Mujeres científicas de la UANL

De WikiNoticias UANL

8 de marzo de 2006

La situación para la mujer se vuelve más difícil cuando es opuesta a los preconstruidos ideológicos que limitan su actividad.

Actualmente la mujer desempeña diversos roles en la sociedad, ya sea como hija, estudiante, profesionista o ama de casa. En caso de tener familia, se les exige que realicen labores del hogar a la par que las de su trabajo, aunque en la mayoría de las ocasiones esto no se les reconozca.

La situación para la mujer se vuelve más difícil cuando, opuestas a los preconstruidos ideológicos que limitan su actividad, siguen el llamado de una labor que históricamente era dominio masculino, como es la generación del conocimiento y la tecnología.

La presencia de la mujer en el quehacer científico en el Estado es cada vez más importante como lo pone de manifiesto el Instituto Estatal de las Mujeres con la publicación, dentro de la colección “Mujeres y Poder”, del libro Mujeres científicas de Nuevo León que recoge el testimonio de 86 de ellas, muchas egresadas de la Universidad Autónoma de Nuevo León y todas reconocidas por el Sistema Nacional de Investigadores.

Sin distinción de género han puesto las capacidades con las que están dotadas al servicio de la ciencia. Mujeres que han puesto el doble o triple de esfuerzo como comenta la Dra. María Guadalupe de Jesús Alanís Guzmán; que no han dejado a un lado sus tareas del hogar, dice la biotecnóloga Delia Elva Cruz; que saliendo del laboratorio van al súper y a lavar ropa como observa la genetista Martha Imelda Dávila.

EL TRABAJO DE LA MUJER NO ES RECONOCIDO IGUAL QUE EL HOMBRE

Fuensanta López Rosales, doctora en Psicología Social, comenta que han sido diversas las dificultades a las que se ha enfrentado, desde el decidir dedicarse a la investigación, ya que, según explica, es difícil compaginarla con la vida personal.

“Como mujer necesitas contar con tu pareja, porque si no se habla y se tiene ese acuerdo de pareja y de tus hijos, no es posible estar en esta carrera.”

Considera que el regiomontano en su mayoría es machista y aunque estemos en la sociedad del conocimiento, el machismo existe en diferentes niveles y circunstancias.

“Yo creo que el hombre y la mujer necesitan un equilibrio en su vida, podemos colaborar en el mismo nivel. “Lamentablemente nos cuesta más, el trabajo de la mujer no es reconocido igual que el hombre, en el campo laboral tenemos que hacerlo doblemente para que tu trabajo sea reconocido, no digas la casa, los hijos, el esposo, eso es aparte”, agrega.

Al hablar del financiamiento de proyectos por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, la doctora comenta que existe una molestia en los hombres por obtener ellas este tipo de apoyo, “sí existe el celo por ser mujeres, eso sí lo he vivido”.

La doctora López, fundadora del doctorado en Psicología, es actualmente maestra e investigadora en la División de Estudios de Posgrado de la Facultad de Psicología e integrante del SNI, Nivel 1.

Su trabajo de investigación es sobre la innovación y evaluación psicoeducativa, el cual es aplicado, por ejemplo, a problemas de salud y prevención de situaciones como el sida o el embarazo precoz.

“Vale la pena y te deja una satisfacción grande estar dentro del área científica y contribuir en algo a la ciencia.”

Para ella no hay ningún motivo por el cual dejaría su trabajo como investigadora, “es algo que tú vas necesitando, es un alimento importante para poder vivir”.

LA MUJER PUEDE DESARROLLAR SU CAPACIDAD

Para Lorena Leticia Garza Tovar, doctora en Ciencias con especialidad en Materiales, dice que es muy importante la difusión de las diferentes áreas de la ciencia a fin de motivar a las jóvenes que desean hacer una carrera universitaria.

“No deben desmotivarse por su condición de mujeres, tenemos capacidad y la podemos desarrollar con disciplina, con trabajo y tenacidad.”

Según explica la doctora, desarrollar una carrera científica requiere de mucho trabajo. La mayoría de las veces no se cuenta con los recursos necesarios para sustentar los proyectos, teniendo que recurrir al sector privado o a instituciones gubernamentales.

“Me puedo considerar afortunada, he estado trabajando en la UANL y he tenido el apoyo de directivos administrativos y de colegas, trabajando en equipo y conociendo gente de otras instituciones nacionales y del extranjero.”

La línea de investigación en la que trabaja es la determinación de síntesis y preparación de materiales cerámicos, que tienen aplicación en el campo de la electrónica a la vez que pueden ser utilizados en dispositivos o aparatos que determinan pequeñas concentraciones de gases, los cuales pudieran ser o no tóxicos.

Además puntualiza lo mucho que se aprende en el trabajo, sobre todo si es en grupo. “He trabajado con una investigadora muy competente, la Dra. Leticia Torres, que es una líder en investigación y me he desarrollado bastante a su lado.”

