Mensaje del Primer Informe de actividades

De WikiNoticias UANL

27 de octubre de 2010

El Dr. Jesús Ancer Rodríguez rindió su Primer Informe de actividades el 27 de octubre de 2010, en Sesión Solemne del Consejo Universitario, en el Teatro del Campus Mederos.

Discurso del Dr. Jesús Ancer Rodríguez con motivo de su primer informe de gestión al frente de la Rectoría de la Universidad Autónoma de Nuevo León

En cumplimiento con lo dispuesto en los artículos 28 de la Ley Orgánica y 79 del Estatuto General, presento a ustedes el Informe de las actividades realizadas en este primer año de mi gestión, al frente de la Rectoría de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

Es para los universitarios un honor contar en este acto con la presencia de distinguidos invitados, quienes en variadas formas y desde diferentes ámbitos de responsabilidad, han manifestado su apoyo al desarrollo de la UANL en el cumplimiento de las importantes responsabilidades que la sociedad nuevoleonesa le ha encomendado.

Nos honra la presencia del Lic. Rodrigo Medina de la Cruz, Gobernador Constitucional del Estado, del Dr. Rodolfo Tuirán Gutiérrez, Subsecretario de Educación Superior, en representación del Maestro Alonso Lujambio Irazábal, Secretario de Educación Pública del Gobierno Federal, y del Dr. Rafael López Castañares, Secretario General Ejecutivo de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior-ANUIES. Bienvenidos siempre a nuestra Alma Mater. Los recibimos con mucho afecto.

Asimismo, expreso mi agradecimiento por su presencia a los ex Rectores de la Universidad; a los integrantes de nuestros Consejos Consultivos y de la Fundación UANL; a los profesores eméritos; a los ex-alumnos; a los universitarios y sus familiares; a los Senadores de la República, Diputados Federales y Estatales, y presidentes municipales del Estado; a las autoridades educativas de la entidad; a los señores Rectores de las instituciones de educación superior; a las autoridades eclesiales; a los representantes de los diversos sectores sociales y al Secretario General del Sindicato de Trabajadores de la Universidad.

Gracias a todos ustedes por su amable presencia la cual es una muestra palpable de su interés por conocer y dar seguimiento a las actividades que realiza la Universidad en el cumplimiento de su misión.

El informe del primer año de mi gestión al frente de la Rectoría de la Universidad representa un acto de rendición de cuentas que toda universidad pública, que sitúa en el centro de su actuación una educación de calidad con responsabilidad social, tiene que presentar para informar a la sociedad y a sus representantes, de las actividades realizadas por una comunidad universitaria que ha decidido desempeñar un papel ejemplar y de liderazgo en el desarrollo de la educación media superior y superior en el Estado y en el país.

Representa también una excelente oportunidad para hacer un balance entre lo programado y lo realizado, reconocer con precisión los avances institucionales, a la vez de analizar y reflexionar sobre nuestro quehacer presente y futuro, identificando áreas de oportunidad que deberán ser atendidas a la mayor brevedad con calidad y pertinencia.

Es importante reconocer, que gracias al trabajo serio y responsable de los universitarios, en el transcurso de las últimas décadas, la Universidad está hoy posicionada como una de las mejores instituciones de educación media superior y superior en el país, dada su alta capacidad y competitividad académica, evidenciadas éstas, por el alto nivel de formación de su personal académico y directivo, sus importantes logros en la formación de bachilleres, técnicos, profesionales, científicos, tecnólogos y humanistas, sus servicios de apoyo comunitario pertinentes y de calidad y sus importantes contribuciones al desarrollo humano sostenible de la sociedad.

Hace un año, al asumir el honroso cargo de Rector, en el marco de un complejo y cambiante contexto social y educativo, me comprometí a entregar mi mayor esfuerzo y capacidad en los objetivos de preservar el importante patrimonio universitario, dar continuidad a los programas prioritarios considerados en nuestro Plan de Desarrollo Institucional 2007-2012, a la vez de ampliar, articular mejor y potenciar las capacidades institucionales para lograr la plena consolidación de la Universidad y con ello hacer realidad el sentir y el pensar de los universitarios plasmados en la Visión UANL 2012.

Acorde con este compromiso, impulsé en los primeros meses de 2010, una importante reforma a la estructura orgánica de la Universidad para articular mejor y potenciar las capacidades institucionales. La nueva estructura está permitiendo aplicar de manera más eficaz las políticas y estrategias institucionales y focalizar mejor los programas y actividades universitarios en el desarrollo de una agenda de responsabilidad social.

