Ni estremecimiento ni guerra en Nuevo León durante la Cristiada

De WikiNoticias UANL

4 de septiembre de 2009

A través de las reacciones manifestadas por el clero, la autoridad civil y la población ante las políticas anticlericales del callismo, el maestro Moisés Alberto Saldaña Martínez encuentra las razones de la ausencia de un levantamiento cristero en Nuevo León.

La violenta guerra cristera fue un conflicto de grandes alcances que estremeció al país, sin embargo, en Nuevo León el encendido grito de ¡Viva Cristo Rey! fue incapaz de provocar un levantamiento armado.

El maestro Moisés Alberto Saldaña Martínez, catedrático de la Facultad de Filosofía y Letras, encuentra entre otras razones “el desarraigo y debilidad de la religiosidad católica en el estado”.

En su libro “El anticlericalismo oficial en Nuevo León. 1924-1936”, se aventura, como él mismo dice, a plantear esta hipótesis tomando en cuenta la penetración tardía del catolicismo en la región, para ello expone la erección del Obispado hasta 1777, lo cual incidiría en una mentalidad hasta cierto punto laica o secular de la población y con valores derivados del protestantismo.

“Existe una correspondencia lógica entre estos antecedentes de la religiosidad del estado con la aplicación de las leyes anticlericales implementadas durante el periodo de supremacía callista; aunque homogéneas a nivel nacional, fue diferida en las regiones, así como las reacciones en gobernantes, clérigos y población”, explica Saldaña.

Los gobiernos locales aplicaron con cierta flexibilidad la clausura de templos, la prohibición de ceremonias religiosas, la restricción del número de sacerdotes y la clausura de colegios; a ello contribuyó la aplicación sin excesivo rigor de las órdenes anticlericales por los políticos.

Por su parte la Iglesia, mantuvo una resistencia más bien pasiva, al estar comprometida con la vía pacífica.

“No hubo levantamiento armado hasta donde logré investigar”, asegura Saldaña cuyo libro, publicado por la Secretaría de Proyectos Editoriales de la facultad, es el resultado de su tesis de maestría acreedora del Premio a la Mejor Tesis de Maestría en el área de Humanidades por parte de la UANL, en septiembre 2007, y mención honorífica en el Tercer Premio de Investigación Histórica Israel Cavazos Garza 2006.

Si bien en los años veinte sucedió la Guerra Cristera, en cierto sentido fue más radical la reacción anticlerical del gobierno durante los años treinta en puntos específicos como la educación y la cuestión social.

“Entonces parece revertirse la tendencia de desarraigo y debilidad de la religiosidad católica en el estado, se percibe un contraste durante la segunda mitad del siglo veinte con el arraigo y peso del catolicismo.

“En su afán por alejarse de las políticas socialistas del gobierno cardenista, especialmente en cuanto a los sindicatos, los capitalistas encontraron en al doctrina social de la iglesia una opción”.

Saldaña Martínez espera con su obra motivar a los estudiantes de historia en su empeño por la investigación y la creación de conocimiento.

Durante su presentación, el 27 de agosto de 2009, el maestro Javier Rojas Sandoval destacó lo acabado y valioso del trabajo, sus abundantes referencias documentales, profusa bibliografía y rigor analítico, además de ser el autor muy respetuoso y cuidadoso pero al mismo tiempo crítico al abordar el tema de la Iglesia.

Para el maestro Miguel Ángel González “siendo la religión tan importante en la vida ser humano, es tan poco estudiada, muy pocos están dispuestos a estudiarla de manera crítica y objetiva.

“Existe una bibliografía muy amplia a nivel nacional, más no a nivel local y ese es uno de los aspectos importantes de esta obra, empieza a llenar este carencia, este hueco en la historiografía regional”.

Destacó el uso encomiable de documentos primarios, sin dejar de notar la ausencia de fuentes del archivo eclesiástico, la claridad en su argumentación, la redacción austera con el uso de palabras llanas y sencillas, la organización ejemplar y ordenamiento de los capítulos, y de manera amigable las consideraciones finales al término de cada uno.

“Esta obra muestra la vitalidad de la investigación histórica en la facultad de la cual forman parte un grupo amplio de jóvenes; expande las fronteras del conocimiento tanto de la historia de Nuevo león como de México y al hacerlo cumple con uno de los objetivos de la Universidad de generar conocimiento”.

Herramientas personales