La única decepción que ha sufrido en su carrera profesional ha sido gracias a la burocracia, ya que dificulta algunos procedimientos que pudieran realizarse de manera más sencilla.

Para Garza Tovar, el apoyo familiar ha sido muy importante durante el desarrollo de su carrera, “ellos me han dado lo más valioso, su amor, porque yo invierto mucho tiempo en mi trabajo y siempre han estado a mi lado apoyándome”.

EL MAYOR RETO ES OBTENER EL EQUILIBRIO

A la doctora Ana María Salinas Martínez, especializada en Medicina Familiar y Salud Pública, saber que existen otras mujeres en diversas áreas de investigación le ha hecho sentir un gran orgullo.

“Cuando ves que no estamos solas y que todas hemos pasado por lo mismo, es una combinación de sentimientos, algo que uno dice valió la pena todo lo que se pasó.”

Durante su carrera, las dificultades han sido con los compromisos familiares, ella considera que el mayor reto es obtener el equilibrio, buscando el espacio y tiempo para dedicar tanto a la familia como al trabajo y así cumplir en las dos áreas. Afortunadamente su familia la ha apoyado cien por ciento.

Lo que le ha motivado a continuar con su carrera son los retos a los que se enfrenta a diario y el tratar de seguir avanzando.

A la doctora Salinas le correspondió iniciar la Unidad de Investigación Epidemiológica (IMSS) en 1995, actualmente es jefa de Unidad. Ahora están trabajando en forma conjunta el área médica y los pacientes, tratando de incidir en la prevención y en detectar oportunamente los problemas.

En cuanto al apoyo recibido, según nos comenta: “Hay que buscar la creatividad para que lo poco que haya alcance para lo que necesitamos”.

LO DIFÍCIL ES QUE LOS HOMBRES COMPARTAN LAS TAREAS DE LA MUJER

Para Leticia Amira Háuad Marroquín, doctora en Química Terapéutica, se pueden hacer muchas cosas a la vez, “soy madre de tres varones y mi padre fue muy innovador, porque él fue quien me impulsó siempre a prepararme y a dar lo mejor de mí”.

Ella considera que lo más difícil es que los hombres sean capaces de compartir las tareas de la mujer, de ayudarle con los hijos y no sentirse menos.

“Te van agregando tareas, tarea de mamá, tarea de ama de casa, tarea de esposa, y eso no se valoraba antiguamente. Se necesita una persona muy madura del sexo masculino para sentirse orgulloso de los logros como mujer profesionista.

“Admiro a aquel varón que se sabe capaz de compartir su vida al lado de una mujer triunfadora y sentirse orgulloso.”

Según palabras de la Dra. Háuad, su familia ha sido muy comprensiva en cuanto a la carrera profesional, ya que ella continuamente participa en congresos y la mayor parte del tiempo se encuentra en la Facultad de Ciencias Biológicas de la UANL. Para ella ha sido muy grato tener el respaldo familiar y que sus hijos acepten que tiene que disponer de más tiempo para la UANL.

Don Miguel Háuad Courtney, su padre, le ha motivado para continuar, “a veces le digo, es gracias a que me inculcaste una gran responsabilidad, una gran dedicación en todo lo que hiciera, gracias a él estoy donde estoy”.

Actualmente es maestra investigadora de tiempo exclusivo titular D en la Facultad de Ciencias Biológicas, asesora de alumnos de licenciatura y posgrado en co-tutela con el Instituto Nacional Politécnico de Tolouse, Francia, además de pertenecer a la Academia Mexicana de Ciencias.

Su trabajo de investigación ha sido multidisciplinario. Las primeras investigaciones se enfocaron hacia el análisis químico de especies vegetales de importancia para las zonas áridas de Nuevo León. En el área de recursos naturales y manejo del medio ambiente, la investigación está orientada hacia el análisis químico, ecológico y nutricional de especies vegetales en el estado.

Asimismo, se ha realizado la valoración del patrón de comportamiento, productividad y desarrollo de estas especies en presencia de residuos biosólidos generados en el proceso de depuración del agua residual, además de generar conocimiento respecto a la distribución de contaminantes por especies vegetales en el proceso de fitorremediación (absorción de contaminantes por medio de plantas para la remediación de suelos contaminados). Su trabajo actual es la búsqueda de compuestos químicos naturales con actividad biológica, con el fin de incrementar las moléculas con propiedades terapéuticas.

Aunque siente que ha sido muy recompensada por parte de Conacyt y de gobiernos extranjeros, considera que aún falta apoyo a las investigaciones científicas.

Durante su carrera, la doctora Háuad se ha sentido decepcionada debido a las dificultades de algunos directivos, “la tarea la sacamos adelante a pesar de esas dificultades y los problemas los vemos como retos. Esa es la gran diferencia”.

“Mi mayor satisfacción, el que mis hijos me digan mamá, estamos orgullosos de ti y también el que tus alumnos te valoren, creo que esa es la máxima gratificación, que te valoren, te admiren y te digan doctora, quiero ser como usted.”


Herramientas personales