Por una cultura de la salud de los alimentos

De WikiNoticias UANL

27 de enero de Año

Frente a los desafíos que impone el incremento de la población con obesidad, el nutriólogo debe de orientar a la sociedad a tener una buena cultura de la salud de los alimentos, para prevenir enfermedades derivadas del sobrepeso.

Según la Asociación Mexicana de Escuelas y Facultades de Nutrición, A. C., describe el perfil de un Licenciado en Nutrición como un profesional capaz de brindar atención nutriológica a individuos sanos, en riesgo o enfermos, así como a grupos de los diferentes sectores de la sociedad; de administrar servicios y programas de alimentación y nutrición; de proponer, innovar y mejorar la calidad nutrimental y sanitaria de productos alimenticios.

El 27 de enero es el Día del Nutriólogo, fecha establecida en México para conmemorar la fundación de la primera asociación de profesionales del ramo, en el año de 1974.

Por tal motivo, los nutriólogos de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) celebró este acontecimiento en los diversos espacios académicos, científicos y clínicos de la Facultad de Salud Pública y Nutrición (FASPYN).

Con más de dos mil 770 egresados y con mil 229 alumnos en curso la FASPYN, hasta el 27 de enero, fundamentó su ejercicio profesional en un marco ético y multidisciplinario para responder con calidad y compromiso a las necesidades sociales de alimentación y nutrición presentes y futuras.

FASPYN UNA HISTORIA SANA

FASPYN es la cuarta institución en el país en brindar esta licenciatura en 1976 y, desde su creación, sus egresados se han desempeñado en trabajos como el sector salud, educación y de la industria alimentaria.

La Facultad de Salud Publica y Nutrición surgió por una necesidad de crear profesionales en el área de la salud pública en 1974. El doctor Rodrigo González Pérez, maestro y fundador de esta institución, con el auspicio del Rector Luis Eugenio Todd implementan la Maestría en Salud Pública; dos años después se crea la licenciatura en Nutrición.

Por acuerdo del Honorable Consejo Universitario se agrega el término Nutrición al nombre de la Facultad de Salud Pública.

CAMPOS PROFESIONALES DE UN LICENCIADO EN NUTRICIÓN

Los nutriólogos deben ser capaces de integrar, generar y aplicar conocimientos, habilidades y actitudes que permiten su desempeño en los campos profesionales básicos tales como: nutrición clínica, nutrición poblacional, servicios de alimentos y tecnología alimentaria.

Además de otros campos transversales como: investigación, educación, administración y consultoría aplicando métodos, técnicas y tecnologías propias de la nutriología y ciencias afines, esto establecido por la Asociación Mexicana de Escuelas y Facultades de Nutrición, A. C.

Cada uno se diferencia por ciertas características y así se evalúa cada campo:

- Nutrición Clínica: Se caracteriza por la evaluación y atención nutriológica de individuos sanos, en riesgo o enfermos a través del diseño, implementación y evaluación del plan de cuidado nutricio. Las actividades que realiza el nutriólogo van desde la promoción, prevención, tratamiento, control y rehabilitación. Se desarrollan en unidades y servicios de salud del sector público y del privado.

- Nutrición Poblacional: Se caracteriza por la aplicación de la Nutriología en la Salud Pública. Las acciones prioritarias son identificar y evaluar problemas nutriológicos de grupos poblacionales; así como diseñar, organizar, implementar, evaluar programas de nutrición; participar en el planteamiento de políticas de alimentación y nutrición. Se desarrolla en instituciones públicas, privadas y de la sociedad civil.

- Tecnología Alimentaria: Se caracteriza por controlar, evaluar y mejorar la calidad nutrimental y sanitaria de los alimentos durante su producción, distribución, transformación, desarrollo, comercialización, aceptación y consumo con el fin de promover la salud así como participar en la innovación de productos. Se desarrolla en fábricas y empresas públicas y privadas de la industria alimentaria.

- Servicios de Alimentos: Se caracteriza por la planeación, dirección, control y evaluación de las actividades de un servicio de alimentos, con la finalidad de asegurar los estándares de calidad a los consumidores que demandan el servicio. Las actividades que se desarrollan incluyen: administración de recursos, planeación de menús, operación, verificación sanitaria, evaluación del servicio, capacitación del personal y orientación al consumidor. Se desarrolla en servicios institucionales y comerciales.

- Campos transversales: Estos campos son complementarios y de soporte en el desempeño profesional, común a otros profesionistas; en el caso del nutriólogo, enriquece los campos propios de la disciplina y amplían las oportunidades en el mercado laboral.

Los campos se caracterizan por el manejo de elementos teórico-metodológicos en las áreas de investigación a través del método científico y de la generación y aplicación de conocimientos, de la educación mediante la aplicación de técnicas didácticas y de comunicación en la formación de recursos humanos y la orientación alimentaria de la población; la administración para el manejo y optimización de recursos, la planeación estratégica y la consultoría para el manejo de técnicas de negociación, toma de decisiones y planteamiento de estrategias para la solución de problemas. Estos campos transversales se desarrollan en los ámbitos de desempeño de los campos básicos.

