Movimientos en masa latentes en Sierra Madre Oriental

De WikiNoticias UANL

21 de noviembre de 2005

Dr. José Rosbel Chapa Guerrero de la Facultad de Ciencias de la Tierra de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

El riesgo de los movimientos en masa está latente en toda la Sierra Madre Oriental, pero se agudiza más en la parte del área metropolitana de Monterrey, precisamente enfrente de la Curva de Monterrey, ya que en ella se construye sobre laderas y montañas.

“El área metropolitana de Monterrey sería un ejemplo muy notorio para ver los diferentes tipos de movimientos en masa que existen”, afirma el Dr. José Rosbel Chapa Guerrero.

Los movimientos entre capas o entre discontinuidades lo activan las personas al hacer cortes en los taludes de las montañas; cuando ese movimiento es entre capas se le conoce como deslizamiento.

Además, los rodamientos con la caída de bloques y las soliflucciones o flujos de materiales que, producto de las lluvias torrenciales, corren a través de arroyos con el riesgo de asolvar comunidades con agua y lodo.

Éstos fueron advertidos por la Facultad de Ciencias de la Tierra (FCT) de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) desde inicios de los noventa cuando se realizaron los primeros estudios en la zona de Chipinque que se puede extrapolar a toda el área metropolitana de Monterrey.

El doctor Chapa realizó su tesis doctoral en 1993 en esa región y desde entonces las técnicas y metodologías han sido transmitidas a los alumnos para elaborar cartas de riesgo geológico.

Entre las zonas de mayor riesgo se encuentran las laderas de los siguientes cerros: de la Sierra Madre Oriental (San Pedro Garza García), Las Mitras (Santa Catarina, San Pedro y Monterrey), Topo Chico (San Nicolás y Monterrey), La Silla (Guadalupe y Monterrey), Loma Larga, Mederos (Monterrey) y El Mirador (San Pedro).

Sin embargo, las autoridades siguieron otorgando permisos y se continuaron fraccionando colonias sin haber realizado los estudios de riegos geológicos. De ello dan cuenta casos como el del sector de Las Lajas y San Jerónimo, que originaron la demolición del edificio Punta Sol.

“Primero se dieron los permisos y después conocen la problemática que se presenta”, afirma Chapa.

“Lo importante sería que antes de fraccionar una colonia se realizaran los estudios de riegos geológicos y después decir si se pueden vender o no los terrenos, y en algunos lugares bajo qué condiciones debe construirse y bajo qué riesgos están sometidas estas localidades.”

En la Facultad de Ciencias de la Tierra (FCT) existen actualmente tres tesis ya elaboradas por los estudiantes de licenciatura Sergio Eduardo Ibarra, Édgar Sánchez Carlín y Gilberto Paz, y otras a cargo de Ernesto Marfil, José García Quintero y Karina Rosales Bravo están en marcha sobre zonificación de un mapa de riesgos geológicos en regiones denominadas “tipo”. Estas investigaciones se realizan en San Pedro, el cerro de La Silla, cerro de Mederos, cerro de Las Mitras y una más sobre el corredor Monterrey-Allende con apoyos de la misma Universidad, a través de Paicyt para los estudios, las cartografías y las delimitaciones de los riesgos.

“Después tenemos que unificar todas las cartas para obtener una carta de riesgo general para toda el área metropolitana de Monterrey”, afirma Chapa Guerrero.

¿Deben ser una base normativa?

Debería asentarse que fuera una base normativa. En 1990 nos pidieron que hiciéramos un estudio preliminar geológico en San Pedro Garza García y a través de él se empezó a normar en la cuestión de construcción.

Es cuestión de sensibilizar a las autoridades para que pongan un poco más de atención en la disminución de los riesgos en las zonas de montaña.

Mi conclusión es que el ser humano desde que es tal, se ha ido adaptando al medio, pero en los últimos siglos hemos querido adaptar el medio a nosotros en una forma muy vertiginosa descuidando todas las experiencias que hemos tenido a lo largo de la historia.

Por eso insisto, antes de realizar la planeación de una colonia, lo primero que tenemos que hacer es ver la experiencia que se está plasmando en cartas de riesgo geológicos para que no sucedan estos desastres.

Herramientas personales