Esta agenda, enmarcada en los objetivos estratégicos y programas prioritarios del Plan de Desarrollo Institucional, contiene y privilegia los elementos para lograr una gestión socialmente responsable de la formación universitaria, de la generación y aplicación innovadora del conocimiento, de la preservación y difusión de la cultura y del funcionamiento institucional con los más altos estándares de calidad, equidad y relevancia social.

Para lograr las 42 metas relevantes del Plan de Desarrollo Institucional y ante los cambios ocurridos en los últimos tres años en el contexto interno y externo de la Universidad, fomenté en el primer semestre de 2010, la actualización de los planes de desarrollo de las Facultades y por primera vez, se elaboraron los de las dependencias administrativas mediante procesos participativos de planeación estratégica.

Mención especial merecen los planes del Sistema de Educación Media Superior de la Universidad que se encuentran en proceso de actualización, lo que permitirá establecer los medios para focalizar mejor los esfuerzos orientados a consolidar un verdadero sistema de este nivel, abierto, flexible e innovador, único en el país, caracterizado por la intensa colaboración entre las 29 escuelas del bachillerato que lo conforman.

La aplicación de este plan permitirá también acelerar la incorporación de nuestras escuelas al Sistema Nacional de Bachillerato y articular y potenciar las capacidades de la Institución para la formación integral de bachilleres y técnicos comprometidos con el desarrollo sustentable global, y con sólidas competencias para desarrollarse con éxito en el nivel superior y en los mundos laborales de la sociedad del conocimiento.

Con la actualización y formulación de estos planes de desarrollo, la Universidad cuenta hoy con mejores condiciones para implementar los 15 programas prioritarios del Plan de Desarrollo Institucional, realizar con oportunidad el contenido de su agenda de responsabilidad social, hacer realidad la Visión UANL 2012 y tomar decisiones sustentadas en un ejercicio previo de reflexión y análisis institucional, evitando con ello la improvisación y las respuestas coyunturales a problemáticas complejas.

En el periodo que comprende este informe y en el marco de los programas prioritarios del Plan de Desarrollo Institucional y los objetivos de la agenda universitaria, se ampliaron las oportunidades de acceso a la Universidad de un mayor número de jóvenes con capacidad y deseo de construir un proyecto exitoso de vida, a través de la realización de estudios en programas educativos reconocidos por su buena calidad.

En efecto, la matrícula total de la Universidad en los 239 programas educativos que ofrece, se incrementó de 129,341 en 2009 a 133,103 en el presente ciclo escolar, lo que ha requerido de un gran esfuerzo institucional, así como la aportación de recursos extraordinarios para asegurar la calidad de los programas y procesos educativos.

Se incrementó también en un 20%, el número de becas que la Universidad otorga a sus estudiantes para propiciar la permanencia, buen desempeño y terminación oportuna de sus estudios. Con ello se ha buscado amortiguar en la comunidad estudiantil, los efectos de la severa crisis económica que hemos estado viviendo este año, así como las consecuencias derivadas del fenómeno meteorológico “ALEX” que afecto a muchos de nuestros estudiantes.

En 2010, continuó fortaleciéndose la capacidad académica de la Institución. Se incrementó de manera significativa el número de profesores con posgrado, en particular con el doctorado, el número de profesores de tiempo completo que cuentan con el reconocimiento del perfil deseable por parte del Programa de Mejoramiento del Profesorado de la Secretaría de Educación Pública, de los que se encuentran adscritos al Sistema Nacional de Investigadores y los cuerpos académicos consolidados y en proceso de consolidación.

Lo anterior es el resultado de la aplicación de un conjunto de políticas institucionales que están mostrando su eficacia en el objetivo de consolidar la capacidad académica de la Universidad y su organización en cuerpos académicos; elementos indispensables para asegurar una gestión efectiva de la formación universitaria, de la generación y aplicación del conocimiento y de la preservación y difusión de la cultura, así como para desarrollar con oportunidad proyectos de investigación, desarrollo tecnológico e innovación en atención a problemáticas relevantes del desarrollo social y económico de la entidad y del país.

Una universidad socialmente responsable es aquella que ofrece servicios educativos reconocidos por su buena calidad y por tanto cuenta con altos niveles de competitividad académica. Por ello, es importante asegurar que el nuevo modelo educativo de la Universidad, que privilegia la formación integral de los estudiantes, se incorpore efectivamente en todos los programas educativos que ofrece la Institución.

Para lograr este propósito, establecí a principios del año, un nuevo esquema institucional de apoyo y seguimiento, en particular, la conformación de un comité integrado por todos aquellos actores universitarios involucrados en el proceso de reforma.