En posgrados se tiene el programa de la especialización en nutrición clínica con 16 estudiantes y otro programa es la maestría en ciencias de la nutrición contando con 10 alumnos siendo la primera generación pues es el segundo semestre que cursan.

RECONOCIMIENTOS

La UANL es miembro de la Asociación Mexicana de Facultades y Escuelas de Nutrición, y ante ello ha participado en eventos y realizado investigaciones en complicidad del gobierno del estado, empresas y la misma universidad entre otras instituciones.

“La Licenciatura en Nutrición ha sido evaluada por los CIEES (Comités Interinstitucionales para la Evaluación de la Educación Superior) otorgando la calificación más alta por la calidad del programa”, mencionó la maestra Yolanda Elva de la Garza.

Por otra parte, el Consejo Nacional para la Calidad de Programas Educativos en Nutriología acreditó la licenciatura de la UANL; en el país hay 120 programas, pero solo ocho han sido reconocidos por el CONCAPREN.

INVESTIGACIONES

El Cuerpo Académico de Salud y Nutrición Poblacional tiene una vinculación importante con el cuerpo del Estado, en donde ha podido realizar diagnóstico del estado nutricio de las familias y menores de cinco años de Nuevo León en año 2000, este tipo de programas han sido utilizados para destinar recursos a ciertos programas sociales.

“También tenemos investigación en relación a la obesidad infantil, en donde un tratamiento integral a los aspectos médicos, nutriológicos, psicológicos y de acondicionamiento físico en niños con obesidad manejados por un tiempo especifico y supervisado”, dijo la directora de la FASPYN

Este programa realizado en el 2005 ha generado éxito en la modificación de los hábitos alimenticios de los pequeños.

Cabe mencionar que las investigaciones que realizan los profesores, son proyectos de vinculación entre la Universidad y otras instituciones, y el recurso que se necesita es tan solo para el financiamiento de la investigación misma.

RETOS DE LOS NUTRIÓLOGOS

Aun que el 76 por ciento de los nutriólogos dedican su vida a la Nutriología Clínica y dentro de ésta, ellos están capacitados para atender problemas de salud como la obesidad y el sobrepeso además de los problemas crónico degenerativos que se desarrollan a partir de este mal como: la diabetes, la hipertensión e incluso algunos procesos de cáncer.

El nutriólogo debe tener todas las herramientas necesarias para poder atender a la población desde dos sectores: en el aspecto preventivo en cuanto a cuáles son los hábitos alimentarios correctos y la motivación que pueda dar a la población para incluir hábitos adecuados, así mencionado por la directora de la institución.

“La modificación de políticas públicas de poder decidir a nivel de normatividad en las diferentes posiciones a nivel estatal o federal para la modificación de ciertos escenarios a nivel escolar y a nivel de la industrias”, agregó Yolanda Elva de la Garza en cuanto a la fabricación de alimentos y orientar en los tratamientos a pacientes con diferentes padecimientos.

Y finalmente mencionó que el nutriólogo tiene que colaborar para que la población sea atendida en esta gran epidemia que es la obesidad y tratar de detener su crecimiento y después tratar de bajar esos porcentajes para también prevenir las complicaciones de la obesidad.

OTRAS TAREAS DEL NUTRIÓLOGO

El especialista en la nutrición no sólo ayuda a rebajar de tallas a quien acude a visitarlo, sino que también puede ayudar a personas completamente sanas a prevenir las enfermedades que la obesidad trae consigo.

“Una persona sana puede acudir al nutriólogo y dependiendo en la etapa de vida en la que se encuentre puede ser atendida para una correcta orientación alimentaría y en el diseño de planes de alimentación de acuerdo a las que pueda tener, siempre con miras a una prevención de la obesidad”, aseveró la directora de FASPYN.

También puede ayudar a los individuos que son propensos a algún tipo de lesión o enfermedad; en este caso el experto también puede enseñar a estas personas, a través de un plan de alimentación, a que estos riesgos disminuyan.

Además, De la Garza Casas afirmó que los sujetos que ya tienen instalada una patología, la terapia médica es importante, pero loe s aún más la terapia a través de la alimentación.

“La terapia alimentaria puede darle el mejoramiento del estado nutricio que permita un recuperación mas rápida y en ocasiones, ayudar a erradicar completamente las enfermedades que son resultado de la ingesta excesiva de algunos alimentos”

En general el nutriólogo no solo debe trabajar contra la obesidad, sino que debe de orientar a la sociedad a tener una buena cultura de la salud de los alimentos, la educación en la nutrición, ayudar a prevenir enfermedades derivadas del sobrepeso y ser un capacitador en la buena alimentación, porque al final el que toma las decisiones es la sociedad misma.

Herramientas personales