Preside Virgilio González Academia Mexicana de Ciencias Sección Noreste

De WikiNoticias UANL

5 de julio de 2006

La Academia Mexicana de Ciencias Sección Noreste realizó el cambio de Comité Directivo, asumiendo el puesto de presidente el doctor Virgilio González.

La Academia Mexicana de Ciencias Sección Noreste realizó el cambio de Comité Directivo, asumiendo el puesto de presidente el doctor Virgilio González; la doctora Adriana Elizabeth Flores Suárez, secretaria y el doctor Francisco Zavala García, tesorero.

Además de agrupar a los investigadores más destacados del país, la AMC participa en las definiciones de las políticas de ciencia y tecnología, así como en la motivación actividades en la universidad y centros de investigación.

“Es uno de los pilares en el desarrollo de ciencia y tecnología en México”, afirmó el profesor-investigador de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

El ahora presidente comenta que están interesados en posicionarse dentro de la sociedad, particularmente en investigaciones científicas de la región, a través de relaciones con los diferentes organismos de ciencia y tecnología de las empresas, universidades y centros de investigación. De igual manera se incentivará para que se realice más investigación y se agilicen el desarrollo de los trabajos presentados para que resulten en beneficio de la sociedad.

También se quiere motivar a los jóvenes para que se familiaricen con el trabajo del investigador. El doctor Virgilio González comenta que para lograrlo, realizarán pláticas en preparatorias y secundarias a grupos que estén por graduarse, para motivarlos y aterrizar el concepto de investigación y de academia, demostrando su influencia en la sociedad y el desarrollo económico del país, pues afirma que se tiene estereotipado al investigador como una persona descuidada, que olvida todo “realmente es un profesional de la investigación”.

Otro de los proyectos que tienen planeados para este periodo, que competen a la legislación, es el establecimiento de la igualdad de género en las actividades académicas y de investigación, así como la estructura organizacional necesaria para que el conocimiento y la infraestructura existente sean aprovechados al máximo.

“Podemos saber cómo hacer las cosas, podemos tener con qué hacer las cosas, pero si no estamos organizados para hacerlas, es como si no tuviéramos nada”, enfatizó el catedrático de la Facultad de Ingeniería Mecánica y Eléctrica de la UANL.

Agregó que debido a esto es necesario el establecimiento de leyes que faciliten la organización. “Esto tenemos que hacerlo analizando detalladamente las leyes, observando qué parte de ellas estorba y que parte de ellas colabora con estos objetivos”.

Para el investigador, formar parte del consejo directivo es una oportunidad de aterrizar las ideas que la experiencia ha ido confiriendo en la lucha por que las actividades de investigación sean consideradas.

El doctor González recuerda que en los años 70 y 80 no había investigación. Todo su trabajo era por gusto, sin recibir ninguna remuneración. “Esa lucha de todo el gremio de investigación para descollar dentro de la sociedad nos lleva a compartir las experiencias que hemos tenido en ese devenir”.

Para la doctora Adriana Elizabeth Flores significa el momento de hacer presencia a nivel nacional, representando a los investigadores en el área noreste, al igual que tomar partido en decisiones relevantes, como apoyos económicos y particularmente en leyes gracias a su presencia en el congreso.

“La AMC a nivel nacional es un elemento muy importante. Los investigadores a veces estamos aislados, es importante que la gente de otros estados esté participando en el desarrollo de la investigación en México y de las leyes que nos competen”, dijo la académica de la Facultad de Ciencias Biológicas de la UANL.

Desde sus inicios, la AMC se ha propuesto incrementar el número de integrantes. Durante la presidencia anterior hubo un crecimiento del setenta por ciento, comenta el doctor González. Ante esto, el propósito es igualar o superar esa marca “creemos que si es posible puesto que hay muchos investigadores muy connotados que no han aplicado para pertenecer a la Academia Mexicana de Ciencias y motivar para que ingresen”.

La doctora Flores afirma que el Sistema Nacional de Investigadores y la AMC están muy relacionados, pues los investigadores que pertenecen ahí son reconocidos y potencialmente pueden pertenecer a la academia “esta oportunidad es para todos, la Academia Mexicana de Ciencias reconoce a los científicos en muchas áreas en nuestro país, es muy importante”.

Para pertenecer a la Asociación es necesario que los investigadores envíen toda la producción que se haya realizado para que así, un Comité Evaluador realice una valoración de la trayectoria de los aspirantes. Este comité decide quienes serán los nuevos miembros de la asociación.

Herramientas personales