Para sentir el amor con que se pinta un cuadro

De WikiNoticias UANL

27 de marzo de 2007

La UANL revive el tradicional Taller de Artes Plásticas en las instalaciones del Colegio Civil Centro Cultural Universitario para posibilitar en jóvenes y adultos escalar dentro del oficio de la pintura través de la experimentación y el trabajo.

Por lo regular el oficio de pintor se adquiere en el transcurso del tiempo, entre más se trabaje la experiencia acumulativa, pero hoy los jóvenes buscan la manera de acortar este proceso.

“En ocasiones –comenta Saskia Juárez– pasan por alto la experimentación porque desean tener la obra resuelta, no tienen la paciencia que la academia otorga y al final desarrollan pobremente una idea.

“Esa es una de las cosas que veo más en los pintores jóvenes, la falta de oficio. Por más buen pintor que seas, si no tienes el oficio no puedes realizar bien una idea.”

Sumado a ello, las escuelas de arte carecen de talleres donde se experimente con las técnicas y se enseñe el oficio de pintar.

Por esa razón en el Colegio Civil Centro Cultural Universitario abrió el 12 de marzo de 2007 el Taller de Artes Plásticas de la UANL con los maestros Saskia Juárez en pintura y Armando López en dibujo.

Saskia valora la posibilidad que la Universidad ofrece al crecimiento de la gente joven que está en el proceso de aprender o la gente ya formada que tiene intención de reafirmar el oficio.

En este primer curso intensivo de pintura la idea fue experimentar con los más antiguos materiales como el temple de huevo para, poco a poco, continuar con aceites hasta llegar al óleo.

Los alumnos vieron el proceso de preparación, la tolerancia de unos materiales con otros como el óleo con encausto, acrílico con óleo, además de observar en general las herramientas para desarrollar el oficio.

La pintura mexicana tiene ese historial pues tanto Diego Rivero como David Alfaro Siqueiros experimentan mucho, sus acabados eran meticulosos, por ejemplo, “Diego bordaba el cuadro”, pero actualmente a la gente se le olvidó matizar un cuadro, no sabe manejar el color, recurre a los colores planos.

De ahí su preocupación por enseñar la riqueza del color a través de algunos ejercicios como pintar blanco sobre blanco ante el azoro de los alumnos.

“No todos los blancos son iguales, hay unos grisáceos, amarillos, rosados, violetas, de acuerdo al entorno es como se afecta, pero son blancos.”

Saskia ha dejado en libertad a los alumnos, jóvenes ya adultos, para tomar de ejemplo a los pintores de su agrado para analizar su manejo de materiales, color y composición.

Solicitó además que tuvieran experiencia en la pintura con la finalidad de no distraerse con el estilo ni la temática de cada uno, sino centrarse específicamente en la técnica.

¿Este taller de algún modo revive el espíritu del desaparecido Taller de Artes Plásticas?

Un poco, el Taller de Artes Plásticas no experimentaba, enseñaba el oficio a través de pintar, de trabajar y nosotros queremos hacer un laboratorio experimental donde haya un intercambio de experiencias.

No está peleado con nada, lo que deseo es que se tome con mucha seriedad, que aprendan a pintar adecuadamente, sientan el amor con que se pinta un cuadro.

Herramientas personales