Quiere compartir su hazaña con universitarios

De WikiNoticias UANL

16 de marzo de 2007

“Estoy muy agradecido con la Universidad (Autónoma de Nuevo León)porque me ha ayudado a lograr mis sueños”, dijo convencido y visiblemente emocionado Carlos Israel Lozano Estrada al compartir con el Rector José Antonio González Treviño su experiencia de conquistar el Aconcagua.

“Estoy muy agradecido con la Universidad porque me ha ayudado a lograr mis sueños”, dijo convencido y visiblemente emocionado Carlos Israel Lozano Estrada al Rector José Antonio González Treviño.

El estudiante de la Facultad de Filosofía y Letras, en la licenciatura de Letras, visitó este 16 de marzo de 2007 al funcionario universitario para dos cosas: hacer público su gratitud hacia la institución por el apoyo otorgado para lograr subir al Aconcagua, en Argentina; y presentar un proyecto que lleve a más jóvenes a vencer retos de tal magnitud.

Y el Rector de la UANL, además de expresarle su reconocimiento por la meta alcanzada, se dijo muy motivado de que esta hazaña pudiera ser repetida en otros estudiantes, a través del curso-taller que Carlos Israel Lozano Estrada ha diseñado para implementarse en el nivel superior.

VA POR OTRA META: FORMAR LÍDERES

Este curso-taller pretende formar líderes, explicó el joven Lozano Estrada al Rector de la Máxima Casa de Estudios, es un método que actualmente practica la Universidad de Harvard, Pensilvania, de Utah, Carolina del Norte y Carolina del Sur; a nivel local lo lleva la Universidad de Monterrey (UdeM) y el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM) están en trámites.

El objetivo es crear una comunidad de estudiantes líderes con visión nacional e internacional; el taller está dividido en dos partes y al final del proyecto semestral es un viaje a Chihuahua y al final es un viaje internacional, a Perú.

“El tema de liderazgo va ser visto desde tres áreas y cada una tendrá sus tema: la persona como individuo, la persona como líder y el líder como agente de cambio; todo esto es el resultado del resumen que he realizado de los libros que llevan los talleres de liderazgo que se practican en la UdeM e Itesm”, explicó Carlos Israel al ingeniero José Antonio González Treviño.

Se verían hábitos de liderazgo, estilos y perfil de liderazgo, considera el joven que a través de la experiencia vivencial es como el estudiante forja el carácter, al vencer sus propios miedos.

“Estoy muy contento y motivado, creo que este taller es importante y es la oportunidad tanto como el alumno de tener una visión histórica por la experiencia de excursionar –actividad que permite vencer retos físicos y mentales que deben ser resueltos a través de la imaginación y de la razón-, y lograr una visión internacional”, argumentó al final de su encuentro con el Rector.

Carlos Israel ve este proyecto como muy viable, ya que incluso hay el interés de aerolíneas que está dispuesta a patrocinarlo a fin de conseguir un acuerdo de ofrecer los boletos de avión a muy bajo costo (70 por ciento de descuento).

“Con esto obtengo la satisfacción de poder transmitir la poquita experiencia que tengo, creo que puedo trasmitir este conocimiento, el estudiante pudiera tener las facultades de tomar la decisión de participar en un taller vivencial, que finalmente es otra forma de aprendizaje, que además es muy funcional”, insistió Carlos.

El estudiante de Letras, visualiza que quizá una persona salida del taller el día de mañana sea un gran líder en el país.

“Se trata de crear gente capaz, no porque se crea capaz, sino porque sabe que ha tenido la experiencia de resolver problemas y se sabe conocedor de su historia y de lo que pasa fuera de México; me encantaría que se instituyera a nivel interfacultad”, dijo.

Lo que sí es seguro, es que el próximo semestre la Facultad de Filosofía y Letras arranca con este taller, con expediciones de fin de semana (dos mensuales) y están diseñadas a desarrollar en la entidad o en estados como Coahuila y Tamaulipas.

Herramientas personales