Mocasín, la esencia humana de amar

De WikiNoticias UANL

3 de agosto de 2006

Lo que para Reynol Pérez fue un ejercicio personal, se ha convertido en la más representada de sus obras, que a pesar del tiempo en que fue escrita, se mantiene vigente por los problemas en ella abordados.

En 1992, Reynol Pérez escribió lo que para él fue un ejercicio personal, sin grandes intenciones. El resultado fue Mocasín la más representada de sus obras, según palabras del propio autor.

A catorce años de su creación, y tras haber publicado una nueva versión, la Universidad Autónoma de Nuevo León, dentro de la Escuela de Verano, presentó este cuento búlgaro, en el Teatro Espacio de la Facultad de Artes Escénicas.

El montaje de la versión original corrió bajo la dirección de Sandra Félix, con actuaciones de Fili Morales, Víctor Román, Carol Sánchez, Karina de la Cruz, Saremi Moreno, René Arellano, Mariana Romero, Pastora Chazarín y René Moya.

La historia está basada en el cuento “Paisaje con perro” de Stanislav Stratiev, relata las peripecias de los Todorov, una pequeña familia búlgara que vive en un reducido espacio, por lo cual tratan de conseguir una vivienda más amplia.

Su esperanza de lograrlo recae en Petrov, un funcionario del Partido Comunista y amigo de la familia, quien ajeno a las necesidades inmediatas de éstos, les obsequia un cachorrito para ayudarles a evadir la enajenación de la vida moderna.

A través de las peripecias que viven los Todorov gracias a las travesuras de Mocasín, el cachorro que ha crecido lo suficiente como para ocupar toda la vivienda, se muestran diferentes situaciones en las que salen a relucir problemáticas de las sociedades de nuestro tiempo, tales como la falta de vivienda, la marginación e incluso la intolerancia.

La Universalidad de estos temas permite la fácil identificación del público con la historia, pues aunque se trate de personajes búlgaros, los problemas a los que se enfrentan son muy cercanos a nuestra cotidianidad.

“La obra tiene esa característica, es algo que realmente puede suceder en cualquier lugar y además me sorprende que a pesar de haberse escrito hace años, está más actual que entonces”, comentó Reynol Pérez.

El personaje de la abuela Donka, nos habla de una realidad que cada vez se vive más en México, como es la marginación hacia las personas de la tercera edad en una sociedad que los considera improductivos “es un problema grave que hemos heredado de los gringos, hace algunos años en México los ancianos eran parte importante de la familia y ahora se les ve como un estorbo” indicó el autor.

Otro de los temas es el de la intolerancia, el cual es perceptible en el momento en que los vecinos, quienes juzgaban a Mocasín por su gran tamaño, le adjudicaban todas las irregularidades que ocurrieran en el lugar.

“El perro es una metáfora. Es el personaje principal, pero no debe tener mucha participación en el cuento, yo pretendía que no estuviera mucho en la escena, para no desviar la atención de las acciones de los personajes. Finalmente son los actores los que están”, aclaró el dramaturgo.

Algo que llama la atención es la manera en que los niños han aceptado la obra, a pesar de que Reynol Pérez nunca tuvo la intención de llegar a este público. “Yo fui el primer sorprendido, para mí es una obra para adultos”.

Él opina que influyó el disfraz de perro, confeccionado por Galu Barragán, “está tan bien hecho que el actor parece realmente un perro”. La obra acaba de ganar el Concurso de Teatro Escolar, gracias al cual se presentará para alumnos de primaria y secundaria, de enero a junio del próximo año, con 100 funciones.

Curiosamente, entre los asistentes a la presentación se encontraban Ofelia Arredondo y Pedro Rivera quienes interpretaron a Rositsa y Vasil, respectivamente, durante el primer montaje de la obra en la versión original. Con ellos estaba su hija Melissa, quien participara en las dos versiones, interpretando a Denitsa en la primera y a Milena en la segunda “una misma actriz hizo a la niña y luego a la muchacha, eso para mí fue muy gratificante”, agregó el autor.

Quien también estuvo presente fue Esperanza Galindo, madre de Hernán Galindo, quien debutara junto a Arredondo y Rivera como la abuela Donka.

Mocasín se ha montado en diversos foros, desde su estreno en 1994; en 2002 Reynol Pérez rescribió el texto, agregando nuevos personajes y situaciones. “La primera versión la escribí sin intención de publicarla, simplemente como un ejercicio nostálgico. Cuando la terminé se la mostré a Hernán Galindo y le gustó, no pensé que le fuera a interesar a nadie”.

Precisamente, fue Hernán Galindo quien realizó el primer montaje de ésta, en el mes de octubre de aquel año. Él le pidió que hiciera una versión más larga “yo no tenía muchas ganas de hacerlo pero la escribí muy rápido, con mucha facilidad”.

El autor comenta que en la obra estaba presente el mundo de los padres, de los niños, de los viejos, pero no el de los jóvenes, por lo que decidió agregar dos personajes más que en el cuento original no existen, para que hubiera una amplitud de los niveles de personajes y de las diferentes edades.

La nueva versión también presenta situaciones en las que existe una mayor participación de los vecinos a través del personaje de Yana Asénova y su marido, quienes en la versión original aparecían en una sola ocasión. Lo mismo ocurre con la abuela Donka, Petrov y Maya Liutskánova “son personajes aparentemente incidentales, sobre todo Maya Liutskánova, que aparece al final. Ya está más enriquecida porque tiene participación constante en la obra”.

Primera y segunda versión fueron presentadas en la Sala Zambrano del Centro Cultural Plaza Fátima en San Pedro; la nueva interpretación fue presentada en marzo de 2002, bajo la dirección de Mijail B. Kángalov, con alumnos del taller de Danza y Teatro de la Universidad Regiomontana.

“Para mí lo más importante de esa obra es que tiene una mejor estructura y además están enriquecidos los espacios, que es muy importante, y los personajes tienen una mayor participación. Digamos que Rositsa y Vasil, que ya eran personajes bien desarrollados, tiene unos cuantos diálogos más”.

El director Carlos Gueta se mostró interesado en presentar la nueva versión de la obra, según palabras del propio autor “ojalá se pueda hacer. La que hizo Mijail B. Kángalov fue muy interesante, sobre todo porque era muy dinámica”.

Sandra Félix montó la versión original en la ciudad de México, donde permaneció en cartelera durante todo el año pasado, con algunos cortes.

Finalmente Reynol Pérez, comentó que lo que más le ha gustado de Mocasín es “constatar que realmente el hombre necesita manifestar su esencia humana, necesita amar algo. Sobre todo ver cómo la gente se conmueve con algunas situaciones”.

Herramientas personales