Primera serie de la temporada 2006 de la Orquesta Sinfónica

De WikiNoticias UANL

13 de febrero de 2006

La Orquesta Sinfónica de la Universidad Autónoma de Nuevo León se encontraba lista para arrancar con la primera serie de la temporada 2006.

La Orquesta Sinfónica de la Universidad Autónoma de Nuevo León (OSUANL) se encontraba lista para arrancar con la primera serie de la temporada 2006; año de homenajes, regreso de grandes artistas y nuevo logotipo.

Serían quince funciones con ochos conciertos distintos donde estarían incluidas piezas de Mozart, en conmemoración de su aniversario número 250; composiciones de Shostakovich, que cumplía 100 años; y la primera sinfonía de Schumann, a 150 años de su aniversario luctuoso.

La OSUANL recibiría en esta ocasión a músicos provenientes de Italia, Bulgaria, Japón, Suiza, Portugal; así como talentosos artistas nacionales: Eva María Zuk, Carlos Prieto y Enrique Bátiz, formaban parte del programa.

El violinista búlgaro Mario Hossen, considerado uno de los más ovacionados en la historia de la Orquesta Sinfónica, regresaría a la ciudad a mediados de marzo de 2006 para deleitar una vez más al público regiomontano; además de Marco Schiavo, pianista italiano, que se presentaría por primera vez en Monterrey

La interpretación de “Muñecos de barro”, del compositor mexicano Paulino Paredes, sería en estreno mundial; a su vez el ensamble universitario estrenaría nuevas piezas en los conciertos que se efectuarían los jueves en el Teatro Universitario y los domingos en el Auditorio San Pedro.

PROYECTOS BAJO EL BRAZO

Luego del lanzamiento del material discográfico “Cañón Huasteca”, la Orquesta Sinfónica tenía aún seis proyectos más que entonces se encontraban en proceso. Uno de ellos buscaba incluir melodías de Francisco Gabilondo Soler a fin de crear material musical adecuado para los niños.

Además, estaba por publicarse el trabajo de investigación realizado por el periodista Edmundo Derbez; que reuniría, en más de 500 páginas, material informativo y gráfico de la historia de la OSUANL.

ESTRENANDO IMAGEN

Con el fin de proyectar una imagen más moderna, juvenil, amigable y agradable a la vista, el nuevo logotipo marcó el inicio de una etapa de modernización.

“Conservando la esencia de la imagen anterior, ésta es una nueva forma de ver, es una evolución; más moderna, más estilizada pero conservando su actitud importante, que es seguir hacia delante”, puntualizó el entonces director de la orquesta Félix Carrasco.

Los colores de la nueva estampa representan: el rojo, un color de vida y energía; el color negro, la seriedad y el profesionalismo de una orquesta sinfónica. Esta nueva imagen buscará captar cada vez más al público joven.

Herramientas personales