Participación política de las mujeres en un movimiento urbano de Nuevo León

De WikiNoticias UANL

8 de diciembre de 2006

La relevancia de la participación femenina en los movimientos urbanos en Nuevo León y los factores que han favorecido y obstaculizado a las mujeres que los han encabezado, todo analizado desde el discurso de las y los involucrados constituye el material contenido en el libro de Alejandra Rangel Hinojosa.

La relevancia de la participación femenina en los movimientos urbanos en Nuevo León y los factores que han favorecido y obstaculizado a las mujeres que los han encabezado, todo analizado desde el discurso de las y los involucrados constituye el material contenido en el libro Participación política de las mujeres en un movimiento urbano de Nuevo León (coeditado por la UANL y la editorial Plaza y Valdés), de Alejandra Rangel Hinojosa, que recientemente fue presentado en la Biblioteca Magna Raúl Rangel Frías.

Ante un auditorio lleno, la investigadora María Zebadúa, el catedrático José María Infante y Verónika Sieglin presentaron el trabajo de Rangel Hinojosa, quien se ha desempeñado como docente, investigadora y funcionaria pública, ocupando en la actualidad el cargo de presidenta del Consejo de Desarrollo Social de Nuevo León.

El evento tuvo como invitados de honor a Natividad González Parás, gobernador del Estado, su esposa Cristina Maiz, presidenta del patronato de DIF Nuevo León; José Antonio González Treviño, Rector de la Máxima Casa de Estudios, además de funcionarios de primer nivel del gobierno nuevoleonés, municipio, autoridades universitarias, familiares, colegas, amigos, miembros de organismos no gubernamentales e interesados en el tema.

En su mensaje, González Treviño señaló que este libro cumple con los objetivos de la Universidad de poseer rigor científico y divulgar el conocimiento que permite entender a nuestra comunidad, sus demandas e inquietudes, así como entender la importancia de las estructuras de poder y la lucha de las mujeres por una mejor calidad de vida, todo en pro de una sociedad más justa y equitativa. Una obra sustentada en el humanismo social, dijo, en consonancia con el legado de Raúl Rangel Frías, figura toral para la Máxima Casa de Estudios y padre de Alejandra, quien confirma “la vigencia de su estirpe y formación universitaria, reflejo de sus conocimientos y experiencias como funcionaria, académica y filósofa”.

Natividad González Parás reconoció al igual que González Treviño, la herencia humanística y académica de Rangel Frías depositada en Rangel Hinojosa y expresó su deseo de que la Universidad y la academia sigan generando y manteniendo espacios de difusión de información que redunden en beneficio de la sociedad.

Durante la presentación, Zebadúa mencionó que este libro es una aportación académica al estudio de los movimientos sociales urbanos y su participación en los movimientos orientados a la búsqueda de mejores viviendas, servicios básicos, y por ende, de calidad de vida.

Participación política de las mujeres en un movimiento urbano de Nuevo León es el resultado de 17 años de trabajo de investigación cualitativa y de análisis del discurso de quienes encabezaron y participaron en un movimiento urbano con sede en los antiguos tiraderos de basura números 4 y 5, ubicados al noroeste de Monterrey en las colonias René Álvarez, Gloria Mendiola y Felipe Zambrano, cuyos habitantes se dedicaron por décadas a “pepenar” recolectando vidrio, cartón, papel y metales que vendían en la Planta de Basura, organismo público estatal que procesaba los desechos. La metodología del trabajo incluye la investigación de campo y la práctica de la historia oral vía los testimonios Amelia Mata, lideresa de este movimiento específico, de lideresas y líderes de centrales obreras, funcionarios, mujeres de las comunidades y sondeos de opinión. El objetivo principal: intentar comprender las acciones colectivas que motivaron los problemas urbanos y su impacto sociopolítico y cultural entre las instituciones públicas y los participantes.

Específicamente, el libro trata de estudiar los cambios, permanencias y transformaciones de los sujetos femeninos respecto a la identidad y a la construcción de los imaginarios colectivos provocados por su participación y gestión política en los movimientos populares urbanos; asimilación de roles, relaciones de poder y control del Estado y las centrales obreras en los movimientos urbanos, la perspectiva de género latente y manifiesta, y la manifestación de la ideología y el poder a través del discurso y las acciones.

José María Infante resaltó que en este material se entrelazan se vertientes cruciales: participación política, mujeres y movimientos sociales, que son parte de una evolución sociológica de la participación política femenina en pos de reconocimiento y emancipación, ya fuera asunto coyuntural o congruencia histórica, y su lucha contra un régimen y sus abusos y vicios. Por su parte, Verónika Sieglin entre otras cosas enfatizó la necesidad de enriquecer los estudios científico-sociales, asunto poco atendido en América Latina y reconoció la capacidad de Rangel de reproducir la experiencia de terceros, tarea nada fácil.

Rangel definió a su libro como en trabajo complejo y difícil, pero harto enriquecedor, y donde “es más lo que estos grupos nos dan a entender que lo que nosotros llegamos a aportar”. Intercalando sus comentarios con la lectura de fragmentos de algunas de las conversaciones sostenidas con Amelia Mata, Rangel calificó como imprescindible que todos trabajemos en la construcción de un mundo más equitativo y humano para todos y todas.

Herramientas personales