Ligan en obra de teatro a Edipo con la violencia contemporánea

De WikiNoticias UANL

26 de mayo de 2006

Sin apartarse del mito tradicional de la fragilidad del ser humano frente a las inexorables fuerzas del destino, Sergio García vincula la peste que destruye a Tebas con la violencia que descompone la sociedad actual en el nuevo montaje del Taller de Teatro Experimental.

Para los espectadores de Edipo en la Atenas del siglo V, los personajes y el argumento debieron resultarles familiares debido a que la historia que aparece en escena estaba tomada del fondo legendario de la mitología griega.

Sin embargo, para el público actual, aquellas historias del acervo de la época clásica parecieran resultar no muy comprensibles. Cuando Sergio García tomó el texto se preguntó si Edipo podía tener algún valor real para el espectador moderno y responder esa pregunta fue su principal reto para el segundo montaje del Taller de Teatro Experimental de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

Lo primero que hizo fue encontrar una traducción de la tragedia de Sófocles que le permitiera “meterle mi mano personal en cuanto a dramaturgia para hacerla más accesible al público, sin perder su calidad literaria y humana.

“Cada traducción, y yo leí como seis diferentes, expresan una misma cosa de forma que pareciera que son opuestas, entonces elegí la más adecuada para presentarla al público sin que perdiera la esencia del texto”.

García con esa libertad que ofrece el taller teatral se puso a experimentar, lograr que un texto escrito hace dos mil años fuera dicho por los actores de una forma sencilla, sin sofistificación de lenguaje.

Luego, despojarla de la concepción profundamente religiosa donde el hombre está en constante coloquio con la divinidad, al presentar a oráculos y adivinos como personas normales con un amplio conocimiento de su medio social y la capacidad de ejercer control.

Los personajes visten trajes que remiten a las imágenes de la mafia, que dan no sólo un marco contemporáneo a la complicada y enrevesada historia de crímenes, odios y amores; sino que, con el fin de acercarla al público, le otorgan nuevos significados.

Y es que García se aventura a modificar o incorporar signos, por ejemplo, la muerte del rey Layo amenaza a través de una peste destruir la ciudad de Tebas mientras no se encuentre y se castigue a los asesinos.

“Para mi la peste de nuestra época –dice el director– es la inseguridad, la violencia y la desintegración social”.

García propone el significado de la obra desde el inicio con el inquietante ulular de sirenas o por medio de una sospechosa maleta plateada que, sin revelar su contenido, alude a los negocios del narcotráfico.

Sobre todos estos elementos nuevos, García no se aparta del mito tradicional de la fragilidad del ser humano frente a las inexorables fuerzas del destino; sin importar cuántos empeños intente por obstaculizarlo, la prosperidad es ilusoria.

El acercamiento no fue propiciado sólo a través de una adaptación contemporánea de la tragedia griega, sino también físico, cuando el público ocupa su lugar en el escenario del Teatro Universitario, viviendo el drama desde adentro.

En este trabajo participaron Oswaldo Villanueva como Edipo, Janina Villarreal, Yocasta; Luis Felipe Ibarra, Creonte; Alberto Ontiveros, consejero; Antonio Craviotto, Tiresias y campesino, David Herz, Lazarillo de Tiresias y como actor invitado Pedro Rivera, mensajero.

¿Se ha mantenido en esta línea de acaecer los clásicos al público de hoy?

Es una obligación de nosotros los teatristas acercar las obras al público, ya sea con las obras o con el montaje, porque el espectáculo teatral solamente se da en el momento en que los actores están ante el público, en ese momento de aquí y ahora se tiene que acercar la obra para que tenga un significado directo sobre él.

Cuando me empecé a meter realmente con los clásicos que implican estudios de meses, ha sido a través del Taller de Teatro Experimental, porque me permite tener el tiempo necesario para preparar el texto y el montaje, pensar, reflexionar, buscar los actores y trabajar con ellos. Eso solamente en el taller lo puedo hacer.

García tomó la función del Festival Alfonsino, la noche del lunes 22 de mayo como un pre estreno que le permitió observar la reacción de la gente ante el experimento para, a partir de ello, realizar los ajustes con miras a la temporada contemplada para la apertura del Centro Cultural Universitario Colegio Civil.


Herramientas personales