Libera Laura González sus palabras al viento

De WikiNoticias UANL

10 de noviembre de 2006

n el evento se encontraban los padres de la autora, Marcela Ling y César González; Armando Fuentes Aguirre “Catón”, quien fue el presentador del libro y el Rector de la Máxima casa de Estudios, José Antonio González Treviño.

Laura González Ling, ha pesar de sufrir parálisis cerebral, ha demostrado que éste no es un impedimento para cumplir sus sueños y ahora presenta su segunda obra, editada por la Dirección de Publicaciones de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) y titulada “Palabras al viento”.

En el evento se encontraban los padres de la autora, Marcela Ling y César González; Armando Fuentes Aguirre “Catón”, quien fue el presentador del libro y el Rector de la Máxima casa de Estudios, José Antonio González Treviño.

Armando Fuentes Aguirre indicó que era un honor presentar el libro, y agregó “Laura está enviando estas palabras al viento, como semilla que se envía al aire, el aire lo llevará a buena tierra y esa tierra buena está en el corazón de ustedes. Leamos este libro y entremos a través de él, en un hermoso corazón, el corazón de Laura”.

Laura, quien escribe desde los seis años, expresó sentirse muy orgullosa “porque es una de las áreas en la que yo siento que me puedo liberar y puede ser una de las fuentes en las que me desarrollo mejor”, para ella, escribir significa desarrollar sus sueños en papel.

“Es un honor que la Universidad me haya dado la oportunidad de publicar un nuevo libro, que haya tenido la confianza y que mis palabras al viento pudieran ser útiles de alguna manera para transmitir un mensaje positivo”.

Por su parte, el ingeniero José Antonio González Treviño, indicó que este tipo de eventos le permiten a la UANL cumplir con el compromiso de apoyar proyectos como el presentado por la autora.

“Palabras al viento permite descubrir el alma de Laura Cecilia, valiente y cándida, honesta y generosa, es un libro necesario para superar el egoísmo y contagiar el entusiasmo por estar aquí, viviendo, existiendo y compartiendo lecciones de vida. Son la palabras de una mente brillante, sin ataduras, reflejo de una contemplación silenciosa que está alcanzando una sabiduría genuina”.


Herramientas personales