Pianista cubano en concierto pleno de romanticismo

De WikiNoticias UANL

28 de febrero de 2008

Jorge Luis Prats

La Orquesta Sinfónica de la Universidad Autónoma de Nuevo León (OSUANL)ofrecería el jueves 28 de febrero de 2008 como platillo musical tres obras románticas y el talento del pianista cubano Jorge Luis Prats.

Bajo la dirección del maestro Félix Carrasco Córdova, la OSUANL prometió una noche de exquisitas notas en el Teatro Universitario con obras de Schubert, Haydn y Rachmaninoff.

En punto de las 20:30 horas, sonará Rosamunde -una obra del maestro austriaco Franz Schubert-, escrita y estrenada con un rotundo fracaso en 1820. El ambiente dramático y un cierto misterio solemne que se entretejen a lo largo de la historia, no le agradó al público de la época, por lo que Schubert no volvió a escribir obras para escena.

Casi dos siglos más tarde, musicólogos coinciden en señalar que Rosamunde es la herencia al mundo de una joya del romanticismo.

A Schubert le precede Joseph Haydn, el padre la sinfonía, precisamente con una obra comprendida entre las “Seis Sinfonías de París”, la número 88.

En Sol Mayor, la obra embiste con trompetas y tribales destilando una vitalidad extraordinaria que se impregna en los oyentes.

Tras el intermedio, llegaría la esperada interpretación de Prats, que reproduciría la obra del maestro ruso Sergei Rachmaninoff.

Con su sello personal, Jorge Luis Prats, trasladaría al público a principios del siglo XX, cuando el compositor, en la cúspide de su carrera, externa su nostalgia a través de las notas musicales, creando un concierto lleno de problemas técnicos para aventurarse en Norteamérica.

“Es una obra que requiere todas las óptimas facultades de la orquesta, tanto en materia técnica, física y espiritual. Es una obra que demanda mucho”, explicó Prats.

“Al público no le interesa si es difícil o es fácil, más bien le interesa descubrir la maravillosa aventura que significa el discurso de este concierto lleno de romanticismo, de euforia, de meditación, de enormes cambios, un concierto fantástico”, dijo el pianista cubano.

Jorge Luis Prats es amigo de la OSUANL, del director Carrasco y de Monterrey –advirtió-, pues a través de los años han crecido juntos.

El músico caribeño sostuvo que la Orquesta Sinfónica de la Universidad Autónoma de Nuevo León interpreta con alto grado de competitividad y convierte los ensayos en experiencia extraordinaria.

“Los ensayos han sido extraordinarios, estoy muy feliz de sumergirme en esta experiencia. Es importante señalar que el concierto se abordará con el más alto nivel. La OSUANL aborda los conciertos de igual manera que cualquier orquesta europea, mexicana o americana, está a nivel del mundo”.


Herramientas personales