Este comité está desarrollando una agenda de trabajo que específica acciones concretas, metas y tiempos para lograr la incorporación adecuada del modelo educativo y los modelos académicos asociados, en todos los programas del nivel medio superior y superior de la Universidad.

El nuevo esquema nos ha permitido contar con un marco renovado de políticas, estrategias y lineamientos institucionales que están mostrando su eficacia para lograr con éxito los objetivos de una muy compleja pero a la vez muy relevante tarea de una universidad reconocida por su calidad, como es la reforma integral de su práctica educativa, la cual recorre transversalmente todos los ámbitos de su quehacer institucional.

Con la implementación del nuevo modelo educativo, la Universidad está respondiendo con oportunidad a las demandas de la formación de la educación media superior y superior, atendiendo con cabalidad los postulados de calidad, pertinencia, cobertura y equidad.

En el ámbito también de la competitividad académica y en el periodo que cubre este informe, me es muy grato informar el incremento significativo del número de programas de posgrado que forman parte del Padrón Nacional de Posgrados de Calidad SEP-CONACYT, resultado del proceso de fortalecimiento de las plantas académicas y cuerpos académicos que les dan sustento y la mejora significativa de las condiciones institucionales para el desarrollo de las actividades académicas de profesores y estudiantes.

En el caso de la licenciatura se incrementó también el número de programas educativos reconocidos por su buena calidad por los esquemas y procedimientos nacionales vigentes de evaluación y acreditación. Hemos logrado que el 100% de nuestros alumnos de este nivel se encuentren actualmente realizando sus estudios en programas reconocidos por su buena calidad, lo que constituye un importante logro en materia de equidad educativa que ha sido reconocido por la Secretaría de Educación Pública del Gobierno Federal.

En 2010, se incrementaron también las acciones de movilidad e intercambio académico, los servicios de apoyo a la formación integral de los estudiantes, las actividades de internacionalización de la Universidad, los eventos académicos, culturales y deportivos, los eventos en atención a menores y grupos de la tercera edad, los cursos de educación continua para la actualización de profesionales en activo y los servicios a la comunidad. Como resultado de ello, la población beneficiada se incrementó significativamente, alcanzando la cifra de más de medio millón de personas participantes.

Como un componente imprescindible de la agenda de responsabilidad social universitaria, en el periodo que se informa, se diseñó el contenido del Programa de Sustentabilidad, el cual comprende una serie de componentes y actividades que se han empezado a implementar en las dependencias académicas y administrativas de la Universidad, algunas de ellas en colaboración con organismos nacionales.

Con el propósito de profundizar sobre el contenido de este primer informe de gestión, los invito respetuosamente a ver el siguiente video en el que se presenta un sumario de la intensa actividad desarrollada por la comunidad universitaria en los últimos doce meses, en el marco de los 15 programas prioritarios del Plan de Desarrollo Institucional 2007-2012.

Mensaje de Cierre

Honorables miembros del Consejo Universitario Apreciables miembros de la comunidad universitaria Distinguidos invitados

Las actividades contenidas en el video son tan solo una pequeña muestra de la intensa actividad realizada por profesores, directivos, administrativos y estudiantes orientada al objetivo de hacer realidad que: “En el 2012 la Universidad Autónoma de Nueva León sea la universidad pública de México con el más alto prestigio nacional e internacional”, y con ello la consolidación de una institución socialmente responsable en el cumplimiento de las funciones que la sociedad nuevoleonesa le ha encomendado.

La UANL realiza actualmente su actividad en un contexto cambiante, cada vez más globalizado, por lo que como institución pública está comprometida con el desarrollo social y económico de la entidad, a la vez de estar cada vez más abierta al mundo, practicando permanentemente los valores universitarios. La agenda universitaria con responsabilidad social que he impulsado desde el primer día de mi gestión, significa la adopción de un renovado compromiso público con los intereses generales de la sociedad de la que formamos parte e integra una amplia gama de acciones y procesos cuyo objetivo es responder con oportunidad y efectividad a las necesidades de nuestro entorno con un profundo sentido de ética.

