirtió la señora Thelma Cora Salinas de Garza.

Herramientas personales