No me he hecho viejo porque nunca he visto para atrás

De WikiNoticias UANL

2 de septiembre de 2009

El maestro Silvino Jaramillo fue homenajeado por la Facultad de Ciencias de la Comunicación, en el marco de celebraciones del trigésimo quinto aniversario de la fundación del Colegio de Periodismo.


Como parte de las actividades por el 35° aniversario de la fundación del Colegio de Periodismo, la Universidad Autónoma de Nuevo León honró al periodista y músico Silvino Jaramillo Osorio, impulsor de lo que ahora es la Facultad de Ciencias de la Comunicación.

El evento se llevó a cabo la mañana del 1 de septiembre de 2009, en el auditorio “Alfredo Piñeyro López” de dicha institución, donde estuvieron como panelistas tres ex alumnos del homenajeado: Bertha Wario Rodríguez, redactora y coeditora de la revista “Término”; Héctor Hugo Jiménez, editor general del periódico Hora Cero, y José Garza Acuña, director de Publicaciones de la UANL.

Luego de la introducción del evento a cargo del doctor José Luis Esquivel, quien fungió como moderador, en una pantalla se transmitió una semblanza de la vida y obra de Silvino Jaramillo.

Posteriormente, los panelistas compartieron con el público, sus experiencias como alumnos de la Facultad de Ciencias de la Comunicación, destacando su puntualidad y entrega a la docencia.

“Hoy sé de lo que hablaba cuando decía que la tinta del periódico se impregna en nuestra piel y jamás se va de ahí. Recuerdo que nos decía que los textos son como hijos a los que nos duele cortarles un bracito o una pierna, pero hay que hacerlo”, evocó entre anécdotas Bertha Wario.

Comentó que hay otra de sus discípulas quien abrió un grupo en el sitio de Internet Facebook, titulado “Silvino Jaramillo, el mejor periodista”, mismo que cuenta actualmente con 495 miembros.

José Garza recordó que la única materia que reprobó en la facultad fue precisamente con él. “La sentencia máxima del profesor Silvino que quedó impresa en mi memoria y en mi corazón, es que el periodismo tiene que ser bien investigado y bien escrito”.

Agregó que la noción de periodismo impartida por el maestro Jaramillo puede resultar ante el avance tecnológico nostálgica, romántica y hasta anticuada pero, aseguró, es todo lo contrario.

“Contiene una vigencia absoluta porque lo que se impone es la idea humanista, detrás de cada computadora hay un corazón o debe haberlo, porque nadie puede comunicar efectivamente si no siente”, expresó el director de Publicaciones de la UANL.

El momento más emotivo fue en la intervención de Héctor Hugo Jiménez, quien en medio de algunas lágrimas, recordó que el profesor Silvino Jaramillo fue quien le dio la motivación de no desistir en el camino del periodismo, luego de no haber sido seleccionado para trabajar en un diaro de la localidad.

“Por el maestro, yo por primera vez pisé la redacción de un periódico y nunca me imaginé que iba a ser su compañero, él como editor y yo como reportero de culturales en el mismo periódico”, expresó.

La intervención del profesor Jaramillo fue para agradecer el homenaje rendido y para hacer mención especial de la primera generación de la Facultad de Ciencias de la Comunicación, “Alba”, con la que se enseñó a ser maestro de periodismo.

“No me he hecho viejo porque nunca he visto para atrás, siempre estuve viendo al frente y hacia el futuro, sembrando la semilla sin fijarme quien la recogía, vi que la recogieron muchos, que bueno, les agradezco a Dios y a ellos”.

Habló de su trayectoria en el periódico El Porvenir, del cuál sigue siendo colaborador desde hace 36 años y a donde entró por simple curiosidad pues aseguró que es periodista por accidente.

Finalizó con un consejo para la generación de nuevos periodistas que estuvieron entre el público: “No les está permitido opinar, pero sí interpretar”.

El evento terminó con la entrega de un reconocimiento al periodista y músico de 80 años de edad, de manos del director de la Facultad de Ciencias de la Comunicación, Roberto Silva Corpus, en medio de una ovación tributada por exalumnos, excompañeros y futuras generaciones de profesionales del periodismo.

Herramientas personales