Los boom literarios están supeditados al mercado

De WikiNoticias UANL

8 de mayo de 2008

Además de repartirse mil libros entre el público asistente en la Capilla Alfonsina, la doctora Diana Palaversich habló del boom comercial de la llamada “nueva narrativa del norte de México” que incluye a autores como Eduardo Antonio Parra, Cristina Rivera Garza, David Toscana, Élmer Mendoza y Luis Humberto Crosswhite.

Con motivo del Día Internacional del Libro se conjuntaron los esfuerzos de la Secretaría Académica y la Capilla Alfonsina Biblioteca Universitaria a fin de fomentar la lectura y acercar a las nuevas generaciones a la literatura mexicana.

Por ello se llevó a cabo, el 23 de abrilde 2008, la conferencia “La nueva narrativa del norte: derrumbando fronteras en la literatura mexicana” impartida por la doctora Diana Palaversich, catedrática de la Universidad de New South Wales, en Sydney, Australia.

Ella abordó durante más de una hora el boom comercial de la llamada “nueva narrativa del norte de México”; destacando la importancia de esta narrativa, además problematizó el concepto de literatura regional en tiempos de la globalización.

Palaversich puntualizó cómo los trabajos realizados por escritores de la talla de Eduardo Antonio Parra, Cristina Rivera Garza, David Toscana, Élmer Mendoza y Luis Humberto Crosswhite, todos ellos autores de editoriales transnacionales, marcan una gran diferencia con la literatura del centro.

La doctora de origen croata señaló que hasta este mes de mayo de 2008 los boom literarios están supeditados al mercado, cuando antes esto no sucedía, reiterando lo preocupante que esto le resulta.

“Hoy en día es el mercado, las editoriales son las que deciden a quién se le van a entregar los premios importantes, muy diferente a algunos años atrás cuando eran los críticos los que decidían esto.”

La catedrática universitaria resaltó que este escenario literario de la llamada literatura del norte o fronteriza comenzó alrededor de 1998 cuando los cinco autores mencionados lograron llamar la atención del centro, por lo mismo no puede considerarse un boom general.

En estos días las editoriales transnacionales funcionan al igual que empresas capitalistas; mientras en México se habla de literatura del noreste para referirse a la literatura regional.

Recordó que aún no se aborda de manera directa la otra frontera, la del el sur, en donde también se desarrollan temas de gran importancia.

Entre los temas característicos de la literatura de la frontera se encuentra el conflicto ente los cárteles por lograr el territorio para el paso de mercancías, la frontera como un universo externo y cosmopolita, el lenguaje popular, las peripecias de los personajes en busca del sueño americano, rescate de las costumbres y los personajes de la región.

“Las grandes editoriales han tenido esa idea de que América Latina sufre de violencia y de que aquí van a salir esos libros que nos van a hablar de las dictaduras o los sufrimientos, pero no hay nada como el tema del narco, considerado una continuación de lo que pasa en la tele”, dijo.

Finalmente señaló que este tipo de literatura un tanto marginal es sana porque ayuda a vivir en un mundo más democrático.

Por su parte Minerva Margarita Villarreal señaló que esta literatura parece sólo referirse a la narrativa, dejando a la poesía a un lado, tema que a ella en particular involucra por su vocación.

Al término de la conferencia se obsequiaron más de mil libros de diferentes títulos para quienes acudieron a la Capilla Alfonsina, donados para este evento por la Dirección de Publicaciones de la Secretaría de Extensión y Cultura de la UANL, el Fondo de Cultura Económica, el Consejo para la Cultura y las Artes de Nuevo León, el Fondo Editorial Nuevo León y el Comité Regional Norte de la Comisión Mexicana de Cooperación con la Unesco, A.C.

También hubo libros de autores clásicos adquiridos por la Secretaría Académica especialmente para ser repartidos entre el público esperando sean aprovechados por nuevos lectores.

Además de la catedrática, en el presidium se contó con la presencia del secretario académico, doctor Ubaldo Ortiz Méndez, y de la maestra Minerva Margarita Villarreal, directora de la Capilla Alfonsina Biblioteca Universitaria.

Herramientas personales