Los valores surgen de una crisis

De WikiNoticias UANL

4 de octubre de 2006

“Los valores surgen de una crisis, si no fuera por la crisis no reflexionaríamos en los valores", aseveró Juan Gerardo Garza Treviño dentro del Foro Universitario de Salud Integral.

¿Los valores saldrán de la crisis en que se encuentran o es sólo una meta utópica?

Esta pregunta se realizó durante el Foro-Panel “Los valores en la familia, la sociedad y la comunidad universitaria”, que se llevó a cabo dentro del Foro Universitario de Salud Integral convocado por la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) y el Consejo Consultivo Ciudadano de Seguridad Pública y la Secretaría de Educación Pública.

La interrogante la contestó Juan Gerardo Garza Treviño, catedrático de Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey:

“Los valores surgen de una crisis, si no fuera por la crisis no reflexionaríamos en los valores; la utopía se piensa como algo inalcanzable, pero en la vida y en los humanos hay utopías que se vale tener, son aspiraciones válidas porque la dirección de nuestra vida cambia. La primera crisis del hombre aparece cuando se pregunta qué estilo de vida quiero seguir y cuando se pregunta qué es la vida”, dijo a los jóvenes.

URGE UNA EDUCACIÓN EN VALORES

Lamentó Juan Gerardo Garza Treviño que los mexicanos piensen que “la vida es suerte”, porque no es así, ya que no se asume la crisis que significa definir la vida; otra condición típica del mexicano es que “la vida es destino”.

“La crisis que debemos asumir en relación a los valores es que la vida no es suerte ni destino –factores que no controlamos-, sino que es un proyecto, es definir cómo queremos vivir; crecemos y nos desarrollamos en la vida como entes aislados, sino relacionados con los demás”, dijo en su participación.

Garza Treviño, catedrático de amplia experiencia, aseguró que el rendimiento escolar no evalúa en la época actual los valores, se evalúa quizá una cierta retención de conocimientos; por eso urge replantear esa dimensión de las evaluaciones.

“Hay una cultura de evaluación y coevaluación que se refiere a su comportamiento en todo un semestre, que yo le llamo profesionalismo, es decir, que el alumno se haga responsable, un rendimiento oficial de evaluación es ese; en el campo de valores tiene que ir al ángulo más importante, a la auto evaluación que cada joven debe hacer, que haga conciencia y se evalúe de manera crítica si cumplió o no los objetivos”, destacó.

Insistió ante la audiencia, integrada por los consejeros y representantes estudiantiles de la UANL, que en la vida se aprende con procesos de auto evaluación, porque así es como se llega a la madurez.

“La principal auto evaluación es la revisión personal; debemos ser persistente insatisfechos, para crecer profesional y personalmente, es el mejor reto que podemos tener”, aconsejó a los jóvenes.


Herramientas personales