La agenda implica, entre otros, la promoción de los 15 aspectos siguientes: 1. La consolidación de un espacio universitario público de aprendizaje y ejercicio cuidadano; 2. La ampliación y diversificación de las oportunidades de acceso a la Universidad para un mayor número de jóvenes con deseos y capacidad para la realización de sus estudios; 3. El reconocimiento de que la docencia no sólo es una actividad orientada a la formación de ciudadanos y ciudadanas altamente competentes en la dimensión profesional, sino también en la dimensión humana. Por eso, estamos trabajando intensamente en la incorporación de un nuevo modelo educativo más dinámico y motivador tanto para los estudiantes como para los profesores, así como en la adecuación y fortalecimiento de los contenidos curriculares que propicien una educación socialmente pertinente; 4. La igualdad de oportunidades educativas de buena calidad para todos, independientemente de la situación social, raza, género o discapacidad de nuestros estudiantes, así como la atención integral de los mismos desde su ingreso hasta su egreso, considerando la diversidad de perfiles y trayectorias escolares; 5. La promoción y práctica cotidiana de principios, valores y buenos hábitos comunes; 6. La apertura permanente a la evaluación externa de los programas y procesos educativos y académicos, como un medio fundamental para la mejora continua y el aseguramiento de la calidad de las funciones institucionales; 7. La promoción al acceso y distribución del conocimiento socialmente relevante; 8. El fomento al equilibrio entre la generación y aplicación del conocimiento económicamente pertinente con la generación y aplicación del conocimiento social y humanamente pertinente. Para ello ha sido necesario establecer políticas y estrategias adecuadas que promuevan el desarrollo de los programas de posgrado y de los cuerpos académicos, en todas las dependencias del nivel superior, así como el fortalecimiento de nuestro de programa de apoyo a la ciencia y la tecnología; 9. El diseño, implementación y consolidación de nuevos esquemas que potencien y articulen nuestras capacidades para el desarrollo académico, científico, tecnológico así como la innovación, para la aplicación y transferencia del conocimiento generado a nuestro entorno; en particular la consolidación de nuestros sistemas de educación media superior, licenciatura, posgrado e investigación; 10. La contribución a la atención de problemáticas relevantes del desarrollo humano sostenible de la sociedad nuevoleonesa y del país, mediante la vinculación de áreas de conocimiento, el trabajo colaborativo inter y multidisciplinario, la vinculación con diferentes organizaciones de la sociedad civil, los sectores productivo y de gobierno, y la construcción de soluciones plenamente sustentadas en el conocimiento; 11. La promoción, protección y difusión de la cultura en amplios y diversos sectores sociales, en particular en poblaciones en condición de desventaja; 12. La consolidación de la cultura de la mejora continua de la calidad en todos los ámbitos del quehacer institucional, como filosofía para alcanzar altos y reconocidos niveles de pertinencia y relevancia social; 13. El fortalecimiento de los esquemas para la gestión transparente y la rendición oportuna de cuentas a la sociedad y sus representantes sobre el cumplimiento de las funciones universitarias y la aplicación de los recursos públicos puestos a disposición de la Universidad; 14. El desarrollo armónico permanente de la comunidad universitaria, y 15. La coherencia entre el discurso y la práctica académica de los universitarios.

En el 2011, seguiremos focalizando esfuerzos para cumplir con la agenda de responsabilidad social universitaria, lo que nos permitirá seguir construyendo el andamiaje necesario para sustentar la consolidación de una universidad pertinente y de calidad, acorde con las demandas de la educación superior en la sociedad del conocimiento.

Dos mil diez ha sido un año extremadamente complejo, en el que la severa crisis económica del país y el incremento de la inseguridad, han puesto en grave riesgo el desarrollo institucional sostenido.

En este contexto, proteger el valioso patrimonio institucional construido por muchos universitarios a lo largo de años y continuar desarrollando las funciones de docencia, investigación y preservación y difusión de la cultura, con el más alto grado de relevancia y trascendencia social, ha requerido de todos los universitarios un gran esfuerzo, creatividad, responsabilidad y compromiso, así como el apoyo de los gobiernos estatal y federal, de nuestros consejos consultivos y de diversas personas y organismos nacionales e internacionales.

Gracias a ello estamos logrando que el desarrollo y buen cumplimiento de las funciones y actividades universitarias no se vean afectadas, así como la fortaleza de su vida intelectual y cultural.

Ante la coyuntura actual adversa para el desarrollo institucional sostenido, convoco a la comunidad universitaria, a continuar trabajando de manera armónica y solidaria, así como a redoblar y sumar esfuerzos en el objetivo de lograr nuestras metas compartidas.

Hoy, más que nunca, el trabajo colaborativo y el desarrollo de nuestros programas institucionales prioritarios, con los más altos estándares de calidad, es la mejor estrategia que podemos implementar los universitarios para continuar contribuyendo de manera oportuna y eficaz a la mejora continua de los niveles de desarrollo humano de la sociedad nuevoleonesa.

