Organizan simposium sobre seguridad vial

De WikiNoticias UANL

12 de agosto de 2010

El séptimo Simposium Internacional “La seguridad vial: un reto diario” reunió a especialistas, funcionarios públicos, alumnos y maestros los días 11 y 12 de agosto en la Universidad Autónoma de Nuevo León.

Aunque suene a sentencia el pronóstico es real y lamentable. La flota vehicular en el área metropolitana alcanza cerca de los dos millones de unidades y en todo el país la cifra ha crecido en los últimos diez años, aumentando la exposición al riesgo de accidentes de tránsito.

El tema centró las actividades del séptimo Simposium Internacional “La seguridad vial: un reto diario”, organizado por alumnos y maestros de la Facultad de Ingeniería Civil de la Universidad Autónoma de Nuevo León los días 11 y 12 de agosto en la Biblioteca “Raúl Rangel Frías”.

La urgencia del asunto se debe a que cada día 55 mexicanos mueren a causa de la inseguridad vial, dos mil son hospitalizados con lesiones severas y 110 personas quedan discapacitadas por el resto de sus vidas.

Los accidentes relacionados con el volante son la primera causa de muerte entre los cinco y 35 años de edad, además son la segunda causa de discapacidad y orfandad.

Para Arturo Cervantes Trejo, titular del Centro Nacional de Prevención de Accidentes (CENAPRA), se trata de “un problemón de salud pública que afecta sobre todo a los jóvenes entre quince y 35 años de edad”.

“Si establecemos un promedio, el día de hoy en Nuevo León va a haber más de 170 siniestros viales, más de 47 personas van a resultar lesionadas de gravedad, dos personas van a morir y predominantemente son jóvenes. Por eso me da tanto gusto estar aquí en este evento organizado por estudiantes y maestros”, dijo el funcionario de la Secretaría de Salud.

Al presentar su ponencia “Una década de acciones por la seguridad vial en México”, Cervantes Trejo dijo que más de la mitad de los accidentes con víctimas mortales están asociadas con el consumo de alcohol y enunció algunas “vacunas” para revertir la situación.

“Hay seis factores de riesgo a considerar: si vas en moto debes usar casco, si viajas en vehículo usa cinturón de seguridad, evita la agresividad al volante, respeta el límite de velocidad, respeta los cruces peatonales y evita distractores como ir hablando o mensajeando por celular.”

Agregó que en Monterrey se está creando un observatorio multidisciplinario de seguridad vial que incluye vigilancia y control policial, una policía honesta que haga cumplir las reglas y un sistema de atención prehospitalaria (ambulancias y personal) adecuado. Es necesario atender los problemas de infraestructura a través de las auditorías viales e impulsar la participación social y la educación de niños y jóvenes en estos temas.

Arturo Cervantes presentó la Iniciativa Mexicana de Seguridad Vial donde la CENAPRA en coordinación con otras instancias como la Facultad de Ingeniería Civil de la UANL impulsa el respeto a la vida.

“Traemos los temas de capacitación. Este simposio es un buen punto de partida para impulsar la seguridad vial en la comunidad universitaria. Tenemos diversos cursos para técnico de medición de alcohol en aliento, para equipos y operativos de alcoholimetría, programas para estudiar ejemplos de éxito en operativos funcionales, cursos de auditores en seguridad vial y formación de primeros respondientes para saber qué hacer en caso de un accidente.”

EDUCACIÓN Y RESPONSABILIDAD EN LA VÍA

Hace 35 años en la Universidad Autónoma de Nuevo León se estudia la ingeniería de tránsito, lo cual desata una interrogante en el doctor Luis Francisco Chapa González, uno de los organizadores del evento.

“¿Por qué seguimos padeciendo los problemas de inseguridad vial y fluidez? Necesitamos que la educación en seguridad vial y la responsabilidad en la conducción sean asuntos de interés público y objetos de reflexión entre los ciudadanos. Todos –sea como peatón, automovilista, pasajero de transporte urbano–, tenemos que enfrentar el reto diario de la seguridad vial.”

Para el director del Instituto de Ingeniería Civil de la UANL, se trata de crear conciencias: por una parte los ciudadanos deben conocer y respetar las normas y por otro lado urge la coordinación de empresarios de la planeación y desarrollo de obras viales, funcionarios públicos de los tres niveles de gobierno, académicos y estudiantes en torno al tema.

Para el alumno de Ingeniería Civil Juan Carlos Cruz Galindo, la organización del simposio les dio la oportunidad de conocer las últimas líneas de investigación, normativas y prácticas innovadoras relacionadas con la seguridad vial en voz de reconocidos especialistas locales, nacionales e internacionales.

Herramientas personales