Muestra de inspiración temprana en Colegio Civil

De WikiNoticias UANL

15 de agosto de 2007

Una exposición de trabajos finales de los Cursos de Verano de la Facultad de Artes Visuales tuvo abrigo en el Colegio Civil Centro Cultural Universitario.

Creatividad tempranamente estimulada, y perspectivas del mundo desde una mirada sin cansancio fueron mensajes notables en la exposición de trabajos finales de los Cursos de Verano de la Facultad de Artes Visuales, que tuvo abrigo en el Colegio Civil Centro Cultural Universitario.

Obras de ochenta niños desde los tres a los once años fueron mostradas al público desatando la motivación no solo de sus pequeños autores, sino además de sus padres, amigos, y de sus propios instructores.

Dibujos, pinturas, trabajo en cerámica, fotografía, cómic, animaciones y arquitectura infantil, donde los niños presentaron sus maquetas, regalaron al recinto universitario un esplendor de inspiraciones especiales del 28 de julio al 8 de agosto de 2007.

Hilda Margarita Gutiérrez Ríos, directora de la Facultad de Artes Visuales habló del sentido que para todos tuvo el hecho de salir a exponer las obras, por primera vez fuera de la dependencia que las promueve.

“Los Talleres de Arte que nacen como cursos de extensión se hacen en nuestra facultad desde hace mas de 25 años, es la manera cómo nos vinculamos con la comunidad a través del trabajo con niños, adolescentes y adultos. Esta vez nos pareció interesante salir de la facultad con esta exposición y permitirle a los niños mostrar su obra a familiares, amigos y público en general, pero especialmente nos da mucho gusto que haya sido en Colegio Civil, en el corazón de la ciudad, un espacio totalmente renovado y con tanta significación para los universitarios de todos los tiempos.”

Bajo la coordinación de Marcela Quiroga Garza, al frente de los cursos de extensión, y con la colaboración de instructores, en su gran mayoría estudiantes de la facultad, los niños reciben todo un sistema de sensibilización con el arte, y aprenden a buscar una manera distinta de expresarse por medio de diferentes materiales. La muestra de sus obras es un modo más de demostrarles cuán importante es su trabajo para la facultad.

“Hay niños que ya tienen un historial con nosotros –añadió la maestra Gutiérrez Ríos–, inclusive niños que crecen y llegan a estudiar una carrera con nosotros en la licenciatura, tenemos egresados que se casaron y que ahora traen a sus hijos a nuestros cursos, hay una comunidad con la que estamos trabajando, pero nos gustaría también acercar cada vez más personas que quieran estar en contacto con nosotros, con el aprendizaje del arte y con el continuo crecimiento tanto de ellos como de sus hijos.”

La exposición es sólo una arista de muchas que proyectan la relación de la Facultad de Artes Visuales con la comunidad. En el mes de septiembre de 2007 iniciaron con la emisión de Talleres de Invierno y así continúa la intención no solo de graduar y posgraduar especialistas con un sentido afinado hacia la perfección de mensajes visuales, sino de construir vocaciones desde edades y percepciones tempranas. Una filosofía que habla bien del legado permanente de la institución al ámbito artístico de la ciudad.

Herramientas personales