Por mi parte, ratifico ante ustedes mi determinación de entregar mi mayor esfuerzo y capacidad, en el objetivo de unir voluntades en el desarrollo de un trabajo conjunto y compartido para hacer realidad las muy relevantes aspiraciones institucionales plasmadas en la Visión UANL 2012.

Estoy comprometido con la educación superior como bien público y como motor básico del desarrollo, y con la consolidación de una universidad que contribuya de manera oportuna y eficaz, a través de su agenda de responsabilidad social, a la construcción de una sociedad más justa, pacífica, democrática, diversa y sostenible, en la cual prevalezcan y se practiquen permanentemente, entre otros, los valores de equidad, solidaridad, justicia social, paz, tolerancia y un diálogo permanente para reconocer diferencias y construir consensos.

Señor Gobernador: agradezco el apoyo permanente que su gobierno otorga a la Universidad para el buen cumplimiento de las funciones institucionales. Por nuestra parte, le reiteramos el compromiso de continuar aportando iniciativas pertinentes y de calidad para la atención oportuna de problemáticas relevantes del desarrollo social y económico del Estado y nuestro interés y voluntad de seguir participando activamente en los proyectos que usted impulsa para mejorar el nivel de desarrollo humano de la sociedad nuevoleonesa.

Agradezco también al gobierno federal, a los legisladores federales y estatales, a los integrantes de los Consejos Consultivos y de la Fundación UANL y a la sociedad nuevoleonesa en general, su apoyo durante 2010 para el desarrollo de nuestros proyectos académicos.

Particularmente deseo resaltar el valioso soporte de la ANUIES a través del Dr. Rafael López Castañares, quien mediante un esfuerzo sostenido ha mantenido el espíritu de la asociación y se han logrado significativos frutos de sus gestiones, lo que se traduce entre otros, en importantes apoyos financieros que facilitan el desarrollo de las instituciones educativas en el país.

De manera muy especial también quiero referirme al apoyo recibido de la Secretaría de Educación Pública a través de la Subsecretaría de Educación Superior encabezada por el Dr. Rodolfo Tuirán Gutierrez, quien siempre atento a las necesidades de nuestra universidad, tiene la respuesta oportuna y eficaz, alineada al Programa Nacional de Educación y respetando el plan de desarrollo institucional. Muchas gracias por hacer equipo con nosotros.

Reconozco también la colaboración y compromiso del Sindicato de Trabajadores de la Universidad en la construcción de relaciones cordiales y de un clima laboral adecuado para realizar la tarea que nos hemos fijado.

Mi especial agradecimiento a todos mis colaboradores: secretarios, jefes centrales y a los directores de escuelas y facultades, por su trabajo siempre oportuno y de calidad. No podría terminar sin agradecer la asistencia a este acto de mi familia, en especial de mi esposa Lupita, de mis hijos y nietos; reconozco y aprecio el apoyo invaluable de mi esposa con quien he vivido la fascinante aventura de compartir la vida familiar y universitaria, impulsando siempre mi desarrollo personal y profesional, lo que me ha permitido el desarrollo de una gestión eficaz. Gracias Lupita.

Soñar una universidad socialmente pertinente no es difícil, lo difícil es convertir los sueños en realidad. El trabajo realizado por los universitarios durante 2010 da cuenta de que estamos recorriendo el camino correcto para lograr este propósito.

Estoy consciente que la tarea por realizar es enorme y compleja. Sin embargo, mucho vale la pena seguir desplegando nuestro mayor esfuerzo y creatividad en el relevante y noble objetivo de formar ciudadanos globales e íntegros, constructores de sistemas sociales inclusivos y justos, con capacidad para entender holísticamente la realidad, para participar en el desarrollo de su comunidad y para reconocer, entender y respetar diferentes culturas; y en la consolidación de una universidad ampliamente reconocida, nacional e internacionalmente por su pertinencia social y que sea motivo de orgullo de los mexicanos.

Estoy seguro que en los próximos años seguiremos contando con el apoyo y simpatía de muchos en esta tarea.

Universitarios, sigamos alentando la flama de la verdad, hagamos de la educación nuestra principal fuerza para vencer los retos que la sociedad nos presenta, demostremos con nuestro proceder que la Universidad Autónoma de Nuevo León es la Máxima Casa de Estudios de Nuevo León, teniendo como dijera Eusebio de la Cueva “Mi raza como norma y la humanidad como horizonte”. ¡Viva la Universidad! ¡Viva Nuevo León! y ¡Viva México!

Herramientas personales